Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

contempla unas 400 viviendas libres

El plan de Salesianos saldrá adelante si la subasta de suelo cubre el coste del traslado

El Gobierno no pagará a la congregación si no se cuadra la operación cifrada en 50 millones

El Ayuntamiento dará licencia a nueve torres de hasta 17 alturas

Ana Ibarra Javier Bergasa - Sábado, 21 de Enero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

  • Mail
Recreación de las 400 viviendas en el solar situado entre las calle Leyre, Aralar y Media Luna.

Recreación de las 400 viviendas en el solar situado entre las calle Leyre, Aralar y Media Luna.

Galería Noticia

PAMPLONA. Siete años después de su gestación la operación de Salesianos saldrá finalmente adelante, y con el aval del Ayuntamiento de Pamplona, si el Gobierno de Navarra ve cumplidas las expectativas de venta de las parcelas residenciales que se liberan en el Ensanche. Es uno de los principales cambios que introduce el nuevo Ejecutivo en cumplimiento del Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal que dejó atado el gabinete de UPN en su acuerdo con la dirección de Salesianos. El proyecto Sol de Media Luna (ganador del concurso público convocado por el Gobierno), contempla unas 400 viviendas libres (nueve torres de hasta 17 alturas), un centro cívico y una parcela de posible uso comercial en el centro de la ciudad.

Se construirán 400 viviendas libres en el solar del Ensanche ocupado actualmente por el centro educativo que, a su vez, podrá trasladarse al polígono de Sarriguren siempre y cuando la sociedad pública Nasuvinsa cubra mediante la subasta de las parcelas el coste del nuevo colegio de Sarriguren, es decir, alrededor de 50 millones. De no cuadrar las cuentas, el solar revertiría de nuevo en Salesianos. Bajo esta premisa el Gobierno foral no asumiría riesgos en el caso de que no hubiera mercado para la vivienda de alto standing que se proyecta entre las calles Aralar y Media Luna. Dicho de otro modo, si la subasta del suelo quedara desierta, la operación que comprometía al Gobierno quedará abortada. De este modo el Gobierno no deberá realizar ningún desembolso económico ni tendrá que financiar el proyecto vía préstamos hasta que haya promotores de vivienda interesados.

Fuentes del Ejecutivo aseguraron que los informes jurídicos y financieros concluyen que una modificación del PSIS (aprobado de forma definitiva el 25 de junio de 2015), tal y como planteaba el Consistorio pamplonés, es inviable, y expondría al Gobierno al incumplimiento de los plazos previstos para la apertura del nuevo equipamiento deportivo al decaer el interés de la congregación religiosa. La idea de Salesianos es poder empezar a funcionar para el curso 2018-2019.

El proyecto se ha retrasado en esta legislatura después de que el equipo de Asirón planteara, entre otras dudas, una serie de requisitos técnicos para otorgar la licencia de parcelación. El Ayuntamiento de Pamplona, que no estaba de acuerdo con las alturas previstas, deja al menos bien atadas las cesiones que le correspondían en materia de vivienda, así como los tres millones previstos en el convenio para levantar un Civivox. Se espera que en las próximas semanas la junta de gobierno municipal de el plácet a la licencia lo que desbloquearía el proyecto. El Consistorio entendía que el documento presentado en agosto de 2015 por la orden religiosa no coincidía con el convenio firmado entre Salesianos, Pamplona y Gobierno, por lo que realizó una serie de requerimientos que al parecer han sido subsanados. A partir de la concesión de la licencia, Salesianos cedería el solar a Nasuvinsa para que ésta gestione la subasta de parcelas manteniendo la titularidad del suelo. Si la venta es favorable, Nasuvinsa se hará con la propiedad y pagará el grueso del valor del nuevo colegio ya que Salesianos financiará la diferencia hasta su totalidad, admitieron las mismas fuentes. El dinero que se espera obtener del aprovechamiento de la parcela es, hoy, inferior a lo que realmente cuesta el traslado del nuevo colegio si bien no se adelantan las cifras finales. Lo que sí parece claro es que todas las parcelas (los 11 lotes en los que se ha dividido el solar) saldrán a la vez a la venta, según indicaron las mismas fuentes.

Cabe recordar que el llamado protocolo de colaboración fue suscrito en 2011 por el presidente foral Miguel Sanz; la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina; el alcalde del Valle de Egüés, José Anastasio Andía; y Félix Urra, en representación de la Sociedad de San Francisco de Sales, Congregación Salesiana de San Juan Bosco. En dicho acuerdo se acordó que la inversión total que realizarán los Salesianos en el nuevo centro ascendía a 41,6 millones de euros que sería sufragada con el importe de la venta de la actual parcela de la calle Aralar al Gobierno. En otro documento anexo aparecía la cifra de 54,7 millones sobre la valoración total de la parcela sumados otros gastos financieros.


upn y psn La operación fue posible gracias a lo previsto en el acuerdo presupuestario para 2010 alcanzado entre UPN y el PSN, que permitió la modificación de la Ley de Ordenación del Territorio y posibilitó la intervención pública en proyectos urbanísticos de iniciativa privada que fuesen declarados con carácter extraordinario de “interés general”. Esto permitió calificar toda la parcela de la calle Aralar como destinada a vivienda libre, con la condición de que su importe fuera para cubrir los costes de construcción del nuevo centro de FP en Sarriguren. Se planteaba que toda la plusvalía generada a favor del Gobierno de Navarra la dedicará entonces VINSA a políticas públicas de suelo o vivienda. En total, el protocolo firmado hacía una estimación de plusvalías a favor del Gobierno de Navarra-VINSA de 9 millones de euros, una vez afrontados todos los gastos y obligaciones de la operación. Según las primeras previsiones, el nuevo centro de FP de Salesianos en el Valle de Egüés entraría en servicio en el curso 2013-2014. El centro educativo se levantará en un terreno de 156.175 metros cuadrados junto a la Ecociudad de Sarriguren y frente a la Ciudad de la Innovación. Dicho acuerdo se enmarcaba en “la apuesta que realiza el Gobierno de Navarra y el conjunto de la sociedad navarra por una Formación Profesional del máximo nivel”, expusieron en el convenio.


oposición Cabe recordar que Geroa Bai, Bildu e I-E en el Ayuntamiento de Pamplona votaron en marzo del 2015, con la alcaldía de UPN, en contra del Plan Especial de Salesianos (en desarrollo del PSIS) por considerar que la operación pretendía un uso “especulativo”, abusaba de la figura de PSIS, invadiendo las competencias municipales, y contemplaba torres de hasta 17 alturas junto al Parque de la Media Luna, en pleno corazón de la ciudad, además de cuestionar que no hubiera VPO. El proyecto también fue contestado por vecinos del barrio del Ensanche que presentaron una batería de alegaciones las cuales fueron desechadas. El PERI del Ensanche establece como criterio inicial de edificabilidad para esta manzana 34.421,93 m2. El Plan Especial sin embargo, censuraban, cifra el aprovechamiento máximo en 55.532,39 m2. Así, cuestionaban la legalidad de la actuación al colisionar con el Plan Municipal y el plan especial del Ensanche. El PERI establece para esta manzana alturas “propias del II Ensanche (B+2 y B+4). Tan sólo en un punto de la manzana, entre Olite y San Fermín, donde el espacio entre bloques es mayor, permite una altura singular de B+6”. Así, se opta por edificios de baja más siete alturas frente a la calle Media Luna, B+12, B+7 y B+17 frente a Leyre, B+17, B+7 y B+16 frente a Aralar y B+13 y B+7 frente a San Fermín.

convenio

Para el Ayuntamiento. En esta operación, el Ayuntamiento de Pamplona obtiene el equivalente a 32 viviendas en cesiones. Además, recibe libre de cargas 3.000 m2 para equipamiento (civivox) y tres millones para equiparlo.

Cuatro edificios singulares. El proyecto de los arquitectos Javier Larraz e Ignacio Olite propone cuatro edificios singulares que tendrán baja más 13, 14 y 17 alturas, aunque la media de edificios contará con baja más siete alturas, “la cota media del Ensanche”. Cinco son torres de diferentes alturas y cuatro mantienen la altura típica del Ensanche. Se prevé un Civivox y una dotación comercial en doble altura (3.000 m2).

800 alumnos. El centro educativo de Sarriguren tendrá capacidad para alojar a cerca de 800 alumnos de formación profesional.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad