ELA "no comparte" la firma de sus delegados en el acuerdo con Grupo Antolín que pone fin a la huelga

EFE - Viernes, 3 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 13:18h

La plantilla se concentró la semana pasada.

La plantilla del Grupo Antolín se concentró la semana pasada. (Oskar Montero)

Galería Noticia

La plantilla se concentró la semana pasada.

PAMPLONA. El sindicato ELA ha señalado que "no comparte" la firma de sus dos delegados, junto a los de UGT y CCOO, en el acuerdo alcanzado con la dirección de Grupo Antolín Navarra, que ha supuesto la desconvocatoria de la huelga indefinida que estaba prevista a partir del 6 de febrero.

ELA ha mostrado en un comunicado su rechazo al acuerdo, que "impone una doble escala salarial por la que las nuevas contrataciones cobrarán 4.000 euros anuales menos por realizar el mismo trabajo" y, además, "se acepta una congelación salarial para cuatro años, que con el IPC en el 3 % supone una enorme pérdida de poder adquisitivo".

La empresa proveedora de Volkswagen Navarra, considera ELA, "ha utilizado el chantaje bajo la amenaza de decenas de despidos, para acabar empujando a todo el comité de empresa" a aceptar una propuesta de pacto "muy negativa".

Por estos motivos, ELA asegura que "no puede compartir" la firma de sus delegados.

FICA-UGT ha denunciado por su parte en un comunicado el comportamiento "antidemocrático" de ELA, "al haber desautorizado la firma de sus dos delegados".

A juicio de la UGT, los trabajadores de Antolín y sus representantes sindicales "han dado un ejemplo de unidad, tanto durante el proceso de movilizaciones para hacer frente al anuncio de despido de la mitad de la plantilla, como a la hora de negociar y alcanzar un acuerdo que salvaguarda la totalidad de los puestos de trabajo y garantiza la actividad de la planta para un horizonte de al menos siete años".

Por ello, la UGT reconoce "el valor que han tenido los dos delegados de ELA en Antolín, de mantener la unidad del comité y de la plantilla hasta el final, y de anteponer los intereses de la plantilla a la estrategia política de su propio sindicato".