Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Entrevista al presidente de UAGN, Félix Bariáin

“No podemos pagar el coste del Canal en una generación, pero hay que construirlo”

Defiende esta infraestructura como “inversión”, y reitera que acotar el pago a una generación “es ahogarla”, por lo que aboga por la refinanciación

Una entrevista de Sagrario Zabaleta. Fotografía Oskar Montero. - Domingo, 25 de Octubre de 2015 - Actualizado a las 06:03h

Félix Bariáin, presidente de UAGN.

Félix Bariáin, presidente de UAGN. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

pamplona - El presidente de UAGN, Félix Bariáin, cumple ya cinco años al frente de la mayor organización agraria de Navarra, con más de 6.000 afiliados. Cree que su compañero de profesión y ahora director general de Agricultura y Ganadería, Ignacio Gil -procedente de EHNE-, tiene “una gran oportunidad para configurar unos presupuestos acordes a las necesidades del sector”. Bariáin defiende un incremento de las partidas pero “sin tocar el Canal”; y reconoce que con este tema en concreto “choca frontalmente con Ignacio Gil”, al que conoce desde hace muchos años, y sabe que “hay un porcentaje altísimo de materias” en las que coincidirán porque ambos son agricultores.

A la consejera del ramo, Isabel Elizalde, también la ha tratado antes, de su época en Cederna Garalur, cuando él ostentaba el cargo de alcalde de Eslava -su pueblo, que está situado en la Zona Media-. “UAGN sigue en su línea: si las medidas del departamento sirven para apoyar al sector, aplaudiremos al Ejecutivo; pero si sus decisiones lastran a agricultores y ganaderos, le criticaremos, ya que no nos importa quién esté delante”, reitera. Esta semana ya ha tenido el primer encontronazo: la segunda fase del Canal de Navarra. “Parece que hay ganas de paralizar la obra”, indica, al mismo tiempo que anuncia que van a solicitar una reunión urgente con la presidenta Uxue Barkos. “Hablar del Canal como un gasto para Navarra es osado, porque se trata de una inversión que genera empleo, impuestos y mayor facturación para el sector”, detalla. Y así lo quiere demostrar UAGN con un estudio que está elaborando sobre esta infraestructura con agricultores, cooperativas y empresas, “con los que sí saben de esto”, remarca.

La consejera Isabel Elizalde denunció que UPN primó el Canal sobre otras partidas que desaparecieron o sufrieron reducciones. ¿Respalda esta afirmación?

-Esta lectura es algo perversa, porque para que el presupuesto no sea solo canon, se debe aumentar el resto de partidas para el sector primario. De esta manera, el porcentaje del Canal pesará menos, ya que si el canon es un gasto fijo que va aumentando poco a poco cada año y el montante global del presupuesto va disminuyendo, lógicamente que el presupuesto puede llegar a ser solo canon. En este punto es donde se debe ver el apoyo del cuatripartito a la agricultura, a la ganadería y al mundo rural. Una crítica que también se la hicimos reiteradamente al Gobierno de UPN.

De su exposición, ¿se deduce que el canon del Canal es compatible con el resto de partidas?

-No es compatible si no hay presupuesto, pero debe haber todo tipo de partidas acordes con el sector. Ahí están los datos de la agricultura y de la ganadería en la crisis: han tirado de la economía navarra, han generado impuestos y empleos y eso debe cuidar el Gobierno.

¿Cree necesario que se revise el modelo del canon del Canal como ha solicitado el Ejecutivo?

-No solamente estoy de acuerdo sino que es una reivindicación histórica de UAGN, por lo menos desde que yo estoy al frente de la organización. Lo he repetido por activa y por pasiva que no podemos cargar el coste del Canal en una sola generación, porque la estamos ahogando. Y es aquí donde surgen los problemas y las lecturas erróneas del Canal. Nosotros no vamos a tolerar que por el Canal se enfrente la Montaña con la Ribera y nuestra postura es seguir con el Canal y refinanciar. ¿Cuál es el problema de financiar a 50 años? Si lo que hacemos últimamente diariamente todos es comer y refinanciarnos. Una Administración con otra Administración se tendrán que sentar para decir que si hay que ampliar el plazo de amortización, se haga. ¿Teme que el Gobierno paralice la obra de la segunda fase del Canal?

-Antes de las elecciones, UAGN se reunió con todos los grupos que conformaban el arco parlamentario y ninguno de ellos, y cuando digo ninguno es ninguno, dijo que quería parar esta infraestructura. Aunque ciertos grupos insistieron en que había que estudiar el coste y adjudicaciones. No me cabe en la cabeza que un partido político pretenda que se pare el Canal en función de su rentabilidad. Sin embargo, al escuchar las manifestaciones de ciertos grupos políticos y de la presidenta Uxue Barkos el pasado jueves en el Pleno, percibo que hay unas ganas tremendas de buscar una excusa para que no se lleve a cabo. El informe de Comptos avala la generación de riqueza del Canal. Y si ahora alguien dice que eso no sirve, esto tiene dos lecturas: o se falsean los informes o para qué queremos estas estructuras públicas que luego no se tienen en cuenta.

Entonces, ¿no cree que haya motivos para retrasar la segunda fase?

-Entiendo que no hay razón para ello. Paralelamente a la construcción de la ampliación de la primera fase del Canal, hay que hablar de la segunda, de cómo se van a salvar las dificultades de este proyecto. Nosotros defendemos que el agua llegue a la Ribera porque los agricultores queremos tener agua, hacer uso de ella y pagarla y si es barata, mejor. Hay que ver lo positivo del Canal, lo negativo es que hay que pagar. En Navarra somos muy dados a politizar todos los temas: estoy convencido de que si el cuatripartito dice que el Canal es bueno, la oposición diría lo contrario.

Ante los Presupuestos para 2016, ¿qué pide al nuevo Gobierno?

-El director general de Agricultura y Ganadería, Ignacio Gil, procede del sector y con él, he coincidido en muchísimas reuniones del Consejo Económico-Social. En ellas, UAGN y EHNE denunciábamos prácticamente lo mismo, la reducción del presupuesto destinado a Desarrollo Rural. Aunque está claro que no vamos a volver a los presupuestos de hace ocho años, Ignacio Gil tiene una gran oportunidad para solventar este problema.

¿Qué partidas suprimidas deben recuperarse y cuáles de las que están, deben aumentar?

-Más que medidas concretas hay que apoyar a los agricultores y ganaderos profesionales. Pero por citar algún ejemplo, hay que incrementar las partidas para primera instalación y modernización de explotaciones. Este año se han asignado ocho millones de euros, que beneficiarán a unos 233 expedientes; cuando en 2013, se presentaron 540 solicitudes. También se debe recuperar la línea de CUMAS, el apoyo a zonas de Montaña, o la colaboración con los consorcios o con el departamento de Turismo, etc.

Finalmente el matadero se construirá en la Meseta de Salinas, ubicación que ha generado protestas por parte de los vecinos.

-Entiendo perfectamente a la gente que va a tener el matadero delante de su casa: es más, yo si lo tuviera, probablemente protestaría. UAGN no ha elegido la ubicación, aunque todos los agentes del sector primario firmamos un manifiesto donde se reivindicaba una solución para el ganadero, ya que necesita un matadero para evitar ir a otra comunidad, con el sobrecoste que conlleva. Nos hubiera gustado explorar otras alternativas, como mataderos en zonas de Montaña, que no es descartable. ¿Por qué cuando pasas la frontera a Francia hay mataderos en todos los sitios y aquí hay que hacer un macromatadero?Esta semana se dio luz verde a 31 millones del anticipo del pago básico para casi 7.000 agricultores. ¿Qué opina de la nueva PAC?

-Es una PAC sin mucho recorrido. A partir de aquí, nuestro posicionamiento es trabajar por una PAC más justa, es decir, favorecer al verdadero profesional.

Y el nuevo Plan de Desarrollo Rural (PDR) que no llega.

-Todavía no se ha aprobado, quedan unos flecos y parece que es el cuento de nunca acabar. Vamos a ver si para finales de diciembre ya disponemos del PDR. La maquinaria de la Administración debe acelerar el proceso para que se acepte de una vez. Este dinero hay que cofinanciar y la primera definición del PDR está clarísima: mejorar las condiciones de vida de las personas que viven en el mundo rural.

¿Cómo valora el acuerdo intersectorial del lácteo?

-Si este acuerdo carece de sanciones, se quedará en una mera declaración de intenciones. Estamos cansados de este tipo de pactos porque nunca se cumplen; de hecho, hay incumplimientos a día de hoy. Debemos aprender de los errores a nivel de Ministerio y de distribución. Nosotros exigimos que se cumpla toda la normativa para evitar vender por debajo de coste, que no se utilice la leche como producto reclamo y que se denuncien todas las prácticas que no respetan la ley. La otra opción, que no la descartamos, es denunciar públicamente con algún tipo de actuación a la gran distribución y sus prácticas.

¿Por fin se conocerá el precio que paga la distribución a la industria?

-Todo debe ser más transparente. La distribución y la industria deben ganar dinero, pero si el que pone en juego un producto no lo hace, esto no sirve para nada. UAGN insiste en que si los ganaderos observan actuaciones ilegales en los contratos, lo pongan en nuestro conocimiento para denunciar. Fuimos la primera organización en el Estado que demandó a un centro comercial en Navarra que regalaba leche, pero se archivó el asunto porque no había factura de compra. Que me explique a mí la persona que ha atendido esta reclamación que si es un regalo, cómo va a existir ese tique. A partir de aquí cada uno puede hacer las conclusiones que quiera.

¿Las ayudas de 300 y 110 euros por vaca para afrontar la crisis del sector ganadero, como medida coyuntural, llegan a Navarra?

-A día de hoy entran un par de explotaciones en la Comunidad. Pero aquí hay que impulsar medidas estructurales, por ejemplo, concentración de oferta; apoyar las explotaciones lácteas de la zona de Montaña con el PDR y hacer cumplir la normativa. Además proponemos al Gobierno de Navarra que en la gran distribución haya la mitad de inspectores de consumo que en la PAC y en Medio Ambiente, porque así todo nos iría algo mejor.

¿Cuáles son los problemas que arrastra todavía el sector del vino?

-El obstáculo fundamental es la combinación de exceso de oferta con una demanda justa; y para ello, hay que comenzar desde la base. Paradójicamente somos el primer país productor, pero con el consumo más bajo, una media de 21 litros per cápita al año. Hay que hacer campañas de marketing para fomentar el consumo, con mensajes educativos y saludables. Debemos tener un sistema donde seamos capaces de diferenciar nuestro producto. Hace siete años, se hizo un plan estratégico del vino donde UAGN propuso unos planteamientos a los componentes de aquella mesa que no se aprobaron; y ahora asistimos a un plan, como el que había entonces y que se diseñó para realizar de forma ordenada y estructurada, pero que ahora se está abordando como un sálvese quien pueda.

¿Todavía está sin resolver el nuevo sistema de plantación de viñedos en España?

-Sí. Los Consejos Reguladores deben blindar sus cupos de derechos y en función de la comercialización, con porcentajes pequeños, aumentar las hectáreas. Que no se venga con liberalizaciones del sector, ya que no hay que dar más oportunidades a los piratas de turno.

¿Por qué está creciendo tanto el precio del aceite?

-Esto tiene una lectura sencilla: cuando la cosecha es la mitad de lo que debe ser, el precio sube.

¿Le preocupa el relevo generacional en el sector agrario?

-Actualmente somos un sector atractivo, pero entre las dificultades para instalarse, está el incumplimiento del contrato que ha hecho en los últimos años la Administración con el joven agricultor por la derivación del pago o por no sacar convocatorias. Por ello, resulta fundamental contar con un presupuesto adecuado. La percepción de la sociedad sobre la agricultura ha dado un giro en la última década: por fin, la gente se ha dado cuenta de que hay que comer cinco veces al día por medio de los agricultores y ganaderos que cultivan esos bienes.

¿Cree que el jubilado del sector primario está valorado?

-No tanto como debiera. Hay que admitir que nos han dejado un sector puntero a nivel estatal; y por ello, hay que hacerles un reconocimiento que viene por dos vías: con la propia PAC, a través del cobro de los derechos, y con políticas sociales. UAGN propone al vicepresidente Miguel Laparra que establezca una prestación complementaria porque aquí se ponen salarios base, y resulta que esa gente que se ha machacado la espalda toda la vida percibe una pensión mínima, sin ninguna ayuda de la Administración. Además, reivindicamos políticas sociales para el medio rural: para mejorar los servicios de transporte y sanitarios, etc.

Este año no se hizo el Día del Agro después de tres décadas. ¿Se ha suprimido?

-Se va a reorientar hacia algo más profesional. Vamos a organizar unas jornadas más técnicas, en las que entre todo tipo de contenido y participe toda la gente. Que no se preocupen los afiliados porque habrá alguna jornada o día para ellos, y que tampoco piense la Administración que se va a librar de nuestras reivindicaciones. A lo mejor no serán al albur de una comida, pero les llegarán.

Herramientas de Contenido