Comida hospitalaria

Pello Iriarte - Lunes, 10 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Ingresé en el CHN el 10 de setiembre de 2013, y entre idas y venidas mi última salida fue el 4 de julio de este año. He conocido una comida basura que solo la disfrutaba con el olfato y la vista, por este orden, sobre todo cuando había pescado. Mi mujer fue clave para que hoy lo pueda contar. En una de las vueltas noté que la comida había mejorado mucho, y yo ahora mismo y siendo exigente le pondría un 7 como comida de hospital.

Calidad y cantidad.

Según mi hermana, que recientemente ha estado en el hospital y en una residencia clínica privada, dice que comía mucho mejor en el hospital.

Como veo que hay discrepancias, no estaría mal una consulta a los pacientes.