Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La CHE expropiará a los desalojados de Yesa a finales de año e indemnizará en 2016

Alcanza un preacuerdo con las 102 familias afectadas en las dos urbanizaciones
El desalojo preventivo se produjo hace 40 meses tras apreciarse la inestabilidad de la ladera

Enrique Conde / Unai Beroiz - Martes, 16 de Junio de 2015 - Actualizado a las 06:11h

  • Mail
Vista de la ladera de Yesa, con la urbanización Lasaitasuna al fondo.

Vista de la ladera de Yesa, con la urbanización Lasaitasuna al fondo. (Beroiz)

Galería Noticia

  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona - En febrero de 2013 fueron desalojados de sus viviendas porque la ladera bajo sus pies se abría en canal. La inestabilidad del terreno era manifiesta y la CHE había callado hasta entonces. El aviso llegó un viernes a la tarde, en plena nevada, un día de perros que no hacía presagiar nada bueno. Han pasado más de dos años de aquello y, por fin, los vecinos desalojados de la urbanización Lasaitasuna de Yesa, 82 familias en total, empiezan a ver la luz.

Lo mismo ocurre con la veintena que vivía en el Mirador de Yesa, para los que se ha fijado otra indemnización. Llevan un buen drama a sus espaldas y eso no tiene pinta de saldarse con dinero; para lo que son puramente números, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y, por extensión, el Ministerio de Medio Ambiente, alcanzaron hace 20 días un preacuerdo con los propietarios (desalojados y no desalojados) de Lasaitasuna. En un inicio, la CHE calculó en 23,6 millones las indemnizaciones para las familias afectadas.

compensación según tipo de casa En el mismo documento, respaldado de forma individual y en sentido unánime por todos los vecinos de la urbanización, se fija la indemnización que corresponde a cada vecino por sus viviendas y parcelas, que, como consecuencia del expediente de expropiación que se va a iniciar tras haber sido aprobada recientemente la adenda al proyecto de recrecimiento del embalse, serán ocupadas por la CHE mediante la suscripción de las actas de ocupación en el próximo mes de septiembre si bien dispondrán de un plazo de tres meses para que los que eran sus propietarios puedan sacar de allí todas las pertenencias que deseen.

Además, en cuanto al cobro del resarcimiento, los vecinos esperan que a mediados de 2016 se reciba el único pago en el que se les abonará la compensación. En cuanto a las cantidades, los vecinos serán indemnizados por varios conceptos para que sus domicilios pasen a manos de la Confederación. En primer lugar se estipuló como punto de partida la valoración de cada vivienda efectuada según lo fijado por el Departamento de Hacienda del Gobierno de Navarra a efectos de la gestión del impuesto de transmisiones patrimoniales según valores del año 2006.

Se mueven en una horquilla de entre 1.100 euros y 1.400 euros el metro cuadrado construido. Hay que tener en cuenta que en la urbanización Lasaitasuna había inmuebles de muy diversa tipología, desde apartamentos de 60 metros cuadrados, hasta otras viviendas con zona ajardinada propia y cuatro alturas que se podía ir hasta los más de 300 metros cuadrados. Para hacerse una idea, el cálculo resultante es que en una vivienda media de 115 metros cuadrados construidos, con 90 metros útiles, la indemnización oscila entre 135.000 y 145.000 euros. A pesar de tratarse de unas cantidades ahora mismo por encima de mercado con carácter general, obviamente estas cifras no va a compensar en la mayor parte de los casos la pérdida sufrida.

servicios comunes y desalojo En Lasaitasuna los 82 propietarios tenían a su vez cada uno su parte propia en los servicios comunes, como zonas deportivas, piscina, calles o farolas. El terreno era de todos ellos y por eso se ha fijado también una indemnización de en torno a 10.500 euros por cada vivienda por su participación en los elementos comunes. 
A ello hay que sumar otra cantidad catalogada como daños y perjuicios debido a la imposibilidad de disponer de su vivienda de los vecinos que salieron a la fuerza de sus domicilios por encontrarse en zona de riesgo y tuvieron que ser realojados todo este tiempo en otras viviendas, la mayoría de alquiler. Se concreta una cantidad en torno a 500 euros al mes para ellos; mientras que será menor para aquellos vecinos que no han sido desalojados y pudieron seguir visitando sus casas al encontrarse estas dentro del perímetro de seguridad fijado por la CHE. En el preacuerdo alcanzado también hay otras cantidades por las labores de mudanza, gastos de mantenimiento y gestión de la crisis y en torno a un 10% por encima del valor de las viviendas se concede por las afecciones y daños morales causados a los perjudicados a los que van a expropiar sus viviendas. 


Este acuerdo tan amplio, tras meses de reuniones, ha dejado una sensación agridulce entre los vecinos. Al menos tienen la sensación de que su batalla no ha sido en vano. “Se ha discutido rosal por rosal”, dice uno de los firmantes, conscientes de lo complicado del escenario previo a la llegada del acuerdo, pero para un número importante de propietarios nada puede compensar por la desaparición forzosa del lugar de reunión familiar y vecinal por antonomasia que ha sido básico y punto de referencia en su vida y en la de sus hijos y nietos.

El Post-it

El ingeniero del recrecimiento es el presidente de la CHE. El que era director técnico de la obra del recrecimiento de Yesa, Raimundo Lafuente Dios, ha sido designado como presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, un nombramiento que Yesa + No y Río Aragón califican de “oscurantista y arbitrario” para el “máximo responsable de un desastre”. Su antecesor, De Pedro, se presentó a alcalde de Zaragoza por el PAR.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Últimas Noticias Multimedia

Publicidad

Publicidad