Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
LAS CUENTAS PÚBLICAS DE NAVARRA

Navarra discute con el Estado 153 millones

Es la diferencia entre los 494 millones anuales que reclama Madrid y los 341 que ya ha calculado la Hacienda Foral

Aranburu apremia a renegociar para no tener que seguir pagando de más

Julio Iturri Javier Bergasa - Martes, 11 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda, durante su comparecencia de ayer en el Palacio de Navarra.

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda, durante su comparecencia de ayer en el Palacio de Navarra.

Galería Noticia

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda, durante su comparecencia de ayer en el Palacio de Navarra.

pamplona- A medida que se va despejando el panorama de gobierno en Madrid tras el nuevo agostazo del PSOE, y con independencia del color político que tenga el nuevo poder central, al Gobierno de Uxue Barkos le urge abordar ya la renegociación de la Aportación que la Comunidad porque la Hacienda Foral se juega mucho en ello. Exactamente disponer de 153 millones de euros más o menos.

En esta negociación para actualizar las cantidades del Convenio Económico que regula las relaciones entre ambas administraciones, entre la cantidad que el Ministerio de Cristóbal Montoro calcula que Navarra debe aportar por los servicios prestados -494 millones de euros anuales- y las cuentas que han sacado al detalle los técnicos de la Hacienda foral -que no pasa de 341 millones- hay una cuantiosa diferencia de 153 millones de euros en litigio que no son moco de pavo. Equivale aproximadamente a la mitad del gasto de personal en el departamento navarro de Educación.

Esta horquilla que se abre entre los cálculos de una u otra parte depende de qué índice de imputación se aplica, en función de la renta relativa, en la cuantificación de las competencias compartidas -aquellas en cuya financiación participan la Comunidad Foral y el Estado- o en los ajustes de los impuestos indirectos -IVA o hidrocarburos, básicamente-, cuestiones muy técnicas en los que cada uno, lógicamente, barre para casa. Sin embargo, mientras en la Hacienda navarra los técnicos se han afanado en realizar un cómputo muy detallado y justificado, en el Ministerio aún no se han puesto a calcular la letra pequeña, en parte debido a la situación de interinidad en la que se ha estancado el Gobierno Rajoy desde hace casi un año.

El responsable de Política Financiera del Gobierno navarro, Mikel Aranburu, convocó ayer una comparecencia de urgencia para apremiar al Ministerio de Hacienda a que, ante la inminencia de la formación del nuevo Ejecutivo central, empiece a preparar ya esta negociación para el quinquenio 2015-2019, con el fin de poder cerrar un acuerdo antes del próximo 31 de diciembre, según el calendario que se impuso el propio consejero.

Y es que, mientras tanto, Navarra está perdiendo mucho dinero. Concretamente, el que paga de más al Estado respecto a lo que le correspondería si su Aportación se adecuara a la nueva realidad económica y no se prorrogaran automáticamente las cantidades pactadas para el pasado lustro, con una recaudación sensiblemente mayor.

de 100 a 250 millones de másDespués de que un estudio elaborado por los técnicos de la Hacienda Foral -que llevan dos años elaborando y cuyas conclusiones avanzó anteayer DIARIO DE NOTICIAS- confirmase que, efectivamente, Navarra está abonando al Estado bastante más de lo que le corresponde, Aranburu ofreció ayer la cuantificación precisa. Tras hacer un cálculo de acuerdo con una “aplicación rigurosa de la metodología prevista en el Convenio Económico”, según apuntó el consejero, los navarros están pagando entre 100 y 250 millones de euros anuales más de lo que deberían. La variación depende de si el cálculo lo hace Madrid o Pamplona.

Y es que, si la parte navarra estima que debe abonar al Estado 341 millones, la liquidación efectiva del año 2015 ascendió a 590 millones -250 por encima- y aun cuando el cálculo lo haga Madrid -que exige 494 millones- el desfase en perjuicio de la Comunidad Foral sigue siendo de 100 millones.

Este desequilibrio será previsiblemente incluso mayor al acabar este ejercicio de 2016, pues el cuarto pago del año ascenderá el montante total a los 613 millones, en aplicación nuevamente de la prórroga automática de la Aportación al no haber un acuerdo de renovación, ni siquiera haberse abierto la negociación.

No obstante, estas cifras, aun suponiendo un lastre importantísimo de tesorería -puesto que no repercute en déficit- en los ya de por sí apretados Presupuestos de Navarra, no preocuparon tanto al consejero Aranburu -quien matizó que esos sobrepagos se podrían compensar en la negociación- como el cálculo que establecerá la cantidad que Navarra deberá aportar al Estado durante los cinco próximos años, hasta el final de la actual legislatura en 2019. Y ahí es donde los gobiernos navarro y español van a pelearse por 150 millones de euros de diferencia, que sí supondrían un balón de oxígeno para las arcas de la Hacienda Foral.

En cualquier caso, el consejero navarro de Política Financiera se mostró tranquilo. A pesar de que entre la formación de gobierno en Madrid -previsiblemente en noviembre, si el PSOE allana el camino a Rajoy y no se repiten las elecciones- y el 31 de diciembre apenas reste mes y medio, Aranburu consideró que “se puede llegar a un acuerdo con relativa facilidad”, al tiempo que situaba la negociación en un plano estrictamente técnico, “ya que se trata de ajustar la Aportación, no de reformar el Convenio”, explicó.

fuera de coberturaEl problema es que, de momento y mientras no haya gobierno, al otro lado nadie quiere ponerse a un teléfono que parece apagado o fuera de cobertura. “Los responsables están en funciones y no se atreven a tomar decisiones que sean compromisos presupuestarios a futuro”, añadió Aranburu sobre sus homólogos en el Ministerio de Hacienda.

Y el hecho cierto es que la delegación navarra tiene prisa por empezar la negociación de la actualización del Convenio y el consejero explicó que urge “reconducir” la cifra base de 2015 con efecto retroactivo, referencia base para el resto del quinquenio y, a partir de ahí, se pueda bajar la cuantía de la Aportación de Navarra a las cargas generales del Estado.

unidad en navarra

apoyo de todos los grupos

Destacado. Ante una negociación económica que pudiera ser tensa entre Navarra y el Estado, lo suyo sería que la parte foral apretara las filas ante Madrid. Pese a las críticas que han formulado recientemente UPN y PP -socios políticos de Mariano Rajoy- sobre la provisión presupuestaria que hizo el Gobierno navarro para pagar la Aportación al Estado, el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, se mostró ayer tranquilo también en este flanco. Ante la próxima negociación con Madrid, aseguró contar con el apoyo de todos los grupos políticos navarros para hacer piña en la defensa de los intereses económicos de la Comunidad Foral. De hecho, durante su comparecencia de prensa, Aranburu desveló que se ha puesto en contacto con todos los grupos para recabar su parecer y que recibió el respaldo de todos para recalcular la Aportación de Navarra al Estado.

las cifras

341

millones anuales que Navarra calcula debe pagar hasta 2019.


494

millones anuales que el Estado reclama a Navarra hasta 2019.


590

millones que Navarra liquidó en la prórroga automática de 2015.


613

millones a los que se calcula que ascenderá la liquidación de 2016.