Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

‘Quo vadis’? Pérez jauna

Por Txus. Iribarren - Viernes, 14 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:08h

Galería Noticia

Si la Iglesia fuera una empresa, esta semana el arzobispo ya hubiera sido llamado ante el Consejo de Administración junto a su responsable de márketing. En pocos días ha logrado dejar temblando su cartera de clientes. Y no andan sobrados. La semana pasada consiguió poner de acuerdo a las comunidades cristianas de base debido a su posicionamiento (el quiebro a lo Pilatos de ayer es un error sobre otro error) con la cripta de Mola y Sanjurjo molestando también a muchos creyentes sensibles con los crímenes de la dictadura en una tierra como ésta. Ahora le toca al movimiento juvenil más pujante de Navarra en una huida hacia delante de difícil pronóstico, aunque la crisis y la fractura ya son inevitables. En poco más de una semana se mete con gran parte de la base social de su entidad y coloca en un callejón casi sin salida al núcleo del relevo generacional. El presente y el futuro en la picota. Si fuera un equipo de fútbol, es como si el entrenador enfadara a la afición de Graderío Sur y hubiera disuelto Tajonar. Y es que hay jugadores expertos en hacerse un lío con el balón, creando problemas donde no los había y escurriéndose de otros que realmente existen en el equipo. Porque si se quiere revisar el binomio menores-Iglesia, mejor que cuestionar el ejemplar trabajo de los scouts con mil chavales, sería darse una vuelta por el cine y ver alguna película oscarizada... Pero ese es un tema para otro día. Hay quien dice -volviendo al partido- que esto es un asunto de formas. Y con palabras como las de ayer y maniobras oscuras de disolución-refundación de los scouts, no les falta razón. Pero el quid de la cuestión está en el fondo. En cómo entender y practicar el cristianismo hoy en día. En el tamaño de las ruedas de molino. Si se quiere una Iglesia de alzacuello, misa y procesión o una opción por los pobres, los que sufren y la calle. Una Iglesia que se parapeta tras un mausoleo dedicado a verdugos franquistas o que ayuda a buscar por las cunetas a sus víctimas. Nada es blanco o negro ni nadie tiene toda la razón, pero así como el Pérez ha puesto en el brete a los grupos de pasar por un embudo reduccionista en “Fe, estilo y país” (parafraseando los tres ejes del ideario scout), es la propia Iglesia quien se encuentra ante un cruce y tendrá que elegir su rumbo. Y desde luego, visto el discurso del otro Francisco, estos caminos no llevan a Roma.

Más sobre Navarra

ir a Navarra »