Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Música

Reverdeciendo reventón

Por J. Óscar Beorlegui - Martes, 29 de Diciembre de 2015 - Actualizado a las 06:09h

Concierto de El Columpio Asesino

Fecha: viernes, 25 de diciembre. Lugar: Zentral Café Teatro, Iruñea. Intérpretes: El Columpio Asesino, formación integrada por Albaro Arizaleta, Raúl Arizaleta, Daniel Ulezia, Cristina e Iñigo Sola. Como teloneros abrieron noche Los Graves y Cabezafuego. Incidencias: último concierto de El Columpio Asesino antes de un anunciado período de descanso. Alrededor de hora y 1/4 de duración, bises incluidos. Lleno, público de todo tipo y condición..

Desoyendo el dicho de Sabina que dice que no se debería tratar de volver al lugar donde se ha sido feliz, El Columpio Asesino tentó a la suerte por partida doble el pasado día de Navidad, regresando al mismo recinto que completaron en 2014… y haciéndolo un año más tarde exactamente. Y lo hicieron obteniendo idénticos resultados: satisfacción y felicidad en ingentes cantidades tras llenar nuevamente Zentral hasta la bandera, con motivo del último concierto de su actual gira. Bueno, y del parón hasta nuevo aviso en lo que a actividad en directo respecta.

La velada arrancó con la comparecencia de Los Graves, trío local que defendió acertadamente su propuesta en el tiempo del que dispuso, erigida sobre aires stonianos, surferos, rockabillys, tonalidades de country rock & rock sureño… Todo ello por medio de unas canciones elegantes y bien plasmadas en directo. Así pues, podemos decir que Los Graves cumplieron bien su cometido, prender la caldera aportando a la noche las primeras notas de calor. ¿La anécdota de su actuación? La presencia de Cristina, de El Columpio, aportando su voz en uno de los temas, rememorando su condición de antigua componente del grupo. Acto seguido la noche prosiguió su camino al lado de Cabezafuego, quien, ecléctico, explosivo y sin complejos sobre el escenario (o sobre la barra de Zentral, ya conocemos sobradamente a Íñigo), compartió ingeniosamente con su público el showman que lleva dentro, demostrando efervescente estado de forma apoyándose en los temas de Camina conmigo, su celebrado primer álbum en solitario; en unos temas de concepto y concepción un tanto psicodélica, derroche de arte y singulares maneras mediante. Y sí, gustó Cabezafuego, su humor inteligente y provocador, dejando el recinto en perfecto estado de ebullición tras el incendio provocado.

Un año después de que estrenaran la sala, El Columpio Asesino, la histórica formación comandada por Albaro Arizaleta, regresó al escenario de su último gran triunfo en casa, reverdeciendo laureles y reventón. Al igual que sucediera un año atrás, el telón se abrió para ellos con Babel, ofreciendo en un primer momento el quinteto una selección de temas de Ballenas muertas en San Sebastián, su último CD. Tras el último de ellos, el que da título al álbum -precisamente-; con Cristina respaldando a Albaro a la perfección a las voces y a las percusiones (qué ambientaciones las creadas, siderales -por momentos-), el grupo cambió de tercio con Your man is dead, quedando propulsada la noche sin remedio con hits como Cha cha chá, Perlas o, evidentemente, Toro, el clímax perfecto: la tormenta perfecta con forma de canción, toda vez que lo tiene todo, magistral punteo incluido. Y así, por todo lo alto; dejando el pabellón arriba del todo pareció terminar la noche. Pero no, todavía faltaban unos bises que, generosos, se tradujeron en la interpretación de 5 temas más, La marca en nuestra frente es la de Caín o Floto incluidos: en las de unas composiciones llamadas a rubricar del mejor modo posible, más que la actuación, un ciclo -tal vez-, sonando como sonaron para el grupo en los días previos tambores, si no de despedida, sí de “hasta luego”. Así pues, hasta la vista, Columpio. ¿Tal vez hasta 2016 por Navidad?

Herramientas de Contenido