El Planeta bate récord en un año marcado por la mezcla de géneros entre las finalistas

Se han presentado 552 obras, la cifra más alta en los 65 años del galardón

Alicia Ezker Andreu Dalmau - Sábado, 15 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:09h

El presidente del Grupo Planeta, Josep Creuhera (c), junto a los miembros del jurado Alberto Blecua (i), Fernando Delgado (2d), Juan Eslava Galán (3d), Pere Gimferrer (2i), Carmen Posadas (3i), Rosa Regàs (4d) y Emili Rosales (d), ayer en la presentación

El presidente del Grupo Planeta, Josep Creuhera (c), junto a los miembros del jurado Alberto Blecua (i), Fernando Delgado (2d), Juan Eslava Galán (3d), Pere Gimferrer (2i), Carmen Posadas (3i), Rosa Regàs (4d) y Emili Rosales (d), ayer en la presentación de la 65ª edición del Premio Planeta de Novela.

Galería Noticia

El presidente del Grupo Planeta, Josep Creuhera (c), junto a los miembros del jurado Alberto Blecua (i), Fernando Delgado (2d), Juan Eslava Galán (3d), Pere Gimferrer (2i), Carmen Posadas (3i), Rosa Regàs (4d) y Emili Rosales (d), ayer en la presentación

barcelona- El Premio Planeta no se sale del guión y aunque todo está ya cocinado nadie adelanta el menú hasta la cena de mañana, cuando se den a conocer de manera oficial los nombres del ganador o ganadora y finalista del premio con mayor dotación de las letras españolas. La edición de este año, la 65, arrancó ayer con la tradicional rueda de prensa con el jurado para dar a conocer datos sobre las diez obras finalistas sin que trascendiese la más mínima pista sobre los nombres de los premiados. Ni siquiera ayer entre corrillos sonaban unos por encima de otros, aunque no faltaban rumores. Nombres que seguro se van conociendo hoy a lo largo del día.

Este año todo puede pasar y más tras la concesión del Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan, una concesión que ayer centró el debate entre la prensa especializada y el propio jurado del Premio Planeta con opiniones tanto a favor como en contra.

Pero no era el Nobel el protagonista ayer sino el Planeta (premios totalmente opuestos), y sus obras finalistas, en una edición marcada por varios aspectos como la eliminación de las fronteras entre géneros literarios con diez novelas finalistas, en las que se entremezclan la novela negra, el género histórico, la intriga, el romanticismo, la novela costumbrista, lo policíaco, el misterio, el realismo mágico o la aventura.

la piratería sigue amenazando Variedad de géneros en un año que ha batido récord de participación con 552 obras y que, según indicaron los responsables de Planeta, ha sido un ejercicio de recuperación para el sector del libro, con un crecimiento del 3%, todo ello a pesar de la piratería que, lejos de controlarse, sigue siendo la gran amenaza.

El presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, que arrancó su intervención con el convencimiento de que “una sociedad que lee es una sociedad mejor”, volvió a expresar su “gran preocupación” por la piratería, ante la cual cree que “todos debemos estar unidos, sin excusas, porque es un atentado y un desprecio a la cultura, un robo que hace sufrir a todos los integrantes de la cadena del libro, desde los escritores a los libreros”.

Por su parte, el director general de Planeta, Jesús Badenes, aprovechó el encuentro con la prensa para dar a conocer datos “esperanzadores” sobre el futuro del libro ya que 2015 ha sido el primer año en el que el consumo de libros ha repuntado, un 3%, sobre todo en novelas y libros infantiles y juveniles;y adelantó que 2016 “será un buen año, con un crecimiento de entre un 1 y un 2 %, motivado nuevamente por la ficción y los libros juveniles e infantiles. El libro en papel que se vende en librerías sigue teniendo un peso mayoritario en el sector (89%) y el libro electrónico representa menos del 4% del consumo anual de libros”, añadió. Para los responsables de Planeta, el reto del Premio es “aumentar el número de lectores”, y destacaron que hoy en día es tal la relación entre cine y literatura que “se puede decir que el libro es el I+D de la producción audiovisual”.

novelas finalistasEl escritor jienense Juan Eslava Galán, miembro del jurado, explicó una a una las diez novelas finalistas, entre las que figuran El marido de la gitanilla, “una novela histórica de aventuras y aprendizaje llena de teorías conspirativas”;Sol de Tebas, una novela negra con un escritor de éxito de protagonista que se enfrenta a un destino trágico;Tinta corrida, que se mueve entre la novela romántica y la novela social de costumbres en la Argentina de los años 20;Sardinas coloradas, “una novela policíaca, con elementos fantásticos y sentimentales;El nacimiento, “a medio camino entre la novela de acción y de aventuras, y ambientada en la Atenas de la guerra de Peloponeso”;Con un par de alas, una novela intimista protagonizada por una mujer jovencon un contrapunto de ironía y comicidad”;o El camino de Santiago, que contiene realismo mágico y lirismo”. El reposo de la tierra durante el invierno, “una novela testimonial, intimista, durante la Argentina que transita por los gobiernos de Cámpora, Perón, Evita y Videla”;y Nada impide, una novela negra clásica, de estilo lineal, con sorpresas dosificadas que mantienen el suspense en un relato de un secuestro de un autobús escolar”.