Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

versión inicial del Plan 2017-2027

El Plan de Residuos de Navarra podría generar más de 350 puestos de trabajo

Dotado con un presupuesto de casi 700.000 euros

EFE/EP - Viernes, 2 de Septiembre de 2016 - Actualizado a las 13:00h

Imagen de los nuevos contenedores de materia orgánica tras su implantación en Noáin.

Imagen de los nuevos contenedores de materia orgánica tras su implantación en Noáin.

Galería Noticia

PAMPLONA. La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, ha presentado hoy la versión inicial del Plan de Residuos 2017-2027, un proyecto que podría generar, ha dicho, más de 350 empleos en Navarra y que estará dotado con un presupuesto de casi 700.000 euros.

"Hay una estimación de empleos que se podrían crear a partir de la aplicación de este plan", ha anunciado hoy en rueda de prensa la consejera, que ha estimado que, "como mínimo", podrían ser más de 350 puestos, ligados al territorio.

En el documento también se contempla el aumento de la inversión destinada a la "concienciación, sensibilización y educación" en la disminución de residuos, y se plantea reducir la inversión en infraestructuras, las cuales "serán menos y más económicas".

"Serán de menor coste y se adaptarán muchas de las existentes", ha precisado Elizalde, que durante el acto ha estado acompañada por la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García Balaguer.

El plan, que cuenta con un presupuesto de 698.026.510 euros, de los cuales el 82 por ciento será de financiación pública y el 18 por, aportaciones privadas, tiene como objetivo alcanzar una reducción de residuos del 10 por ciento en 2020 y del 12 por ciento en 2027.

Asimismo, se contempla la necesidad de la elaboración de una Ley Foral de residuos que fije las tasas y un canon por vertido, y que sea "uno de los instrumentos para implantar nuevas políticas". Se propone también un "estudio en profundidad para determinar la viabilidad de las estructuras existentes" y las posibles alternativas que pueda haber.

También se sitúa a la gobernanza como uno de los elementos centrales del plan, proponiendo que la gestión de residuos domésticos y comerciales se efectúe mediante un modelo público coordinado con las mancomunidades.

El documento fija un total de 77 medidas y 237 acciones, entre las que destacan el establecimiento de un mínimo de 10 nuevos puntos limpios, la apertura de 4 nuevas plantas de compostaje, y el rechazo de verter residuos sin tratar a los vertederos. Según ha manifestado la consejera, se "pretende una mejora sustancial del actual marco de gestión de residuos" y se propone "un camino hacia un nuevo modelo de economía".

"Los principales aspectos del plan son el principio de economía circular y la apuesta clara por la prevención", ha afirmado Elizalde, que ha remarcado la necesidad de "cambiar la mentalidad sobre los residuos, pensando en ellos como recursos". "Los residuos son recursos que pueden ser utilizados de nuevo en la mayoría de las ocasiones", ha reivindicado.

La consejera ha explicado que "el consumo de productos representa cerca del 50 por ciento de las emisiones que contribuyen al cambio climático", por lo que, ante el volumen diario de residuos que se genera, "es indispensable que replanteemos el modelo".

De esta forma, ha abogado por un "nuevo modelo que imite a la naturaleza y reintegre el residuo a una nueva vida útil".

La consejera ha remarcado la "alta participación" obtenida, con más de 2.300 aportaciones y 575 participantes entre entidades locales, colectivos institucionales, mancomunidades, empresas y particulares.

"Nuestro objetivo es tener el plan para finales de noviembre, haremos todo lo posible para que así sea -ha asegurado-. Pero si tenemos que retrasarlo para que salga bien y sea mejor, lo retrasaremos". El documento se encontrará en exposición pública durante 45 días y las alegaciones pueden realizarse en el portal de Gobierno Abierto.

CONTENIDO DEL PLAN

Entre otros aspectos, la versión inicial del Plan indica que se elaborará una Ley Foral de Residuos como instrumento para implantar nuevas políticas de actuación. Esta norma fijará, además, un canon por vertido y tasas.

Además, se recoge un aumento de la inversión en concienciación, sensibilización y educación, con el fin de reducir los residuos. En concreto, el programa de prevención recoge como objetivos la reducción de residuos en un 10% para 2020, y en un 12% para 2027.

Para residuos domésticos, los principales objetivos son recoger de forma selectiva obligatoria el 100% de orgánicos, valorizar el 70% de los residuos orgánicos, y tratar previamente toda la fracción resto.

El plan propone, asimismo, reducir la inversión en infraestructuras, "serán menos y más económicas", según la consejera, ya que plantean infraestructuras de menor coste y el mantenimiento y la adaptación de muchas de las existentes. en cualquier caso, el plan propone realizar un estudio profundo para determinar la viabilidad de las estructuras existentes y las posibles opciones.

Otros de los puntos destacables del plan es el número de empleos que podría crear su aplicación, cifrado en más de 350 nuevos puestos de trabajo, en recogida selectiva, preparación para la reutilización y reciclado.

Por último, cabe indicar que el plan no contempla la incineración ni la coincineración.

Abierto el plazo para presentar alegaciones a la versión inicial del Plan de Residuos de Navarra 2017-2027

Un centenar de personas han asistido este viernes a la presentación de la versión inicial y el estudio ambiental del Plan de Residuos de Navarra 2017-2027, para el que ya se ha abierto el plazo de alegaciones. En el acto, la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde, ha destacado la importación de la prevención a la hora de generar residuos, y "la necesidad de cambiar nuestra mentalidad y considerar el residuo un recurso". Esta versión inicial, que este viernes publica el Boletín Oficial de Navarra, con lo que queda ya abierta el plazo de presentación de alegaciones, fue aprobada por el Ejecutivo foral en su sesión del pasado 24 de agosto. La jornada, a la que han asistido personal técnico, representantes de mancomunidades, organizaciones sociales, personas implicadas en el proceso de participación, así como ciudadanas y ciudadanos, se ha celebrado en la sede del Departamento de Pamplona. En la presentación de la versión inicial del plan ha intervenido también la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García. Tras agradecer su participación en este proceso a la ciudadanía, mancomunidades, organizaciones sociales, ambientalistas, expertos y expertas, Elizalde ha resaltado los siete objetivos estratégicos del plan: impulso de la economía circular, creación de empleo y lucha contra el cambio climático; prevención activa de residuos; comunicación y sensibilización a la ciudadanía; avance en el preparación para la reutilización; recogida selectiva de calidad y potenciación del reciclaje, y minimización de residuos reciclables y residuos no tratados en vertedero. En este sentido, Elizalde ha destacado la necesidad de un cambio de modelo: "Frente a la economía lineal (usar y tirar), abogamos por un nuevo modelo que imite a la naturaleza y reintegre el residuo a una nueva vida útil". Según sus palabras, el plan hace una apuesta decidida por la prevención de residuos, "una de las prioridades de la Unión Europea, y uno de los objetivos que se ha marcado Navarra, ya que estos residuos son el resultado de modos de producción y consumo no sostenibles". "Aspiramos a que Navarra sea un referente: menos cantidad, menos impactos sobre el medio y la salud, y menos sustancias peligrosas y contaminantes". Ello supone un cambio cultural, considerar el residuo como un valioso recurso y ponerlo en práctica, con la reducción, recuperación y reciclaje. La consejera también ha incidido en que la necesidad de esta versión inicial, que a partir de hoy se somete a información pública es una exigencia de la Unión Europea y del Ministerio de Medio Ambiente, y también responde a un compromiso recogido en el Acuerdo Programático para el Gobierno de Navarra. Además, ha subrayado el compromiso con "la sociedad navarra y con nuestro medio ambiente, para que seamos capaces de gestionar y sacar provecho a los residuos que la genera la misma sociedad".

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad