Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Un Riau riau popular de 'sofoco'

Acompañados por la banda municipal La Pamplonesa, los cientos de congregados han bailado y cantado a los sones del Vals de Astráin desde la Plaza del Ayuntamiento hasta la iglesia de San Lorenzo. Son ya 18 los años en los que la iniciativa popular ha conseguido celebrarlo de alguna manera para evitar así que se pierda definitivamente

Un reportaje de Myriam Ojuel Herreros - Lunes, 6 de Julio de 2015 - Actualizado a las 19:42h

Cientos de personas se han dado cita esta tarde pese al intenso calor para celebrar el "Riau riau" convocado un año más por la Peña Mutilzarra.

Cientos de personas se han dado cita esta tarde pese al intenso calor para celebrar el "Riau riau" convocado un año más por la Peña Mutilzarra. (EFE)

Galería Noticia

  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

PAMPLONA. con las manos en alto y al ritmo de La Pamplonesa, centenares de personas, jóvenes, padres y niños, y abuelos, cantaron el Riau-riau, como cada 6 de julio a las 18.00 horas en la plaza Consistorial, con la emoción que provoca este Vals de Astráin con el comienzo de “las fiestas de esta gloriosa ciudad, que son en el mundo entero, unas fiestas sin igual”.

Una vez más, y desde hace 18 años, no fue un acto oficial, pero la peña Mutilzarra consiguió cubrir, de manera popular, el hueco que se queda en el programa. A pesar de las altas temperaturas, el Vals de Astráin llegó hasta la iglesia de San Lorenzo, donde a últimas horas de la tarde se celebraron las Vísperas.

Este acto no es lo mismo sin la presencia de Jesús Mari Gabari, el pamplonés que desde hace 30 años se encarga de dar vida a este momento tan simbólico de San Fermín. Como cada año, se colocó en la puerta del Ayuntamiento desde las 15.00 a las 24.00 horas tratando de animar a todo el mundo a que tuviera la experiencia de escuchar el Riau-riau en directo. Durante todo el año, no solo invierte tiempo en este acto, sino que además dinero. Más de 1.000 euros se ha gastado este año en pegatinas, la letra de la canción y camisetas con el Riau-riau que ayer fueron repartidas por Jesús Mari con el objetivo de que esta tradición no se pierda. “Estás asustado, tu vida va en ello pero alguien tiene que luchar por el Riau-riau, no hay tregua por el Riau-riau”, cantaba Gabari.

Esta tradición, a pesar de sus idas y venidas desde inicios del siglo XX, es uno de los momentos más emblemáticos de estas fiestas pero no solo para los pamploneses. “Es increíble, cuando la gente canta chunda, chunda, es lo más emocionante de este día 6”, expresó un joven de Tutela que lleva muchos años repitiendo esta experiencia y aseguró que incluso a las personas de fuera pone los pelos. El Riau-riau no fue la única expectación, ya que Gabari también levantó la curiosidad de todos los que se acercaron a la plaza del Ayuntamiento y debido a que es una figura habitual en este acto, muchos le pidieron sacarse una foto con él. “Es cita obligada venir año tras año a ver que este señor sigue aquí y cuando falté, el Riau-riau dejará de ser lo mismo”, declararon un grupo de chicas de Andosilla. Del mismo modo le saludó otro hombre que se acercó a él diciéndole: “Feliz Riau-riau, otro año más y espero que sea por muchos más”.

Esperanza Las personas fieles a este acto mostraron ayer su esperanza para que el año que viene el nuevo Ayuntamiento haga oficial el Riau-riau. “Se dice que el nuevo alcalde ha dicho que el año que viene va a salir la Corporación”, comentó Jesús Mari Gabari, sin embargó añadió que de ser así las intenciones, “le parece una falta de respeto que Joseba Asirón no se haya puesto en contacto con él”. A su vez, afirmó que le gustaría que para el año que viene se hiciera oficial. “Si los representantes políticos van, los acompañaré y sacaré a bailar a alguna concejala”, expresó Gabari. A su vez, otro pamplonés expuso que para los que el Riau-riau es un momento importante, tienen preocupación para que se siga celebrando cada año y tienen expectativas en que el nuevo ayuntamiento colabore con el objetivo de que no se pierda. “Veremos a ver que pasa el año que viene, pero ojalá que las intenciones estén dirigidas a que vuelva a ser oficial” declaró.

Sin embargo, hay otros que opinan que vuelva a ser oficial siempre y cuando se respete el acto y no provoqué conflictos. “El problema de que sea oficial es que la gente no respeta porque lo asocia con la política”, explicó Amaia, una joven de Pamplona. Por ello, prefiere que siga siendo el acto organizado de manera popular porque cree que se respeta más al no tener un motivo político. Respecto a las posibilidades de que el año que viene vuelva a ser oficial, aseguró que no le importa si no conlleva tensiones que haga que se acabe.

Herramientas de Contenido