Anulan una sanción a un bar al estar basada en un bando de alcaldía

El local sacó música a la calle en fiestas fuera del horario
El TAN resuelve que no existe soporte jurídico para la multa de 300 euros

Nieves Arigita - Martes, 18 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

“Si se trataba de refundir o armonizar normas previas, era necesario elaborar una ordenanza” “Este bando es, por su contenido, una ordenanza de Policía”

tudela- El Tribunal Administrativo de Navarra ha resuelto anular la multa de 300 euros impuesta por el Ayuntamiento de Tudela a un bar por sacar música a la calle en las fiestas de 2015, fuera del horario que establecía un bando de Alcaldía de junio de ese año. La sanción, según el TAN, no se ajusta a derecho ya que, básicamente, “un bando no puede según la ley contener normas jurídicas” y el bando impugnado por el propietario del establecimiento tudelano “las contiene”. En este sentido, el tribunal recuerda que los bandos “se reservan para cuestiones de índole menor, sirviendo a veces de recordatorio al vecindario del cumplimiento de determinadas disposiciones legales o reglamentarias”, pero en ningún caso pueden sustituir a las ordenanzas municipales, que son la herramienta a través de la que se canaliza la potestad normativa.

“No se trata de un mero recordatorio de la vigencia de las normas jurídicas determinadas ni de establecimiento de directrices no obligatorias, típico contenido de los bandos”, apunta el tribunal sobre el documento de Alcaldía, llamando la atención porque en el mismo “se establecen disposiciones, prohibiciones y limitaciones, y se tipifican y sancionan conductas”. Al hilo de esto, el TAN afirman que el bando que sustenta la sanción al bar “es, en cuanto a su contenido, una ordenanza de Policía”.

“Un bando no puede, según la ley, contener normas jurídicas y el bando impugnado las contiene”

Tribunal Adm de Navarra (TAN)

En la misma línea, el TAN da la razón al recurrente cuando denuncia que ni en el bando ni en la resolución sancionadora del Ayuntamiento ni en ninguno de los demás trámites del procedimiento se hace referencia a cualquier otra norma que pudiese amparar la sanción por sacar música a la calle fuera del horario regulado mediante bando. “Es por ello que hemos de considerar que la sanción carece de soporte jurídico alguno y procede a su anulación, sin necesidad de entrar en otras cuestiones planteadas por las partes”, resuelve el TAN, al que no le consta que se interpusiera recurso por parte del Ayuntamiento.

mesa del ruido y buena feLa inexistencia de una ordenanza específica para regular y establecer los horarios de música en la calle durante las fiestas de Tudela responde en buena medida a la política de participación y consenso desarrollada a través de la llamada Mesa del Ruido, creada en la anterior legislatura y vigente en la actual. Este órgano, en el que están representados Ayuntamiento, vecinos, propietarios de bares y peñas, determina cada año los horarios de música en la calle, buscando un equilibrio entre el descanso vecinal y los intereses de bares y peñas con respecto a los días más potentes del calendario festivo. Es por ello que no existe una norma jurídica inamovible ya que dependiendo del calendario de laborables y festivos se ajustan los horarios, en reuniones previas a la semana patronal.

Las decisiones de la Mesa del Ruido de 2015 darían por hecha la buena fe de las partes y se recogieron en el bando de Alcaldía que, en 2015, emitió el actual equipo de Gobierno y firmó Eneko Larrarte. Sin embargo, la resolución del TAN compromete estos acuerdos a cuatro bandas y deja abierta la puerta a futuros recursos contra las multas impuestas por incumplimiento de los horarios que se acuerdan en la Mesa y se hacen públicos a través del bando de Alcaldía.