Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

estación de Alta Velocidad ideada en Etxabakoitz

¿Una estación por si la del TAV se retrasa?

Adif invierte un millón de euros para adecuar el actual edificio que, en teoría, debería ser demolido antes de 2019

Pamplona, Alberto Gil - Domingo, 6 de Octubre de 2013 - Actualizado a las 06:06h

  • Mail
  • Meneame
  • Tuenti
Los operarios contratados por CONSA, empresa adjudicataria de las obras en la estación, cambian el pavimento del andén central.

Los operarios contratados por CONSA, empresa adjudicataria de las obras en la estación, cambian el pavimento del andén central. (J. Bergasa)

Galería Noticia

con la incertidumbre de saber qué pasará con el proyecto de la estación de Alta Velocidad ideada en Etxabakoitz, y sin un horizonte temporal claro de cuál será el futuro de la conexión ferroviaria de la capital navarra, Adif, la empresa gestora de las infraestructuras que opera Renfe, ha recibido el visto bueno del Ministerio de Fomento para remodelar la actual estación de la capital navarra, unas obras que implican la inversión de un millón de euros y que no estarán finalizadas hasta el primer trimestre del año que viene.

La pregunta es obvia. ¿Con esta inversión Fomento trata de cubrirse las espaldas ante la posibilidad de que el proyecto de la llegada del TAV se dilate en Pamplona? Desde Adif lo niegan categóricamente: "Estas son unas obras cuyo objetivo es adecuar la estación actual a las necesidades de todos los usuarios incidiendo especialmente en las personas con limitaciones de movilidad". Además, desde la gestora de infraestructuras ferroviarias se recuerda que la llegada de la alta velocidad a una ciudad no tiene porqué implicar la clausura de la estación ya existente. "En Girona, Lleida o incluso en Sants (Barcelona) siguen en funcionamiento las estaciones de ancho convencional que acogen los desplazamientos de cercanías, media distancia, mercancías e incluso trayectos internacionales".

La planificación

Una moneda de cambio

Sin embargo en el caso de Pamplona esto no puede cumplirse. Y es que todo el proyecto de alta velocidad en la capital navarra va ligado a una actuación clave: la eliminación del bucle ferroviario que circunvala desde Zizur, pasando por Etxabakoitz, San Jorge y la Errotxapea, el centro del núcleo urbano. Es más, la financiación de la mayor parte de las nuevas infraestructuras que debían jalonar la llegada del TAV (también denominado TAP, Tren de Altas Prestaciones) estaba proyectado que salieran de la recalificación y urbanización de los terrenos que quedarían libres con la retirada de las vías y el surgimiento de nuevas zonas residenciales en el entorno de la estación del TAV. En total 9.000 viviendas, 7.875 de ellas en Etxabakoitz y 1.125 en San Jorge y Buztintxuri, precisamente en el solar de la actual estación.

Cuestionados sobre este hecho, desde Adif se lavan las manos: "Esa es una cuestión que están negociando el Gobierno de Navarra y el Ministerio de Fomento y cuando quede dilucidada serán ellos los que decidan. Nuestra obligación es mantener y mejorar las instalaciones que ya tenemos para que los usuarios tengan seguridad y accesibilidad a todos los servicios".

De la misma opinión es el concejal de Urbanismo de la capital navarra. Juan José Echeverría (UPN) aseguraba que "lo que me extraña es que estas obras no las hubieran acometido antes porque la actual estación tenía unos problemas enormes de accesibilidad". Cuestionado directamente sobre la posibilidad de que esta actuación implique preparar el terreno ante un posible retraso de los planes del TAV en Pamplona, Echeverría lo negaba categóricamente. "Los planes siguen adelante. La semana que viene esperamos recibir la base del proyecto de reparcelación del entorno de Etxabakoitz que tardará en realizarse dos años (2016), otros dos para iniciar las obras y la estación podría estar lista para 2019".

La realidad

Un proyecto en el aire

Pero la verdad es que esos planes podrían retrasarse después de que, Luis Zarraluqui, responsable de las infraestructuras públicas en el Ejecutivo Foral, reconociera la semana pasada que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la eliminación del bucle ferroviario y la construcción de la nueva estación está caducada. Con ello todo el proyecto, cuanto menos, queda en el aire en cuanto al plano temporal tras tres años sucesivos en los que se retrasan las previsiones. Y es que ahora hay que partir casi de cero: se debe redactar y tramitar una nueva DIA que ha de estar ligada al proceso de desarrollo urbanístico del entorno de Etxabakoitz que tardará, según las previsiones de Echeverría, por lo menos dos años en estar listo.

Esta impresión de retraso inducido la corrobora también un dato concreto: la consignación del Estado para realizar la planificación del TAV en Pamplona se limita a 325.000 euros para 2014.

Y es que la realidad es la que es. En principio, Navarra no tiene asegurado ni que el TAV llegue hasta la Comarca de Pamplona y, según los últimos proyectos presentados, la línea conectaría Castejón tan solo con Campanas, el resto se haría a través del tercer carril. Eso es lo que está claro, a partir de ahí, el resto es un misterio (salvo que la llegada del TAV costará 675 millones de euros de los que Navarra debe adelantar 387).

La financiación

Los números no salen

El hecho de que Adif esté realizando en estos momentos los trabajos de remodelación de la estación de ancho convencional, con un importe tan importante como un millón de euros podría ser indicativo de que, efectivamente, tanto la eliminación del bucle como la nueva estación del TAV pudieran convertirse en proyectos desechables.

Y es que tanto la envergadura de esta actuación como su fórmula de financiación quedan en entredicho en el actual contexto de crisis. Según el diseño del PSIS que data de comienzos de 2010, entre las cuotas de urbanización de los promotores y la venta de los terrenos de Adif se debían costear tanto los gastos de eliminación del bucle ferroviario como la construcción de la nueva estación. Toda la operación estaba valorada en unos 406 millones de euros. Los gastos principales eran los de urbanización, unos 151,7 millones de euros, los pagos de indemnizaciones, unos 139 millones (incluidos los 60 millones del traslado de Inquinasa) y la eliminación del bucle ferroviario (incluida la construcción de la nueva estación), cifrados en unos 110 millones. Todo se pagaría a cargo de cuotas sufragadas por los propietarios de los terrenos a urbanizar. En el caso del bucle y la estación se esperaba firmar un convenio entre el Consorcio del TAP (formado por los ayuntamientos afectados, por el Gobierno de Navarra y por propietarios de terrenos) y Adif que, a través de la recalificación de los terrenos de la actual estación y del trazado de la vía, financiarían la operación. Todo esto ahora queda también en el aire, aunque Echeverria lo niegue: "Los planes no se han cancelado".

la proporción

Una décima parte

Hay un dato que viste también la tesis de que estas obras serían el seguro ante un eventual retraso de los planes del TAV. Y es que la inversión que realiza Adif supone la décima parte de lo que costará la construcción de la parada del TAV. Aunque en un principio la inversión estaba cifrada en 26 millones de euros, finalmente y tras los recortes asumidos por los promotores, la nueva estación costará unos 10 millones. Zarraluqui, consejero de Obras Públicas, negaba de nuevo la mayor: "Los 26 millones iniciales eran una mera previsión económica. Imagino que obedecería a un standard de estaciones que se estaban construyendo en España, con una ambición arquitectónica destacada. No aspiramos a eso, aspiramos a una estación funcional".

La solución

Invertir en la actual estación

Desde Adif nada saben de estas cuestiones. Ellos han fijado una serie de prioridades de actuación en el ámbito de lo que ya gestionan en Navarra y la de adecuar la estación de Pamplona estaba en primer lugar. Básicamente las obras consisten en ampliar los dos andenes con los que ya cuenta el apeadero, elevarlos en altura, readecuar el pavimento y, sobre todo, instalar dos ascensores que permitan el acceso a cada uno de los andenes a las personas con movilidad reducida. "El objetivo de esta actuación es incrementar los parámetros de accesibilidad de nuestras instalaciones".

Las tareas se han dividido en tres fases. La primera, ya finalizada, ha consistido en la ampliación del andén central en dirección norte con el objetivo de que la plataforma alcance los 250 metros de largo y los 68 centímetros de altura desde la cabeza del raíl. "Estas dimensiones permitirán que la estación de Pamplona pueda acoger cualquier tipo de convoy y que el acceso a los vagones se haga según la normativa vigente", explicaban desde Adif.

La segunda fase será ejecutar los mismos trabajos en el andén principal así como extender tanto éste como el central en dirección sur para completar las dimensiones buscadas. "Eso es lo que estamos haciendo ahora a la vez que cambiamos el pavimento en los extremos para colocar baldosas botoneras que servirán, entre otras cosas, para avisar a las personas invidentes de que transitan por el extremo del andén".

La tercera fase, cuya conclusión está prevista para el primer trimestre de 2014, consistirá en la colocación de los ascensores que comunicarán cada uno de los andenes con el paso subterráneo que los une. "Lo que se pretende es que las personas con movilidad reducida no tengan problemas para desplazarse por todo el recinto de la estación".

Esta actuación se complementará con la renovación del mobiliario y el sistema de señalización del recinto de la estación.

votos comentarios
  • Mail
  • Meneame
  • Tuenti

Herramientas de Contenido

Publicidad

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Diario de Noticias se reserva el derecho a eliminarlos.
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • Altzutzate 8, Polígono Industrial Areta, Huarte-Pamplona
  • Tel 948 33 25 33 Fax 948 33 25 18