Regino Etxabe Concejal de Cultura y Fiestas de Estella-Lizarra

“Hemos pedido al Ministerio ayudas para la excavación de la judería”

Tras casi año y medio al frente de la concejalía de Cultura y Fiestas, conversamos con Regino Etxabe sobre las apuestas culturales y retos pendientes de una ciudad que atesora un rico patrimonio histórico y trata de convertir la cultura en un eje de su desarrollo

juan arteaga - Sábado, 8 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Regino Etxabe, concejal de Cultura y Fiestas de Estella-Lizarra, en una comparecencia anterior.

Regino Etxabe, concejal de Cultura y Fiestas de Estella-Lizarra, en una comparecencia anterior. (Foto: javier bergasa)

Galería Noticia

Regino Etxabe, concejal de Cultura y Fiestas de Estella-Lizarra, en una comparecencia anterior.

Estella-Lizarra- ¿Cómo está la negociación sobre los Golem?

El tema no está parado, seguimos negociando pero es un proceso largo. Es público y notorio por las dos partes que queremos terminar con el actual convenio, pero no es tan fácil porque es un pacto de muchos años y faltan unos doce. Tiene sus escollos porque hay que ver el estado de amortización, el de la instalación y hay que ser prudentes. Ahora las cosas van aparentemente fluidas. Estaría bien poder recuperar la gestión sin costes.

¿Os habéis marcado plazos?

Nos gustaría que se solucionara en lo que resta de legislatura pero no podemos asegurarlo.

En el caso de que se produzca un acuerdo en los tres años que faltan se recupera la gestión pública...

Nuestro objetivo es recuperar la gestión del conjunto de la instalación y ceder la gestión de la programación cinematográfica a una empresa especializada. Queremos tener la sala uno para grandes eventos y las demás salas siempre que no haya cine. Estamos estudiando diferentes fórmulas, hemos hablado con empresas del sector especializadas en salas pequeñas. En relación a la cafetería queremos que sean concursos separados, porque ahora está incluida en el convenio.

¿Cuáles son los objetivos que os planteáis con la política cultural en Estella-Lizarra?

Un punto clave es la recuperación de la gestión del Centro Cultural de Los Llanos, otro es la dinamización de la vida cultural en general y en este sentido, decimos que en Estella es muy potente por el rico asociacionismo cultural que tiene. Uno de los objetivos es ayudar con los recursos existentes a los colectivos, artistas y agentes culturales de aquí. Por ejemplo, este año han tocado músicos de Estella que llevaban años sin hacerlo en actuaciones organizadas por el Ayuntamiento. También está el programa Lizarreria de música joven del cual ha salido el grupo Bolbora, que tuvieron la oportunidad de ser teloneros de Manu Chao. Lo mismo se puede decir del teatro, donde tratamos de dar facilidades para actuar a los grupos y actores y actrices de la zona, incluso en las artes gráficas, con alguna instalación de artistas de Lizarra o que viven en nuestros alrededores. La idea general es la de apoyar en la medida de las posibilidades que tenemos.

El patrimonio histórico es una parte esencial de la ciudad, ¿se aprovechan todas las potencialidades que ofrece?

Yo creo que no. Se necesita seguir trabajando tanto en la conservación como en la puesta en valor. Ahora mismo la apuesta importante es la señalética unificada en el barrio monumental. Tiene una partida presupuestaria importante para los tres años que quedan de legislatura. Parece algo básico pero es increíble que no estuviera ya hecha. Se hace en colaboración con el CETE y va avanzando aunque al necesitar cantidades altas precisa de concurso.

¿Se le puede sacar más partido al patrimonio de cara a posicionar a la ciudad como una ciudad cultural y no solo enfocada al turismo?

Es uno de los objetivos. Estamos trabajando fuerte y pidiendo a las instancias que se debe pero necesitamos la ayuda de instituciones superiores de Navarra y el Estado. Aquí no tenemos sol y playa, y el componente patrimonio está presente en muchas de las visitas que recibimos. Hay muchas líneas de trabajo, por ejemplo con la Red de Juderías estamos trabajando y le damos tal importancia que el alcalde se ha convertido en su vicepresidente. En una visita reciente de responsables de Patrimonio del Ministerio les hemos pedido ayudas para excavar la judería. El tema judío es muy atractivo para la gente aunque ahora no tenemos mucho que ofrecer materialmente. Lo que si podemos hacer es poner en valor ese pasado con unas mínimas rutas que expliquen donde estaba la sinagoga o a la muralla. En todo caso es una asignatura pendiente.

Para ser una ciudad pequeña hay muchas iniciativas y mucha oferta cultural ¿sería necesaria una oferta más ordenada y profesionalizada?

Es una ciudad con una vitalidad que ni podemos ni queremos controlar, que hay que dejar que se desarrolle. La actividad es muy rica y a veces supera las infraestructuras existentes. Lo que sí tenemos es un problema claro de comunicación de toda esa oferta.

Más allá de polémicas, el concierto de Manu Chao posicionó a la ciudad en los medios durante días. ¿Cree que a la ciudad le falta un festival mediático que la sitúe más claramente como una ciudad cultural hacia afuera?

Tal vez sí, aunque tiene eventos desaprovechados como la Semana de Música Antigua o la Semana de Estudios Medievales, que están a nivel europeo pero tienen un carácter más minoritario. Faltaría un evento que se celebre en la calle. Hemos tenido propuestas de conciertos, de festivales de más de un día y con formatos que no hay en los alrededores, pero para que se desarrollen es necesario que la ciudad crea en ellos. Tiene que haber personas con perfiles diferentes que impulsen esas iniciativas para que no surjan de la nada aunque los ayuntamientos las apoyen.

En la ciudad se producen muchas iniciativas de carácter popular ¿hay algún plan o proyectos desde la concejalía?

Por cultura popular entiendo todo, desde txapalarta a un dj, es decir, la cultura que sea capaz de generar la gente de la ciudad. Para este tipo de iniciativas tenemos cosas pensadas pero prefiero no adelantarlas.