Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Aranzadi amplía la exhumación en Legarrea tras hallar cinco cuerpos

Siete de los miembros de la familia Sagardía Goñi, la madre y seis hijos, fueron arrojados en 1936

Leticia de las Heras - Sábado, 8 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

La consejera Ollo visitó ayer los trabajos de búsqueda de los restos de la familia Sagardía Goñi.

La consejera Ollo visitó ayer los trabajos de búsqueda de los restos de la familia Sagardía Goñi. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

La consejera Ollo visitó ayer los trabajos de búsqueda de los restos de la familia Sagardía Goñi.

Pamplona- Los trabajos de exhumación de la sima de Legarrea, donde miembros de la Sociedad de Ciencias Aranzadi buscan los restos de la familia Sagardía Goñi, comenzaron ayer con su segunda fase, en la que se abarcará un una zona más profunda tras haber hallado ya cinco de los siete cuerpos. Se trata de los restos de una madre y seis de sus siete hijos, que fueron arrojados al pozo por sus vecinos en 1936. Hasta hace un mes, cuando se descubrieron los primeros restos y se destapó la verdad, este era solo uno de tantos crímenes sin respuesta que dejó tras de sí la Guerra Civil.

Según explicó el médico forense encargado de la excavación, Francisco Etxeberria, todos los huesos son de menores y entre ellos se encuentran los del mayor de los hermanos, Joaquín, de 16 años y la más pequeña, Asunción, que no alcanzaba los dos años de edad. Falta por hallar los huesos de la madre, Juana Josefa, y el último de los menores.

Según explicó Etxeberria, se encuentran trabajando a 50 metros de profundidad en una zona complicada. “La grieta es muy descendente y nos molesta mucho el techo, estamos casi tumbados sacando los restos”, aseguró. Su teoría es que algunos de los cuerpos pudieron rodar por este plano inclinado, quedando apoyados en lo más profundo.

No solo restos humanos aparecieron entre el barro, también se encontraron enseres de los menores. “Nos han aparecido también las suelas de las zapatillas de dos de los niños, unas suelas de caucho rojizo que en la época se usaban en las alpargatas”, comentó, añadiendo que también encontraron un botón de nácar.

El 2015 se produjo una primera intentona de localizar los cuerpos, pero el hallazgo del cadáver de Iñaki Indart, un joven de Legasa desaparecido en marzo del 2008, obligó a paralizar las labores. Estas se retomaron a principios de septiembre con las limpieza del lugar a cargo del grupo de espeleología Satorrak.

Etxeberria declaró que no cesarán la búsqueda hasta que encuentren todos los restos y prevén que puedan terminar mañana o el lunes. La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, mostró ayer su interés con una visita a la zona, donde pudo conocer de primera mano cómo avanzan los trabajos.