Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Hacienda varió el último pago de 2016 al Estado para evitar un "perjuicio" a las arcas forales por la prórroga

Mikel Aranburu recuerda que sigue sin actualizarse la aportación del año base del nuevo quinquenio 2015-2019

EP - Miércoles, 11 de Enero de 2017 - Actualizado a las 13:58h

  • Mail
El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, junto a la presidenta de la comisión correspondiente Isabel Aramburu.

El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, junto a la presidenta de la comisión correspondiente Isabel Aramburu. (EFE)

Galería Noticia

PAMPLONA. El consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno de Navarra, Mikel Aranburu, ha explicado que el Ejecutivo foral decidió abonar 60 millones en concepto de aportación económica al Estado en el último trimestre de 2016, en lugar de los 153 millones abonados en las anteriores cuotas, para evitar un "perjuicio" a las arcas forales.

Mikel Aranburu, que ha comparecido en el Parlamento de Navarra a petición propia y de UPN, ha recordado que sigue sin actualizarse la aportación del año base del nuevo quinquenio 2015-2019, por lo que hasta ahora las aportaciones de Navarra se están realizando conforme a una prórroga de la cuantía fijada en el quinquenio 2010-2014, una situación que es "insostenible" para las arcas forales.

Así, el consejero ha explicado que "esta prórroga indefinida supone un importante perjuicio a la estabilidad y sostenibilidad de las cuentas de Navarra" y ha añadido que es su "obligación" evitar este perjuicio para las arcas forales, por lo que la Hacienda foral decidió hacer una aportación de 60 millones de euros en el último trimestre del año.

Aranburu ha explicado que ha mantenido conversaciones telefónicas en este sentido con el Estado tanto en noviembre como en diciembre, y también trasladó en persona su posición en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera en Madrid. "No se ha hecho sin avisar, sino que se ha hablado continuamente, poniendo de manifiesto el grave perjuicio que suponía para las cuentas de Navarra", ha indicado, negando además que el Gobierno foral haya cometido algún "incumplimiento" y anunciando que la próxima semana habrá una reunión entre las dos partes.

Además, ha asegurado que el nuevo equipo ministerial ha expresado su voluntad de "retomar inmediatamente las negociaciones para llegar a la aportación definitiva cuanto antes y regularizar todas las aportaciones".

El consejero ha hecho un repaso sobre lo ocurrido en los últimos meses, para explicar que 2015 era año base de un nuevo quinquenio y debería haberse negociado su actualización. Sin embargo, "hubo un acuerdo tácito para posponer dicha negociación hasta que se hubiese culminado la modificación del Convenio Económico y la resolución de distintos conflictos que se arrastraban del quinquenio 2010-2014".

Una vez resueltas estas cuestiones, según ha explicado Aranburu, en el primer trimestre de 2016, el Gobierno foral instó a los representantes del Estado al inicio de los trabajos y las negociaciones que deberían conducir a establecer los acuerdos del nuevo quinquenio ya iniciado. "Fruto de esta petición, el 22 de abril de 2016 la comisión coordinadora suscribió un acuerdo por el que se acordó crear una subcomisión con la finalidad de impulsar y coordinar los trabajados técnicos preparatorios", ha afirmado.

Sin embargo, ha asegurado que esta subcomisión no ha llegado a constituirse "pese a los continuos requerimiento de Navarra" porque el Estado no ha designado a las personas que le debían representar en este órgano.

Por su parte, Navarra ha seguido avanzando en los trabajos de actualización elaborando un estudio que ya trasladó en octubre al Estado para determinar las relaciones financieras del quinquenio 2015-2019.

Entre tanto, en marzo, junio y septiembre la aportación satisfecha por Navarra se ha liquidado de igual modo que en 2015, como si se tratara de un año más del quinquenio 2010-2014, abonando en cada pago unos 153 millones.

DIFERENCIAS EN LAS CIFRAS

"Esta situación de prórroga indefinida supone un importante perjuicio a la estabilidad y sostenibilidad de las cuentas de Navarra", ha dicho, recordando que el estudio elaborado por el Gobierno de Navarra maneja cifras por debajo de lo que se ha estado pagando hasta ahora, con diferencias de entre 90 y 250 millones de euros.

Además de esto, "hay que añadir las diferencias estimadas en la cuantificación provisional de los ajustes fiscales por la recaudación de la imposición indirecta, que también son favorables a Navarra, al menos en el año 2016", cifrándose en unos 70 millones.

Por ello, el Gobierno decidió abonar los 60 millones en lugar de 153 en el último trimestre del año, acogiéndose a una interpretación del artículo 63.2 del Convenio Económico.

REPROCHES DE UPN Y PPN, AVAL DEL CUATRIPARTITO

El portavoz de UPN, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha criticado que "se ha creado una situación de desconcierto que nos preocupa por la delicada posición en la que pueda quedar Navarra a la hora de negociar, porque para negociar un bueno Convenio lo primero que deben hacer las dos administraciones es cumplir". "Se ha vulnerado el carácter paccionado del sistema foral. Quizá al Gobierno le interese más la bronca que el buen acuerdo. Ha faltado lealtad y ha faltado cumplir la ley", ha censurado.

Por contra, el portavoz de Geroa Bai, Jokin Castiella, ha avalado al Gobierno de Navarra y ha destacado que "el objetivo es recuperar el equilibrio económico que el Convenio exige y que se ha perdido". "Este Gobierno ha querido solventar la situación y ha querido hacerlo no pagando más que aquello que se debe, y haciéndolo con rigurosidad, con seriedad, sin extravagancias y sin ambages en la defensa del Convenio navarro, desde posiciones de serenidad, muy alejado de los calificativos que ha dado el portavoz de UPN", ha asegurado.

En la misma línea, el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha apoyado la decisión adoptada por el Gobierno, "una decisión valiente". "Se ha modificado una actitud absolutamente sumisa que tenían otros Gobiernos a la hora de decir amén a todo lo que se planteara desde el Estado. Avalamos los argumentos del consejero frente a las actuaciones unilaterales que está realizando el Estado. Se trata de evitar un pago provisional prorrogado indefinidamente", ha indicado.

La portavoz de Podemos, Laura Pérez, también se ha mostrado partidaria de "no seguir abonando injustificas y excesivas cantidades por el mero hecho de que el Gobierno del Estado no se haya sentado a negociar". "No entendemos la postura de UPN, cuando la deslealtad es del Estado y de UPN hacia los ciudadanos navarros. El Gobierno central se ha negado a crear la subcomisión y no ha asumido que para resolver esa diferencia de interpretación del convenio hay que sentarse. El Gobierno del PP está actuando de forma prepotente y soberbia, generando un perjuicio para Navarra", ha afirmado.

La parlamentaria del PSN Ainhoa Unzu ha señalado que "la naturaleza de nuestro autogobierno es el acuerdo y es evidente que se ha abierto una discrepancia con el Estado por la cuantía que Navarra tenía que pagar en el último trimestre del año". "La clave es la bilateralidad y si esto cede se puede poner en cuestión toda la arquitectura del sistema foral", ha dicho, aunque ha advertido a UPN de que debería haber negociado "a tiempo" el nuevo quinquenio. Tras ello, ha pedido la reunión de la parte navarra de la comisión negociadora del Convenio Económico.

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha recordado en su intervención palabras del presidente Mariano Rajoy y del ministro Cristóbal Montoro a favor del régimen foral, por lo que ha dicho que "nadie puede poner nunca en duda el compromiso inapelable del Gobierno de España con el régimen foral" y se ha preguntado si "ese mismo compromiso lo tiene el Gobierno de Navarra, porque la decisión unilateral de pagar 93 millones menos evidencia falta de respeto". "Con esta actitud solo salen beneficiados los nacionalistas vascos", ha indicado.

Finalmente, la parlamentaria de I-E Marisa de Simón ha afirmado que "para la ciudadanía navarra es capital que tengamos un nuevo Convenio con el Estado que sea más justo y esto implica que es urgentísimo que la negociación se emprenda cuanto antes". "Llevamos dos años de retraso y en estos últimos meses el Estado se ha negado a negociar, hay un incumplimiento claro que está perjudicando a los intereses de Navarra", ha indicado.


  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad