Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Los grupos esperan reconducir la situación

La maniobra del Arzobispado deja en el aire las actividades con los scouts de cientos de menores

Incertidumbre sobre la cobertura legal de cara a este fin de semana tras la disolución de la asociación
Los grupos esperan reconducir la situación fieles a su autonomía y filosofía del escultismo católico

Jueves, 13 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:06h

Algunos grupos han optado, por precaución, por no realizar las actividades de este fin de semana.

Algunos grupos han optado, por precaución, por no realizar las actividades de este fin de semana. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Algunos grupos han optado, por precaución, por no realizar las actividades de este fin de semana.

Pamplona- La drástica y contestada decisión del Arzobispado de disolver la actual Asociación de Scouts Católicos-Euskalerriko Eskatuak Nafarroa y las dificultades para poner en marcha la nueva estructura creada desde la Diócesis e integrar en ella a los grupos actualmente en funcionamiento ha provocado una situación de fuerte debate interno en el movimiento scout, que se resolverá en los próximo días y, a corto plazo, una consecuencia práctica de difícil salida: varios grupos estén planteando suspender las actividades con menores previstas este fin de semana al tener dudas sobre la cobertura de seguros y otras cuestiones legales dado que la titularidad residía en un ente ahora extinguido.

Representantes de ocho de los nueve grupos hasta ahora adscritos a la asociación tradicional y miembros históricos del movimiento escultista católico, alrededor de 100 personas, mantuvieron ayer un encuentro en Villava para intercambiar opiniones, aunque la decisión de los siguientes pasos reside en los respectivos grupos, que los consultarán y comunicarán a las familias.

Una de las conclusiones a las que se llegó fue que los todos los grupos van a seguir trabajando de la mejor manera posible para seguir sacando adelante el escultismo católico en el que han vivido y en el que educan a los jóvenes con los que trabajan, estén o no en la nueva asociación. También dejaron claro que la falta de información actual genera una incertidumbre y dudas sobre la nueva asociación ya que no se les ha ofrecido ningún dato. Ahora se debaten entre la tesitura de entrar en la nueva asociación lanzada y controlada directamente por el Arzobispado, plantear una alternativa o intentar retomar algún punto de consenso tras un año de desencuentros con las instancias de la jerarquía eclesial en torno a cuestiones de fondo y forma que se precipitó en una crisis importante con riesgo de fractura en el movimiento tras la última decisión unilateral del Arzobispado del pasado lunes.

Aunque las posiciones no son homogéneas ya que dentro de cada grupo de scouts hay diferentes sensibilidades y, en conjunto, una parte minoritaria de los grupos estaría dispuesta a entrar en el nuevo marco de funcionamiento impuesto por el Arzobispado. A este respecto, el colectivo de los antiguos monitores manifestó que ellos son antiguos miembros de la disuelta Scouts Católicos de Navarra, en la que han trabajado, por lo que no se identifican con la recién creada y que si los grupos deciden participar en ella, no les acompañarán por ese camino. Sí les ofrecerán su asesoramiento y ayuda si se forma una asociación alternativa o si siguen por libre.

Pero para todos, la urgencia de los grupos es dar garantías y seguridad a menores y sus familias, a los que se deben. En los próximos días tomarán decisiones y las comunicarán.

desencuentros de fondoEn el fondo hay tres niveles de conflicto. Uno, el más evidente y que ha aflorado en las reuniones recientes, tiene que ver con la forma de organización. El Arzobispado apuesta por un modelo más vertical en el que las figuras de sus personas de confianza sean decisivas en las líneas de actuación y la selección de monitores;y otro, es más horizontal o “de abajo arriba”, como venía siendo en la práctica hace años. El segundo ámbito de conflicto, quizá el más importante, radica en la propia concepción y planteamiento de la manera de entender y practicar el cristianismo. Finalmente hay un tercer nivel relacionado con la nomenclatura y marcos de representatividad más allá de Navarra. - J.I.C.