Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

feria del toro | la crónica

Tomasista Alberto López Simón

El joven torero madrileño corta tres orejas y sale con fuerza a hombros por la Puerta Grande del Encierro
Preciosa y muy seria, aunque algo sosa, corrida de Jandilla, que puso en evidencia a Pepe Moral y, más aún, a Juan José Padilla

por manuel sagüés - Miércoles, 8 de Julio de 2015 - Actualizado a las 06:09h

Pase por alto de remate de la triunfal faena de López Simón ante el sexto toro de Jandilla, de nombre ‘Farruca’.

Pase por alto de remate de la triunfal faena de López Simón ante el sexto toro de Jandilla, de nombre ‘Farruca’. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

PAMPLONA - Alberto López Simón es el gran triunfador del ya casi tercio de abono. Cortó tres orejas y salió a hombros por la Puerta Grande del Encierro. Honor merecido aunque con una oreja de más, la que el debutante Asiron le regaló desde el palco como segundo trofeo del sexto toro de la muy bien presentada corrida de Jandilla.

El día del santo copatrón fue perfecto por todo, incluido el calor que dio tregua, el paseíllo sinigual y el Himno de las Cortes de Navarra que acalló pitos y aplausos; diferencias, cosas de la vida y de la redondez democrática, que cambiaron de ubicación. El ¡hola don Pepito! ¡hola don José!; fue esta vez ¡hola don José! ¡hola don Pepito!. El caso que entre pepitos, josés y josebas se coló con aire tomasista y valor a raudales el mozo del pueblo del aeropuerto madrileño para, con la inercia isidril y este colosal demarraje pamplonica, tomar pronto vuelo alto.

Lo peor para los compañeros de terna fue que les puso en evidencia. Bueno, más que evidente era que Padilla solo venía de disimule a su primera tarde en el serial, guardando los cartuchos, artificios y bucaneradas para la siguiente. Y Pepe Moral quiso y no pudo. Mas lo intentó ante el quinto, con el que se pegó un arrimón más que voluntarioso, pero que no sirvió para casi nada. En su primero, un Centurión segundo, no consiguió nada en limpio y sí emborronó su puesta en escena con una sarta de verduguillos. Con el fastuoso Fastuoso, torazo corrido en quinto lugar lo intentó con todos sus argumentos: no valió. En sus dos faenas de mulete no le asistió la templanza. Mató a Fastuoso de media hábil atravesada que provocó un feo vómito.

De Padilla no sé si merece la pena decir más. Si acaso, una cosa bastante ful: mandó pegar la de Caín a Galán, el cuarto, para hacer la de el toro se paró y no dió opciones porque se defendía con peligro. Fue sosico, pero Galán ni se paró ni tuvo peligro. Así las cosas, el jerezano tuvo que improvisar un algo que ya no estaba programado. Muy mal Padilla. Y el personal ni dándose cuenta que no quiso banderillear a ese bendito jandilla.

Si se pudiera apostar en miapuesta.com por resultados taurinos una vez hecho el paseíllo, hubiera sido fácil ganar unos maravedíes navarros yendo por López Simón. Bueno, ya venía con la tasa algo baja por maravedí por sus éxitos de los madriles, pero la forma de venir vestido, andar y estar ya auguraba felicitaciones. El joven diestro, con un aire indisimuladamente tomasista, vino a triunfar con los argumentos a partes iguales del valor y la inteligencia. El valor del toreo de verdad que busca el pitón contrario, enseña las puntas de los dedos de los pies e incide en el cargar la suerte un aire antes que el embroque. Su lote de jandillas, Delta y Farruca subieron la nota del resto pero porque López les arrancó todo lo que tenían. Caras sueltas que se dice ahora tuvieron casi todos los toros de la función, pero también importancia por su trapío y nobleza huera de malos gestos. La apertura de faena a Farruca de frente y a pies juntos, además de bella, enseña intenciones de ser torero algo más que importante. Y los arrimones anclando los remos en el piso, tremendo de emoción y verdad. Sí señor.

Herramientas de Contenido