Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Retrato de un encierro en silencio

Sergio Colás, corredor habitual y sordo desde su nacimiento, se convertirá en el protagonista de un documental, dirigido por Carlos Caro, de su experiencia sobre los adoquines.

Un reportaje de Leticia de las Heras | Fotografía Oskar Montero - Domingo, 12 de Julio de 2015 - Actualizado a las 06:12h

Sergio Colás (izquierda), junto al director del documental que habla sobre él, Carlos Caro (derecha), en un balcón de la calle Mercaderes.

Sergio Colás (izquierda), junto al director del documental que habla sobre él, Carlos Caro (derecha), en un balcón de la calle Mercaderes. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

  • Sergio Colás (izquierda), junto al director del documental que habla sobre él, Carlos Caro (derecha), en un balcón de la calle Mercaderes.

Por mucho que uno se tape los oídos, es imposible escapar del bullicio del encierro. Puntuales a su cita, toros y cabestros recorren el Casco Viejo de Pamplona acompañados por cientos de mozos que no cesan de gritar durante los caóticos minutos que dura la carrera. Mimetizado entre el resto de mozos se coloca cada mañana Sergio Colás, aunque para él este estruendo es solo un espejismo reflejado en las caras mudas de sus compañeros debido a su sordera. Quizá esta calma es lo que le aporta la tranquilidad con la que afronta cada encierro, pues los que le conocen destacan el carácter sosegado del corredor frente a las astas.

Una infección tras su nacimiento hizo que Colás, de 34 años, se quedase sordo. Este hecho, aunque no lo ha separado lo más mínimo de la normalidad de una vida anónima, lo convertirá próximamente en el protagonista de un documental. El corto, dirigido por Carlos Caro, se centrará en la experiencia de este corredor en el encierro eliminando a la vez posibles prejuicios hacia las personas discapacitadas. “Sergio debe de ser conocido por ser un corredor buenísimo y no por la muletilla de ser sordo”, enfatizó el director del documental.

Esta normalidad se transparenta en todos los ámbitos de su vida. Durante su preparación para el encierro, por ejemplo, no realiza ningún entrenamiento especial más allá del de cualquier corredor: dormir bien la noche antes de la carrera y tener una preparación física para soportar la velocidad de los astados y poder reaccionar ante cualquier incidencia.

Su discapacidad, lejos de ser un inconveniente, puede llegar a ser una ventaja para él. Privado de uno de los sentidos, le quedan otros cuatro, más agudos aún, y su sordera se convierte en una virtud ante las astas. Según Caro, “lo ha convertido en una herramienta muy potente para poder tener una concentración más alta durante al carrera, evitando cualquier tipo de distracción por los gritos, las conversaciones, o todo lo que pueda pasar a su alrededor.

Carlos Caro destacó de Colás su humildad y algo que, aunque se debería dar por hecho, no siempre sucede así debido a su sordera: que es una persona con una vida totalmente normal. Es por esto por lo que, insistió, en el documental huyen de hablar de la discapacidad, del morbo, para dejar paso a un gran corredor que se enfrenta cada día a los toros de Pamplona.

El protagonista del vídeo no solo ha trabajado delante de las cámaras, sino también detrás. “Sergio no forma parte del equipo, pero en todo momento ha estado ahí aportando ideas y diferentes puntos de vista”, subrayó el director, muy agradecido por la buena disposición del corredor, que les ha facilitado el trabajo en todo lo que ha podido.

Esta implicación, relató Caro, estuvo presente desde el primer momento. “Vinimos con parte del trabajo hecho, con un primer boceto del guion, y su respuesta fue muy positiva y ahora no podemos hacer más que agradecérselo porque nos está ayudando mucho”, declaró.

RealizaciónEste documental es uno de los trabajos realizados por No solo films, una asociación sin ánimo de lucro que promueve la educación y el respeto de los derechos humanos. Lo hace a través de la realización y la difusión gratuita en Internet de documentales de contenido social y humanitario que denuncian vulneraciones de derechos humanos. “Este trabajo no es exactamente lo que solemos hacer, pero nos pareció una historia muy interesante y que podría servir para romper esos estereotipos que existen alrededor de las personas discapacitadas”, apuntó el director.

“Todo lo necesario para hacer la película ha salido de nuestro bolsillo”, indicó, apuntillando que el presupuesto que manejan es “realmente ridículo”. Por su parte, todo el dinero que obtienen de las campañas de crowdfunding y de los premios los donan directamente a las causas que muestran sus documentales.

Parte de la culpa de que no hayan tenido que contar con grandes cantidades de dinero lo tienen el resto de colaboradores. En la realización del corto, además de Carlos Caro, han participado otras cuatro personas más de manera totalmente altruista y voluntaria: Luis Arellano, Natalia Ardanaz, Fernando Egiluz y Cristina Núñez. Aunque todavía no hay una fecha concreta para la publicación del corto, se espera que la cinta esté terminada en otoño.

Herramientas de Contenido