líder mundial en envolturas cárnicas

Viscofan invierte 26 millones en Cáseda, donde creará unos 40 empleos

La nueva planta de fibrosa podría entrar en funcionamiento a mediados del próximo año
El beneficio cae hasta marzo por la debilidad en América Latina

Juan Ángel Monreal / Javier Bergasa - Viernes, 22 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:07h

El consejo de Viscofan, ayer en Baluarte ante los accionistas y sus representantes.

El consejo de Viscofan, ayer en Baluarte ante los accionistas y sus representantes. (Bergasa)

Galería Noticia

El consejo de Viscofan, ayer en Baluarte ante los accionistas y sus representantes.

pamplona- Viscofan, líder mundial en el sector de las envolturas cárnicas, tiene previsto invertir 26 millones de euros entre 2016 y 2017 en su planta de Cáseda, que incorporará las tecnologías de fibrosa y de plástico y que creará unos 40 puestos de trabajo. La firma navarra, que celebró ayer su junta anual de accionistas en Pamplona, tiene previsto anotarse este ejercicio un nuevo incremento en los beneficios, hasta rozar los 130 millones de euros.

“Navarra va a ser la región más completa”, explicó ayer José Domingo Ampuero, presidente de la compañía, que cumplió sus cuatro primeras décadas el año pasado y que acostumbra a pensar a largo plazo. Embarcada en un nuevo plan estratégico hasta 2020 (More to be), trabaja ya en un proyecto de bioingeniería a diez años vista y presume de ser una de las compañías con mejor recorrido en Bolsa desde 2005. Mientras el Ibex ha retrocedido cerca de un 13% en este periodo, Viscofan ha multiplicado por seis el valor de su acción, convirtiéndose en uno de los títulos preferidos del mercado. Ayer cerraron a 48,79 euros.

Una parte significativa del éxito de la compañía se explica por lo que sucede en Navarra, donde mantiene sus oficinas principales (Tajonar), una pequeña planta de converting (Urdiáin) y la fábrica que dio origen a lo que hoy es una empresa que vende más de 740,8 millones de euros en más de un centenar de países: Cáseda. En total, Viscofan da empleo en Navarra a 659 personas. “En Cáseda vamos a hacer una planta nueva, desde cero, para fibrosa, una tecnología que hasta el momento era exclusiva de Estados Unidos y que nos servirá para abastecer el mercado de loncheado y de embutido de gran calibre de Europa”, explicó ayer Ampuero, quien confiaba en que las nuevas instalaciones comiencen a producir a mediados de 2017. Del mismo modo, y tras la compra de la pequeña empresa Nanopack, ejecutada por cuatro millones a mediados de 2015, Viscofan invertirá otros seis millones de euros en poner en marcha la línea de plásticos, reforzando de este modo la potencia de la planta de Cáseda, donde trabajan más de 450 personas. “Con nuestro impulso, Nanopack ganará en escala y en distribución”, dijo Ampuero.

2016 de menos a más Las de Navarra no serán las únicas inversiones que acometa Viscofan durante los próximos trimestres. Sin deuda financiera y con una posición neta de caja positiva, la empresa se encuentra en una “inmejorable situación” para acometer un plan estratégico en el que quiere consolidarse como primer o segundo actor en cada uno de los mercados en los que se encuentra presente. Así, tiene previsto duplicar la capacidad productiva de la planta puesta en marcha hace tres años en Uruguay, ampliar la de Serbia, “una de las mejores”, reconocía Ampuero, y acaba de terminar también las obras en la de San Luis Potosí, en México. Y también se ampliará la capacidad productiva en China, donde ha cuadruplicado en los últimos años su cuota de mercado.

En total serán unos 80 millones de euros, cantidad por encima de la media de los últimos años, y que supone la base de la ambición de Viscofan. La empresa desea seguir creciendo “y aprovechar las posibilidades que surjan”, una frase que suele traducirse en compras de compañías o en nuevas implantaciones industriales, con el sudeste asiático como una de las opciones más probables.

Este impulso llega en un momento de cierta incertidumbre económica, que también afecta a Viscofan, sobre todo por la debilidad del mercado brasileño en particular y en general del latinoamericano. De hecho, la empresa publicó ayer a cierre de mercado los resultados del primer trimestre, periodo en el que ganó 27,3 millones de euros, lo que supone un 10% menos. La cifra de negocios se situó en los 174,4 millones de euros, un 3,1% inferior respecto a los 180 millones de euros del ejercicio anterior, impulsada por los ingresos generados en Norteamérica, Europa y Asia, que contrastan con los retrocesos de Brasil y del resto de América Latina.

“Esperamos que el año vaya de menos a más”, dijo José Antonio Canales, consejero y director general de la compañía, quien confiaba en incrementar los ingresos entre un 2% y un 4% a lo largo de un ejercicio que podría cerrarse con cerca de 130 millones de euros de resultado neto, gracias a los menores gastos financieros. “Tenemos un balance más robusto que el año pasado, con 633 millones de patrimonio y suben los gastos de personal por los nuevos proyectos”, resumió Canales. Sus números convencieron a todos: el 99,84% de los accionistas aprobó las cuentas.

apunte

Nuevo consejero. Santiago Domecq Bohorquez fue elegido ayer nuevo consejero dominical de la compañía. Su nombramiento fue aprobado por el 86,04% de los accionistas. Ignacio Marco fue renovado con un respaldo del 99,08% de los votos.

cifras

1,35

euros de dividendo. El incremento sostenido de los beneficios ha permitido a Viscofan elevar otro 14,4% el dividendo, hasta situarlo en 1,35 euros. En cinco años ha crecido un 89%, mientras que la media del Ibex ha caído un 11%.

287

millones invertidos. Los pasados cuatro años han sido los de mayor esfuerzo inversor en la historia de Viscofan.

4.233

Personal en plantilla. Viscofan cerró 2014 con 4.067.

120

milllones de beneficio. 2015 fue el mejor ejercicio de la historia de Viscofan con un aumento del 12,8% en el beneficio neto, que llegó a 120 millones.