Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un sistema de mecenazgo más flexible sustituye al ‘sello socialmente comprometido’

El Gobierno atiende la demanda del sector social, que había cuestionado el actual instrumento
El modelo permitirá mayor agilidad a las entidades para captar fondos privados vía desgravación fiscal

Txus Iribarren - Sábado, 15 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

La financiación privada para proyectos es un reto de las ONG.

La financiación privada para proyectos es un reto de las ONG. (Foto: cedida)

Galería Noticia

La financiación privada para proyectos es un reto de las ONG.

Pamplona- El Consejo Navarro de Bienestar Social pasó ayer, por unanimidad, una nueva página del cambio en Navarra en torno a un asunto simbólico pero con consecuencias prácticas importantes para el sector social. Este órgano consultivo aprobó ayer una propuesta del departamento de Derechos Sociales para sustituir el cuestionado Sello Socialmente Comprometido de la última etapa de UPN por un nuevo modelo de mecenazgo que busca aumentar y agilizar las aportaciones económicas de particulares y empresas a entidades sin ánimo de lucro del ámbito de los servicios sociales, la cooperación y la igualdad. El nuevo sistema se basa también en desgravaciones fiscales, pero además de aumentarlas simplifica los procesos al referirse a entidades en lugar de a proyectos concretos aliviando la carga burocrática y eliminando “cierto filtro político-administrativo que restaba autonomía y libertad de actuación a la sociedad civil”, señaló Laparra. La iniciativa, que se había trabajado previamente con representantes de entidades sociales y del Gobierno foral, se concretará en un proyecto de ley que se tramitará en el Parlamento.

Este nuevo modelo de mecenazgo incentivará las donaciones a entidades sociales a través de ventajas fiscales, sustituyendo así al Sello Socialmente Comprometido, puesto en marcha la pasada legislatura por el Gobierno anterior y cuestionado por varia ONGD por su complejidad.

La propuesta del actual Ejecutivo foral fue presentada ayer por el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, al Consejo Navarro de Bienestar Social en una reunión que se enmarca dentro del proceso de participación abierto en torno a esta iniciativa que llegará al Parlamento como una disposición adicional dentro de la ley de medidas fiscales.

En declaraciones a los periodistas antes de presidir ese encuentro, Laparra explicó aEfe que su propuesta sustituye al anterior sistema de Sello Socialmente Comprometidoque “fue bastante criticado por entidades sociales por cuestiones de procedimiento”, ya que era complejo, “especialmente farragoso y había que presentar muchos papeles cada año”. A eso añadió que el sistema también era cuestionado por lo que “suponía de un cierto filtro político administrativo en la selección de los proyectos que daban lugar a desgravación fiscal”.

deducciones como en culturaCon el nuevo sistema se introduce una nueva forma de desgravación que se aplica directamente a las entidades asentadas en Navarra y que intervienen en los ámbitos de servicios sociales, cooperación para el desarrollo e igualdad entre hombres y mujeres, según detalló. El Gobierno prevé aplicar el mismo régimen de deducciones fiscales que en el caso del Mecenazgo Cultural. Al respecto precisó que las “cuantías y el procedimiento es bastante similar”, la novedad es que “se identifican las entidades sociales que dan lugar a desgravación, no tanto los proyectos concretos”.

En el IRPF los sujetos pasivos que realicen donaciones a las entidades sociales beneficiarias tendrán derecho a deducir de la cuota del impuesto el 80% de los primeros 150 euros de las cantidades donadas. Los importes superiores a 150 euros tendrán derecho a una deducción del 40%. Por su parte, en el Impuesto de Sociedades, los sujetos pasivos que realicen donaciones a las entidades beneficiarias tendrán diferentes beneficios fiscales.

Para la determinación de la base imponible, los importes de las cantidades donadas tendrán la consideración de partida deducible;y, además, tendrán derecho a practicar una deducción de la cuota líquida del impuesto del 30% en los primeros 300 euros. Los importes superiores a 300 euros tendrán derecho a una deducción de la cuota líquida del 20%.

Laparra remarcó que esperan que estas “condiciones ventajosas” supongan una “vía de financiación para las entidades sociales que les permita desarrollar su trabajo en esas condiciones de libertad y autonomía que estaban reclamando”.

Trabajo de consenso previoEl vicepresidente, quien puso el proceso de trabajo y participación llevado a cabo con las entidades sociales representadas por el CERMIN, la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza, la Coordinadora de ONG de Navarra y REAS, indicó que la propuesta que salga de todo este proceso se introducirá en la próxima tramitación de las medidas de orden fiscal que acompañan a los Presupuestos de Navarra.

Puntualizó también que al tratarse de una ley preferentemente fiscal y de Hacienda no requiere un dictamen por parte del Consejo Navarro de Bienestar Social, en el que participan representantes de la Administración y de entidades sociales.

los cambios

Donaciones a entidades, no a proyectos concretos. El Gobierno señala que, a diferencia del anterior sistema, ahora quienes tienen que acreditar unos mínimos para ser posibles receptores de estas donaciones son las propias entidades (ONG, colectivos...) no el proyecto concreto, algo que simplifica mucho el proceso que recargaba de trabajo administrativo tanto a las entidades como al departamento.

Apuesta por el micromecenago. El proyecto hila más fino que el anterior sello en las pequeñas donaciones entendiendo que, más allá de las grandes empresas, son ciudadanos/as o pymes las que realizan aportaciones. Por ello se trocean más los tramos y se prima hasta con un 80% de deducciones en el IRPF (el doble que antes) en los primeros 150 euros. En el caso de impuestos de sociedades (empresas) también se aumena del 20% al 30% en los primeros 300 euros.