Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El Pirineo se despide del carnaval

A pesar de no ser la fecha oficial, los pueblos organizan sus agendas para no coincidir

Un reportaje de Patricia Carballo - Lunes, 29 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:09h

Los vecinos de Erro recogieron alimentos por las casas y después cenaron en la sociedad Erroko Etxea.

Los vecinos de Erro recogieron alimentos por las casas y después cenaron en la sociedad Erroko Etxea. (CEDIDA)

Galería Noticia

  • Los vecinos de Erro recogieron alimentos por las casas y después cenaron en la sociedad Erroko Etxea.
  • En Olondritz fueron los últimos en celebrar los carnavales.
  • Los vecinos de Garralda disfrutaron de una ronda por las casas y de una comida y cena en el Errotaberri.
  • Humor y diversión en los carnavales de Abaurrea Baja.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Con este último fin de semana de febrero, el Pirineo se despide de una intensa época de carnavales. Un largo mes que busca coordinar las agendas de los pueblos pirenaicos y en el que el tiempo se ha manifestado con todas sus caras posibles: desde el sol y calor hasta la nieve y el frío. Lejos queda aquel espléndido día que disfrutaron los vecinos de Orbara cuando dieron el pistoletazo de salida de los carnavales en el Pirineo, con una ronda por las casas y una cena en el bar. Bien diferente de lo que han vivido este fin de semana los vecinos de Olondritz y Abaurrea Alta, donde la nieve trastocó la agenda festiva. En Abaurrea Alta, por ejemplo, tuvieron que pasar los carnavales sin hacer la ronda habitual y a la luz de las velas ya que los 50 centímetros de nieve provocaron un corte de electricidad de varias de horas. En Olondritz, por suerte, sí que pudieron hacer una visita por todo el pueblo en compañía del acordeonista Iñaki Ekisoain, donde no faltó la tradicional costumbre de ir cantando en euskera por cada casa “Inauteri, koskote. Txerri txar bat hil dute, xingar pixkat emango digute”, (Carnaval, koskotal. Han matado un cutico, nos darán un trozo de tocino), con el objetivo de comer y recaudar dinero para la cena en la sociedad. Otra costumbre parecida se vivió en localidades del valle de Erro como Mezkiritz o Erro donde, en la kalejira por las casas, se cantó “Iautre, iautre, la señora de esta casa es una santa mujer, pero más lo sería si nos diera de comer”.

CARNAVALES RURALESAuritz es de los pocos pueblos donde se dejaron ver unos carnavales más rurales, recuperados hace unos años. Así, por sus calles pasearon los personajes de hartza(oso), tximinoa(mono) y sus zainak (cuidadores), o los zarratrakos. Este año, con la novedad de que el hartza y su zaina, personaje femenino, estrenaban nuevos trajes. En Aezkoa, el pueblo de Orbaizeta también ha recobrado costumbres de carnaval desde 2008, gracias a la labor de recuperación por parte de la asociación Orbaizeta Kultur Ekimenak. De esta manera, tanto un viernes como un sábado se pudieron ver en la ronda personajes como los madamos, mayordomos de algunas parejas ataviados con blusa blanca y coloridos sombreros, y también los muzuzarkoak, disfrazados con caretas. Tampoco faltaron los bailes de la Joko-Dantza y Ezkila-Fraile.

RONDAS POR LAS CASAS Otros pueblos como Abaurrea Baja, Garralda, Hiriberri de Aezkoa, Aurizberri, Bizkarreta-Gerendiain, Aintzioa o Luzaide también vivieron unos carnavales más adaptados a los tiempos modernos, pero sin olvidar la tradición de acudir disfrazados por las casas para recoger alimentos o dinero con los que prepararon una comida o cena, muchas que incluían productos del matatxerri (matanza del cerdo). Por ejemplo, el pasado domingo en el pueblo de Lintzoain, los protagonistas fueron los niños, que recogieron alimentos por las casas y después hicieron una buena comida.

Sin duda, cualquier excusa ha sido válida para disfrutar de unos buenos carnavales antes de recibir a la primavera con los brazos abiertos.

Herramientas de Contenido