Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

UPN-PP aprovecha su ligera subida con respecto al 20-D para cargar contra Barkos

La coalición de regionalistas y populares saca pecho con 106.434 votos e intenta deslegitimar al Gobierno de Navarra

Andoni Irisarri / Javier Bergasa - Lunes, 27 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:09h

La delegada del Gobierno, Carmen Alba, aplaude a Íñigo Alli, diputado de UPN-PP. Detrás, Pablo Zalba, y los senadores populares Cristina Sanz y José Cruz Pérez Lapazarán.

La delegada del Gobierno, Carmen Alba, aplaude a Íñigo Alli, diputado de UPN-PP. Detrás, Pablo Zalba, y los senadores populares Cristina Sanz y José Cruz Pérez Lapazarán. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

pamplona - No esperaron a que Mariano Rajoy saliese al balcón de la calle Génova. Ni falta que hacía, pensarían en el seno de UPN-PP, a tenor de los datos que desde bien temprano arrojaron el recuento de las elecciones generales en Navarra. La coalición de regionalistas y populares - “Y eso que decían que nuestra tendencia iba a la baja”, se encargó de subrayar Íñigo Alli- no sólo mantuvo ayer la cuota de diputados (2) y senadores (3) que ya obtuvo el pasado 20-D, sino que además superó, contra las encuestas, el número de votos obtenido en las pasadas elecciones, al pasar los 101.901 sufragios de diciembre y llegar hasta los 106.434. Una cifra que vale más en lo anímico que en lo electoral, y a la vista de los argumentos esgrimidos por los candidatos de la coalición, también más para el marco local que para el estatal. Ya que el resultado permitió a UPN-PP articular la tesis de la deslegitimación del Gobierno de Navarra ante la caída de Geroa Bai en las urnas, tesis a la que se adhirieron todos los que comparecieron ante los cerca de 200 simpatizantes que se acercaron anoche hasta el Iruña Park.

Al filo de la media noche, y a ritmo de pop discotequero, Javier Esparza encabezó una comitiva en la que le seguían los ya diputados Íñigo Alli y Carlos Salvador y los senadores José Cruz Pérez Lapazarán, Pachi Yanguas y Cristina Sanz, además del presidente de la gestora del PPN, Pablo Zalba. Fue el presidente de UPN el primero en tomar la palabra, como ya hiciera el 20 de diciembre de 2015. Esparza se parapetó en un 31,8% de voto para decir que “eso significa que estamos trabajando bien”, y también, a su juicio, que “Navarra no es nacionalista”, máxima que utilizó para enviar el primer mensaje en clave local de la noche: “El partido de la presidenta de Navarra, de la señora Barkos, hoy (por ayer) es la sexta fuerza política. Los ciudadanos ya están empezando a colocarlos donde se merecen”, analizó, poco antes de pasar al marco estatal y pedir que “se respete la lista más votada elegida por los españoles”.

“la navarra de la sensatez” Como si el paso por unas primarias y por una nueva campaña electoral hubiese mermado sus fuerzas, Íñigo Alli pronunció el discurso más corto (y más parecido al de la pasada cita electoral) de los que ayer pudieron escucharse. “Ha ganado la Navarra de la sensatez; la Navarra que quiere mirar al futuro, la que quiere unir y la que es pujante”, dijo Alli, quien aseguró que buscarán “el consenso y los pactos” sin quitar ojo de las “oportunidades y los retos” a los que se enfrentarán “Navarra y España en el futuro”. “Desde esa humildad trabajaremos los diputados y senadores”, concluyó.

Y también como en diciembre, el único de los senadores que tomó la palabra fue José Cruz Pérez Lapazarán. Flanqueado por Cristina Sanz y Pachi Yanguas, Lapazarán agradeció el voto “a todos los que han sabido reconocer que el PP está sacando de la crisis a España” y lanzó un envite al Gobierno foral: “Ahora, desde el Senado y el Congreso, vamos a bajar los impuestos en el régimen común. A ver qué hace el Gobierno foral”.

Por último, Pablo Zalba recogió el testigo de la clave local para enviar un mensaje a la presidenta Barkos. “Los navarros ya le han enviado dos mensajes claros en seis meses: rectifique señora Barkos, está usted a tiempo”, advirtió, antes de virar su discurso y pedir al PSOE “sensatez y altura de miras” porque “España necesita acuerdos, y ha decidido mayoritariamente, también en Navarra, que quiere a Rajoy como presidente”.

Herramientas de Contenido