Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
número uno de la candidatura soberanista

Romeva dice que el acuerdo no incluye que el 'president' sea Mas

El exeurodiputado asegura que la futura presidencia "en estos momentos no forma parte de la propuesta porque está muy condicionado a lo que ocurra el 27-S"

EP - Jueves, 23 de Julio de 2015 - Actualizado a las 20:04h

El presidente de la Generalitat y de CDC, Artur Mas (d), el presidente de ERC, Oriol Junqueras (i), el cabeza de lista, Raül Romeva (c), la número dos, Carme Forcadell (2d), y la número tres, Muriel Casals, durante la presentación de la lista unitaria a f

El presidente de la Generalitat y de CDC, Artur Mas (d), el presidente de ERC, Oriol Junqueras (i), el cabeza de lista, Raül Romeva (c), la número dos, Carme Forcadell (2d), y la número tres, Muriel Casals, durante la presentación de la lista unitaria a favor de la independencia. (EFE)

Galería Noticia

  • El presidente de la Generalitat y de CDC, Artur Mas (d), el presidente de ERC, Oriol Junqueras (i), el cabeza de lista, Raül Romeva (c), la número dos, Carme Forcadell (2d), y la número tres, Muriel Casals, durante la presentación de la lista unitaria a f

BARCELONA. El número uno de la candidatura soberanista a las elecciones catalanas del 27S, el exeurodiputado de ICV Raül Romeva, ha señalado que el acuerdo entre CDC, ERC y entidades soberanistas para hacer esa lista "no dice explícitamente que el presidente será Mas" sino que en estos momentos todas las partes están negociando cómo será el "Gobierno de concentración" encargado de hacer la transición a la independencia.

En una entrevista en 'El Periódico de Catalunya' recogida por Europa Press, Romeva ha dicho que la futura presidencia "en estos momentos no forma parte de la propuesta porque está muy condicionado a lo que ocurra el 27 de septiembre". "Según lo que pase ese día veremos cómo se organiza toda la estructura del Govern y del Parlament. No sé como irá, todo está condicionado al día 27", ha añadido.

Después, en declaraciones a la Cadena Ser, ha precisado que el acuerdo es que haya un acuerdo de concentración y que esto es lo que ahora se esta negociando, aunque ha admitido que Mas es "una pieza clave".

Es más, preguntado si el presidente podría ser él, ha respondido que no dice "ni que no ni que sí" y ha optado por destacar que su función en la lista es "sumar", igual que la de Carme Forcadell (expresidenta de la ANC) y Muriel Casals (presidenta de Omnium Cultural).

Y ha justificado estas particularidades en el hecho de que, a su juicio, no son unas elecciones normales, sino "plebiscitarias", para comprobar el apoyo que tiene la independencia.

Eso sí, ha dejado claro que en el decreto de convocatoria electoral no pondrá la expresión "plebiscitarias", sino que ese carácter se lo dará la gente. "Es la única fórmula legal que se nos ha permitido para poder hacer lo que no pudimos hacer el 9N", ha argumentado, añadiendo que el 27S "habrá quien vote en clave autonómica y quien vote en clave plebiscitaria de forma excepcional, única".

En cuanto a la mayoría que considera necesaria para iniciar el proceso unilateral de independencia, ha replicado que lo "legal" es que una mayoría de escaños es suficiente para dar mandato a un Gobierno pero que "todo el mundo es muy consciente de cuanto mayor sea la mayoría en votos mejor". En ese sentido, ha rechazado que se pretendan imponer las normas --de mayorías más cualificadas-- propias de un referéndum: "Esto no es un referéndum, lo que no vale es aplicar las reglas de un referéndum cuando sólo se han podido hacer elecciones".

UNA MAYORÍA PARLAMENTARIA BASTARÍA

Sobre el escenario que se abra tras las elecciones catalanas, ha considerado que "si no hay una mayoría parlamentaria para iniciar el proceso, no tiene sentido seguir". También ha dicho que veía con buenos ojos la lista que planteaba la CUP: "Si una lista sin figuras con cargo o responsabilidad hubiera sido posible y se hubiera pactado, me habría parecido muy bien".

Y, preguntado por la posibilidad de que el Gobierno responda impugnando el proceso ante los tribunales, ha respondido que "si esa es la idea que (Rajoy) tiene de la democracia sería una razón de más" para replantearse el 'statu quo'.

De hecho, ha acusado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de estar "día sí, día también amenazando a Catalunya" y ha avisado de que "lo que no se puede permitir es esa situación constante de conflicto, de acoso" por parte del Gobierno central, incluso de voluntad de humillación, que hay por parte de muchos actores y, fundamentalmente, de actores de ámbito estatal a nivel institucional".

Según Romeva, hay voluntad de humillación cuando se amenaza con cortar la financiación o con "cerrar el agua del Ebro", cuando se recurren ante el Constitucional leyes como la de pobreza energética --"te dicen que no puedes dar respuesta a las personas que más lo necesitan", ha dicho-- o cuando se aprueban normas "involucionistas" que van contra la "convivencia normal" del castellano y el catalán.

Herramientas de Contenido