Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Pizarra nacional

Miércoles, 11 de Enero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

metz - El Mundial de balonmano que arranca hoy en Francia hablará español, al menos en los banquillos, con la presencia de hasta seis técnicos españoles al frente de seis selecciones, un cuarto de los equipos participantes en el campeonato.

Un dato que habla del reconocimiento internacional de los entrenadores españoles, que en los últimos años no sólo ha ido multiplicando su presencia en distintas selecciones, sino que también ocupan los banquillos de algunos de los principales clubes del mundo.

“No es una casualidad. Es producto de muchos años de trabajo, de estudio, de formación. Del funcionamiento de una escuela nacional de entrenadores con mucho prestigio y de los buenísimos resultados del balonmano español con esos dos títulos mundiales en 2005 y en 2013”, señala el exseleccionador nacional Juan de Dios Román.

Una escuela nacional de entrenadores por la que han pasado desde el actual seleccionador, Jordi Ribera, al entrenador de Japón Antonio Carlos Ortega, sin olvidar, como no, a Valero Rivera, que tras llevar en 2015 a Qatar al subcampeonato mundial intentará consolidar en Francia al equipo catarí entre la elite.

El mismo objetivo que comparten Talant Dujshebaev, que dirigirá a Polonia, y Xavier Sabaté, máximo responsable de la selección húngara, mientras que Mateo Garralda intentará hacer historia con Chile y buscará por primera vez la clasificación para los octavos de final.

Una lista a la que podría haberse unido un séptimo nombre, el del exseleccionador español hasta el pasado mes de septiembre, Manolo Cadenas, que rechazó el ofrecimiento de dirigir en Francia a la selección de Baréin, un equipo al que clasificó para la cita mundialista otro técnico español, Fernando Barbeito.

ética de trabajo “Si algo caracteriza a todos los entrenadores españoles es la minuciosidad en el trabajo. Profundizar en cada pequeño detalle que puede influir en el resultado, controlar todos los aspectos tácticos, preparar todas las posibles soluciones tácticas que se puedan necesitar en el partido”, explicó Manolo Cadenas.

Una “complejidad táctica”, como la definió Cadenas, que ha dotado a la escuela española de entrenadores de una personalidad propia y claramente reconocible en el concierto internacional.

“Durante muchos años el balonmano español se definió por la defensa 6-0 y el contraataque y a partir de ahí se fue creciendo en tanto en el orden táctico como técnico y físico y entonces aparece el desarrollo del juego con los pivotes, por ejemplo, que ha creado escuela”, indicó Juan de Dios Román.

“La capacidad de jugar con el pivote del todo el equipo, sobre toda esa conexión en el eje central entre el central y el pivote, sobre la que gira todo el juego de ataque, es una característica que distingue a los entrenadores españoles”, añadió Cadenas.

“El año pasado, por ejemplo, había 18 técnicos iberoamericanos en el curso de la escuela nacional”, destacó el presidente de la Asociación de Entrenadores de Balonmano, José Julio Espina.

“Formación, formación y formación. Son muchos años de trabajo y de formación continuada a través de la escuela nacional y de la asociación de entrenadores. Son muchos años de buen trabajo, en el que se ha combinado la seriedad en el estudio y la innovación”, concluyó Espina. - Efe

las claves

Un navarro

Mateo Garralda. A sus 47 años, el exjugador burladés quiere hacer historia como seleccionador de Chile.

LA cifra

25%

del total. Los seis seleccionadores nacidos en España representan el 25% de todos los entrenadores que se darán cita en el Mundial de Francia.

el dato seis técnicos españoles dirigirán seis selecciones en el mundial que arranca hoy en francia

Herramientas de Contenido