Empleo libre, igualitario, digno y transparente

Por Arantxa Izurdiaga - Domingo, 16 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:09h

el cambio también llega al mundo laboral y del empleo. El pasado mes de septiembre, el Gobierno de Navarra hizo público el borrador del Plan de Empleo de Navarra 2016, con el objetivo compartido de crear empleo, de mayor calidad, mejorar la empleabilidad e impulsar las políticas de igualdad de oportunidades e inclusión sociolaboral.

Es precisamente este último punto el que, desde EH Bildu Nafarroa, creemos requiere una especial atención para superar la discriminación aunque en él echamos en falta una referencia específica a la exclusión en el acceso al empleo. La próxima semana comenzará una acampada bajo el nombre Berduintasuna, que precisamente, quiere incidir sobre este asunto que lastra el acceso al empleo de mujeres, sindicalistas… en Nafarroa.

El principio de no discriminación en el acceso al empleo ha sido ampliamente reconocido por normas internacionales, comunitarias e internas. A pesar de toda esta amplísima regulación normativa, en Navarra persisten situaciones muy graves de discriminación a la hora de acceder a un puesto de trabajo. Y buen ejemplo de ello es la discriminación generalizada que afecta a las mujeres, que se traduce en una menor tasa de actividad, una mayor tasa de desempleo y mayor precariedad. Esta causa de discriminación a la hora de acceder a un puesto de trabajo es especialmente sangrante en la industria navarra. Según los datos de la Encuesta de Población Activa solo una de cada cuatro personas empleadas en el sector en Navarra es mujer. Por poner un ejemplo, en la factoría Volkswagen, empresa tractora en la industria navarra, es muy clara la discriminación a la que está sometida la mujer a la hora de acceder a un empleo. Los datos son realmente preocupantes, en el año 2015, de un total de 4.394 empleados, 3.858 son hombres frente a 536 mujeres, lo que representa el 12% de la plantilla. A la vista de estos datos, es evidente que impulsar la aprobación planes de igualdad en el ámbito de las empresas es una medida muy positiva, pero claramente ineficaz si no viene acompañada de medidas reales que impulsen el acceso de las mujeres al empleo.

Otro claro ejemplo de discriminación a la hora de acceder a un empleo en Navarra es el motivado por causas ideológicas o sindicales. En la mayoría de empresas de la industria navarra, aunque no es algo exclusivo de este sector, el sistema de contrataciones está vinculado a las fuerzas sindicales mayoritarias, de tal manera que son los sindicatos quienes ejercen de agentes empleadores, siendo de sobra conocido el criterio de selección empleado. Este sistema resulta claramente discriminatorio para un sector muy importante de la sociedad navarra, no sólo para aquellas trabajadoras y trabajadores afiliados a otros sindicatos, sino también para todas aquellas personas que libremente han decidido no afiliarse a ningún sindicato. No olvidemos que el 90% de los trabajadores y trabajadoras navarras no están afiliadas a ninguno de los 2 sindicatos estatales que controlan los sistemas de contratación.

Desde EH Bildu creemos que es necesario poner fin a este sistema de contrataciones. No podemos legitimar ni normalizar durante más tiempo un sistema que vulnera gravemente derechos en el ámbito laboral. Desde EH Bildu defendemos el derecho a la libertad sindical, donde cada trabajador y trabajadora decida libremente si desea afiliarse o no a un sindicato, pero que esta elección se realice de manera libre, sin presiones, sin amenazas, sin premios y sin recompensas.

Creemos necesario que el Gobierno impulse un nuevo modelo de contrataciones, sujeto a control público y verificable, como medida que promueva la igualdad real de oportunidades en el acceso al empleo, eliminando cualquier práctica de discriminación, directa o indirecta, cubierta o encubierta, como mejor medida para garantizar la igualdad de oportunidades.

La autora es parlamentaria de EH Bildu Nafarroa