Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Ordena buscar el contrato del avión y el seguro

El Gobierno admite 14 años después que el Yak-42 nunca debió volar

Cospedal se compromete a seguir el dictamen del Consejo del Estado, que culpa al Ejecutivo de Aznar de la tragedia

Ordena buscar el contrato del avión y la póliza del seguro pero no pide perdón

Miércoles, 11 de Enero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Representantes de la asociación de familiares de las víctimas del accidente del Yakolev 42, a su salida del ministerio de Defensa.

Representantes de la asociación de familiares de las víctimas del accidente del Yakolev 42, a su salida del ministerio de Defensa. (EFE)

Galería Noticia

pamplona - La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se comprometió ayer a investigar la gestión del accidente del avión Yak-42, en el que murieron 62 militares el 26 de mayo de 2003 en Turquía, y asumió el dictamen del Consejo de Estado que responsabiliza del siniestro a este departamento, entonces dirigido por Federico Trillo. Cospedal también garantizó la apertura de una investigación sobre el siniestro centrada principalmente en la búsqueda del contrato del avión y de los 42 vuelos anteriores así como de la documentación relativa a la póliza de seguro del vuelo que pagó España

Cospedal y los responsables y juristas de la Asociación de familiares de víctimas del Yak-42 se reunieron durante hora y media, días después de que el informe del Consejo de Estado diera la razón a los familiares afirmando que el avión nunca debió volar, declara la responsabilidad patrimonial de Defensa y advierte de la existencia de irregularidades en las contrataciones de vuelos para el transporte de tropas a misiones internacionales. Al término de la reunión, a puerta cerrada, Defensa explicó en un comunicado que Cospedal había trasladado a los familiares de las víctimas que su departamento seguirá el dictamen del Consejo de Estado, aunque no sea vinculante para el Ejecutivo. El Ministerio, no obstante, destacó que, con independencia de que los tribunales determinaron en su día que Defensa “no tuvo responsabilidad civil o penal” en el accidente, el dictamen sí declara la responsabilidad patrimonial del Estado, indemnizaciones que ya fueron sufragadas. En su informe el Consejo de Estado señala que el procedimiento exigía al Estado la obligación de comprobar e inspeccionar la actividad de sus contratistas, y más en actividades de riesgo.

La Asociación de familiares de víctimas del Yak-42 calificó como “oro moral” y “alivio” la decisión de Defensa, y su presidente, Miguel Sencianes, se declaró satisfecho con la reunión. Para esta asociación supone un “cambio radical” en el enfoque de la gestión del accidente llevada hasta ahora por Defensa y pone el “marcador a cero” en el proceso abierto en 2004.

El vicepresidente de la Asociación, Francisco Cardona, y la familiar de una de las víctimas, Curra Ripollés, dijeron que “aunque la palabra perdón no ha salido en la reunión, con la intención mostrada por Cospedal de esclarecer los hechos nos vale a las familias”. Ripollés dijo al respecto que Trillo y el PP les engañaron “en todo” en referencia concreta a la ausencia de los contratos del Yak que, según se expuso en su día, no obran en poder de Defensa. Tan sólo disponen de una parte del contrato del Yak que encontró el también exministro de Defensa José Bono en las cajas fuertes del Ministerio, que abrió acompañado de la Guardia Civil porque los oficiales se negaban a hacerlo. Sencianes agradeció a la ministra su predisposición y le pidió que investigue los 43 vuelos anteriores al Yak, así como las contrataciones de los seguros.

Con el informe que redacte Defensa se concluye toda la vía jurídica abierta en 2004, recalcó el representante jurídico de la Asociación, Leopoldo Gay. Tras afirmar que a las familias les “da igual la indemnización”, Sencianes destacó que lo importante ahora es que la verdad sirva de homenaje a los militares fallecidos en un accidente que podía haberse evitado, frente al “ultraje y la humillación” por parte del entonces ministro de Defensa.

Por su parte, Federico Trillo, actual embajador de España en el Reino Unido, declaró que “todo lo que haga el Gobierno le parece correcto”. “No valoro comportamientos del Gobierno al que obedezco. Todo lo que haga me parece correcto”, aseguró Trillo en declaraciones a La Sexta tras ser preguntado por la reunión hoy de Cospedal con miembros de la asociación de familiares. El extitular de Defensa sostuvo que no le corresponde a él disculparse por lo que sucedió hace casi 14 años e insistió en que “el PP ya se ha manifestado sobre eso. No soy yo quien debe decirlo -añadió-”.

Mientras tanto, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, comparecerá hoy por vez primera en el Senado, una ocasión que el PSOE aprovechará para exigirle que ponga “día y hora” a la destitución de Trillo como embajador en Londres por su responsabilidad en el caso del Yak-42. El grupo socialista en el Senado entiende que su sustitución no puede esperar a esa remodelación colectiva, una vez conocido el “demoledor” documento del Consejo de Estado, en términos del portavoz del PSOE en la Comisión de Exteriores, Ander Gil.

El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, reclamó al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, que “pida perdón” a las familias de las víctimas, como “gesto de la humanidad que ha faltado” en el Ejecutivo. Los socialistas creen que eso “compensaría y resarciría, aunque sea de manera simbólica, la desesperación y el dolor” que han sufrido, así como la “sensación de abandono” por parte del PP.

Unidos Podemos, ERC y Compromís han pedido la comparecencia de Rajoy en el Congreso para que hable del informe del Consejo de Estado y pida “perdón por los 14 años mirando hacia otro lado”. - D.N.

El Post-it

Temor al desengaño. La palabra “perdón” no salió de su boca, pero la actitud de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, fue suficiente para calmar el enfado de sus interlocutores. Francisco Cardona, vicepresidente de la asociación y padre de uno de los militares fallecidos, explicó que abandonaron la reunión “confiados y con esperanza” por la “clara intención” de Defensa de esclarecer los hechos aunque advirtió de que las familias esperan no volver a sufrir un nuevo “desengaño”.

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad