Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Freedom for words

Regenerar el lenguaje en las organizaciones

Por Pello Yaben (www.pelloyaben.com, contact@pelloyaben.com) - Domingo, 14 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

Freedom For Words -Libertad para las palabras- es una campaña en favor de las palabras que atestan las organizaciones, un antídoto contra los excesos lingüísticos que debilitan a las palabras que precisamente más necesitamos en la sociedad para afrontar los desafíos de un mundo global.

La lógica de esta iniciativa presenta el siguiente recorrido:

1. Sin palabras no somos nada (o poca cosa).

2. Hay palabras que nombran lo tangible (por ejemplo, bicicleta) y palabras que nombran lo intangible, es decir, aquello que existe sobre todo si se nombra (talento, por ejemplo).

3. Lo que no necesita nombre para existir no puede ser tratado igual que aquello que sí necesita ser nombrado para cobrar vida y colarse en la realidad. Por ejemplo: todos reconocemos una bicicleta al pasar (objeto tangible). Sin embargo, no todos reconocemos el talento de igual manera.

4. Muchas de estas palabras que señalan lo intangible se han extendido desde la sociedad a las empresas, siendo hoy parte sustancial de su decorado: compromiso, talento, liderazgo...

Freedom For Words -Libertad para las palabras- es una iniciativa contra el maltrato que las palabras padecen cuando pisan suelo organizacional

El lenguaje es un recurso masivo en las empresas: bien pergeñado es síntoma de vitalidad; su ausenci

5. Ya dentro de las empresas procuramos atribuir esas palabras de la manera más adecuada: esto es talento, este otro lidera, aquello es compromiso...

6. Sin embargo, y debido en parte a la proliferación de consultoras con sus “productos lingüísticos” abarrotando el porfolio de insensateces, las palabras no acaban de solucionar las cosas y comienzan las incongruencias y su impacto en resultados.

7. Una razón de este desastre es la pobreza del lenguaje en las organizaciones al no contar con palabras que maticen las diferencias. Por ejemplo, la acción de liderar presenta una variedad tal que cuesta entender porqué nos limitamos al uso de un solo concepto que aglutina en su seno a un pelotón de definiciones tan distintas y dispares. Es como si a toda la gama de colores la llamásemos “color” sin distinguir el rojo del verde o el amarillo del azul.

8. Estas palabras, tras su paso por las organizaciones, regresan a su lugar de origen, la sociedad, con una presencia léxica desconocida y cansadas de tanto maltrato, aunque ellas ni siquiera se percaten de ello.

Esta es la lógica de Freedom For Words: buscar nuevas maneras de llamar a las cosas que enriquezcan la vida y la efectividad de las organizaciones.

El lenguaje es un recurso masivo en las empresas: bien pergeñado es síntoma de vitalidad; su ausencia nos habla de una empresa abandonada; y su abuso, el ruido, vaticina lo peor. Así que la productividad también depende de las palabras. Y si no lo creen así, traten de solucionar un problema de empresa sin hacer uso de ellas o expliquen un proyecto sin decir ni mu.

El autor es experto en desarrollo de organizaciones

Herramientas de Contenido