Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

José Pérez Plano desmiente las acusaciones

La junta de ANFAS se siente víctima "de un golpe de Estado"

Dicen que la denuncia del 'caso Tasubinsa' obedece a una "lucha de poder" porque querían cambiar el Consejo

La intención de la Junta era modificar la composición del órgano decisorio para que Anfas tuviera más representación

Enrique Conde - Domingo, 23 de Febrero de 2014 - Actualizado a las 06:05h

  • Mail
  • Meneame
  • Tuenti
La junta directiva de Anfas con Usue Zulet, en el centro, y el gerente Gerardo Posada (dcha), ayer.

La junta directiva de Anfas con Usue Zulet, en el centro, y el gerente Gerardo Posada (dcha), ayer. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

pamplona - La junta directiva de Anfas, asociación navarra en favor de las personas con discapacidad intelectual y sus familias, celebró ayer una reunión informativa con sus socios en la que dejó patente que la denuncia judicial que afecta a la cúpula directiva de Tasubinsa y a la propia Anfas (que tiene el 78% de la anterior) obedece a una "lucha de poder interna" por hacerse con el control de la mercantil (Tasubinsa). De hecho, uno de los denunciados, Gerardo Posada, gerente de Anfas, dijo que la junta de la ONG no podía admitir que teniendo el 78% del capital de Tasubinsa, "tres profesionales y tres independientes (que son denunciantes y que forman parte del consejo de Administración) dieran un golpe de Estado" merced a "un chantaje".

Para entenderlo hay que atender a la composición del consejo de Administración de Tasubinsa, formado por tres representantes de los trabajadores, tres miembros del Gobierno, tres consejeros de Anfas y uno de Fundosa (la ONCE que posee un 22% de la propiedad), un miembro del patronato de Caja Navarra, otro de la AIN y un último del Club de Marketing. Se trata de una estructura atomizada. Los denunciados atribuyen el conflicto judicial a que ellos tenían intención de recomponer el Consejo para que Anfas ganara presencia y eso podía perjudicar a los denunciados.

Así las cosas, la junta de Anfas confirmó que su intención era tener más asientos en el Consejo de Administración -"no es lógico que seamos propietarios del 78% de Tasubinsa y solo tengamos un 23% (3 de los 13 miembros) del Consejo"-, y más tras conocer que el Gobierno foral quería abandonar los tres puestos que ocupaban. Según ellos, esa intención de cambiar los asientos impulsó a los denunciantes, seis de los cuales son miembros del Consejo y entre los que destaca Rosa Jaso, hermana del director de operaciones de Tasubinsa Pablo Jaso, también consejero, y antigua jefa de Recursos Humanos y gerente de Tasubinsa. Allí estuvo Rosa Jaso hasta que en 2007 dio el salto a la Fundación Can (por ello fue nombrada consejera de Tasubinsa), de donde fue cesada en diciembre de 2013.

Un mes después del cese de Jaso en Can, el 16 de enero, el grupo de denunciantes y los responsables de Tasubinsa se reúnen de urgencia. Los denunciantes piden dimisiones o denuncian. El asunto queda en manos de los abogados, que empiezan a negociar. Los denunciantes quieren la cabeza del gerente José Pérez Plano, de Usue Zulet, presidenta de Anfas y Tasubinsa, y de Gerardo Posada, y que no vuelvan a ocupar cargo en ambas entidades.

La junta de Anfas comunicó a sus socios que los denunciantes exigieron en esas reuniones blindar sus contratos, los de los tres trabajadores de Tasubinsa que son a su vez consejeros así como el del director financiero. De esta forma se les tendría que compensar en caso de despido "que no fuera por cese de actividad de la empresa, baja voluntaria o procedente declarado como disciplinario" con cuatro anualidades de sueldo bruto (por lo tanto entre 180.000 euros, el mínimo, y 231.000 euros, el más alto de los casos) para retirar la denuncia. Algunos de los denunciantes cobran entre 45.000 y 57.000 euros al año. La presidenta de Anfas y Tasubinsa, Usue Zulet, no cobra nada y el gerente denunciado, Pérez Plano, tiene una remuneración de 70.000 euros. Ante dicha cláusula, la junta de Anfas afirmó que "no podíamos ceder al chantaje". Sí estaban dispuestos, por las actuaciones del gerente, a que Pérez Plano dimitiera siempre y cuando también lo hicieran Pablo Jaso y el director financiero de Tasubinsa. Se cruzó una última oferta de los denunciantes en la que podían aceptar incluso un despido improcedente de Pérez Plano siempre y cuando se marchara junto a Zulet y Posada. Pero el asunto estalló. Y la juez ahora decidirá.

votos comentarios
  • Mail
  • Meneame
  • Tuenti

Herramientas de Contenido

Publicidad

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Diario de Noticias se reserva el derecho a eliminarlos.
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Publicidad

Información relacionada

Publicidad

Publicidad

Últimas Noticias Multimedia

Publicidad

Publicidad

  • Altzutzate 8, Polígono Industrial Areta, Huarte-Pamplona
  • Tel 948 33 25 33 Fax 948 33 25 18