Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La UPNA reitera su apuesta por incorporar grados en Medicina y Humanidades

El rector también baraja otras titulaciones como Psicología y Ciencias Básicas

Cree que la universidad “no cubre” en este momento las necesidades de Navarra

Garikoitz Montañés / Javier Bergasa - Martes, 15 de Diciembre de 2015 - Actualizado a las 06:07h

  • Mail
El rector de la universidad insiste en que el centro puede ser un motor para Navarra, y que un gobierno local “puede decidir tener una gran universidad  si quiere”.

El rector de la universidad insiste en que el centro puede ser un motor para Navarra, y que un gobierno local “puede decidir tener una gran universidad si quiere”. (Bergasa)

Galería Noticia

pamplona - El futuro de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) pasa por ampliar su oferta de grados porque, en la actualidad, “es muy limitada y no cubrimos las necesidades de la región”. El rector de la UPNA, Alfonso Carlosena, se reafirmó ayer en uno de los compromisos que adquirió al acceder, hace ahora seis meses, al cargo: repensar la oferta académica e incorporar cuatro titulaciones. En concreto, las de Humanidades, Psicología, Medicina (una aspiración ya planteada hace siete años y que ahora parece apuntar hacia la Ingeniería biomédica) y Ciencias Básicas.

Carlosena, en un encuentro con los medios de comunicación, hizo balance de esta primera fase de su gobierno. Así, adelantó que su plan estratégico debería estar listo para el próximo mes de marzo y subrayó que su meta principal sigue siendo que el centro sea un motor de desarrollo para la Comunidad Foral. Para ello, el que fuera vicerrector de Investigación durante la etapa de Julio Lafuente se reafirmó en esa apuesta clave realizada durante la pasada campaña por el Rectorado, que era ampliar la formación en esos cuatro grados.

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, adelantó en septiembre, justo antes de la apertura del año académico, que el Gobierno foral iniciaría un estudio para implantar una facultad de Medicina en la UPNA, una posibilidad que el mencionado Lafuente ya mencionó ante el Parlamento de Navarra en 2009, antes de una crisis que dejó esas ambiciones “paradas”.


nuevos grados

La apuesta se mantiene

Un grado vinculado a Medicina

Carlosena defendió ayer que esa línea sigue siendo posible: “Medicina siempre está ahí. No sé si hace falta un grado de Medicina, pero sí hacer investigación en biomedicina y salud, y probablemente eso tenga que venir acompañado de algún grado en ese ámbito. No sé si en Medicina, Bioingenería o Ingeniería biomédica”.

En cuanto al resto de esos posibles grados a incorporar, insistió en que es necesario formar personas “en el ámbito humanístico, que es algo en lo que estamos bastante cojos”, también en la Psicología, donde la UPNA intuye una gran demanda, teniendo en cuenta también cómo se cubre la oferta que hay en la Universidad de Navarra y en la UNED; y, por último, un grado en Ciencias Básicas.

estudios de postgrado

Una reflexión pendiente

Hacia los másteres de dos años

Más allá de la ampliación de grados, el rector reconoció que la UPNA tiene que replantearse el sistema de másteres. Carlosena cree que la tendencia será a que duren más, porque ahora “lo habitual es que sean de un año y, para igualarnos con Europa, el quid está en que sean de dos”, un tema sensible por el gasto que puede suponer para el alumnado y porque Carlosena deslizó que en el proceso también se puede recortar la oferta actual.


institución

En conversaciones

La posibilidad de sumarse al Idisna

Uno de los puntos pendientes de la UPNA, y precisamente ligado a la investigación en temas sanitarios, es su posible (y ya planteada al Gobierno foral) incorporación al Idisna, el Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra. El objetivo es que la UPNA se sume a un espacio que ya integran entidades como, entre otras, la Universidad de Navarra, la Clínica Universidad de Navarra, el Complejo Hospitalario o el Instituto de Salud Pública y Laboral. “Queremos ayudar a que desarrolle la investigación en la sanidad pública, que está a muy bajo nivel”, afirmó el rector. Y ahí “el Idisna puede ser un buen elemento” para lograrlo, aunque para sumarse a él será clave, como ya reivindicó la UPNA, que las decisiones recaigan en la administración pública, y no en entidades privadas (en este caso, las dudas surgieron por el peso que tenían en las decisiones la UN y la clínica).

la investigación

Otra apuesta clave

Un nuevo instituto sobre agroalimentación

Carlosena también se reafirmó en su apuesta por los institutos de investigación, con los que se pretende mejorar la relación entre investigadores e investigadoras y, a su vez, de ellos con el entorno fuera de la universidad. En la actualidad, ya hay institutos sobre Smart Cities (sobre entornos inteligentes), Advanced Materials (tecnologías en materiales avanzados) y, por último, Innovation & Decisions in Economics. (sobre cómo las decisiones de agentes económicos y sociales influyen en el desarrollo empresarial y el bienestar social). El cuarto, aún pendiente, se centrará en agroalimentación y nutrición.


el presupuesto

Un mensaje para el Ejecutivo

“Un gobierno puede decidir tener una gran universidad si quiere”

Una de las peticiones al Gobierno foral que marcaron la anterior legislatura fue la reclamación de la UPNA de un presupuesto plurianual. Y la dotación para la universidad ahora recogida en el anteproyecto de las Cuentas del gabinete Barkos mantiene la línea del ejercicio anterior. Preguntado sobre ello, Carlosena admitió que había solicitado una dotación mayor y que aún confía en que sea aumentada: “Sabemos que la situación económica no es buena y que el Gobierno acaba de llegar. Nuestra petición estaba por encima de lo que aparece en los Presupuestos, pero confío en que eso cambie”.

No obstante, quiso dejar claro que “no voy a regatear ni a pedir. Yo ofrezco un proyecto y este tiene un coste y lo discutiremos”. Y ahí, por tanto, no es tan importante ese “primer año” como la confianza en ese proyecto y cómo se refleja en los siguientes. Además, Carlosena defendió que, más allá de las normas estatales, un gobierno local “puede decidir tener una gran universidad si lo quiere. Y no tiene por qué costar mucho”.

El Post-it

Una sede en Pamplona. La Universidad Pública de Navarra quiere contar con una sede en el centro de la capital navarra. Para ello, espera que desde el Gobierno de Navarra o el Ayuntamiento de Pamplona se les ceda un local, algo que Carlosena consideró que se podría tramitar “con relativa facilidad”. Ese recinto serviría, además de dar visibilidad al centro universitario en el corazón de la ciudad, para que se pudiera facilitar información sobre la UPNA u organizar actividades.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad