Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Algo huele mal en la estación de tren de Iruña

El Vestíbulo y el túnel que conecta los andenes Emanan un olor a cloaca desde hace aproximadamente un año

Un reportaje de Nazareth Bernhardt | Fotografía Patxi Cascante - Jueves, 16 de Abril de 2015 - Actualizado a las 06:06h

  • Mail
Un tren aparcado en la estación de Renfe de la capital navarra.

Un tren aparcado en la estación de Renfe de la capital navarra. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Nada más entrar a la estación de Renfe de Pamplona, un olor a cloaca se cuela por las fosas nasales. Lo mismo ocurre, aunque con más intensidad, al adentrarse por el paseo subterráneo que conecta los dos andenes del lugar. Una situación que, según denuncian pasajeros habituales, se repite varios días de la semana desde hace aproximadamente un año. Las causas que alega el personal de la estación apuntan a diferentes caminos: unas obras recientes, por un lado; olores externos, por otro. Algunos días, el aroma se percibe más fuerte; otras veces es imperceptible. “No sabemos si depende de la humedad, del viento, el calor...”, comentó ayer un trabajador. Según explicaron desde la cafetería, “a veces llegan olores bastantes malos por el matadero, pero el de ahora solo se siente dentro”.

OBRAS DE MEJORA En febrero de 2013, Adif (la empresa pública encargada de la construcción y explotación de las vías ferroviarias) desembolsó un millón de euros con el objetivo de mejorar el acceso a los andenes: estos se prolongaron y recrecieron y se construyeron dos ascensores que para descender al paso subterráneo. Además, se aprovecharon las obras para mejorar las canalizaciones y sanear toda la instalación. Pero durante los trabajos, y según explicaron ayer algunos trabajadores, se rompieron las cloacas. “No sé si se han arreglado mal, pero creemos que el olor viene de ahí”, señaló un empleado.

Encargados de la estación eludieron ayer responsabilidades y apuntaron a que el problema viene dado por “cosas externas a la estación; huele a campo abonado”. “Los olores se sienten solo algunos días y no desde hace tanto tiempo”, subrayó un responsable. No obstante, lo cierto es que el tufo solo se siente en el vestíbulo de la estación de trenes; ni en la explanada de entrada ni en el andén.

“He notado el olor y por eso he salido”, explicó una pasajera habitual, Inés Migliaccio. Por el olor también esperaban la llegada del tren sobre el andén una mujer y sus dos hijos. “La peste es insoportable, es una vergüenza la estación de trenes que tenemos en Pamplona”, apuntó ella.

Desde Adif destacaron ayer que “no hay registrada ninguna queja al respecto, pero se revisarán las instalaciones y, si se detecta algún problema, se tomarán medidas para corregirlo”.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad