A Jesús Jiménez Barrios

Salvador Ochoa Pascual - Viernes, 3 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Compañero y amigo, te has marchado dejándonos tus grandes recuerdos a todos y a todas las personas y familias que vivimos y viven en Caparroso donde disfrutamos con alegría, armonía y felicidad, con tus canciones y tu saxofón acompañado por tu orquesta en las años 60 y 70.

Recuerdo dos canciones tuyas cuando actuabas en la sala de baile de la Sociedad Armonía de Caparroso, en cuyas letras decía lo siguiente: “... Si se marea y se pone malita, agua calentita se le quitará...”. “...En el año dos mil y pico, los hombres podrán votar metidos en un cohete en el espacio sideral...”.

Cantidad de jóvenes y jóvenas bailaron al compás de tú musical orquestal y canciones llegando a enamorarse y en muchos casos a casarse.

Eres merecedor por contribuir en Caparroso al disfrute y a la convivencia pacífica y armónica de sus vecinos y vecinas, no solo con tus canciones y orquestas sino también por tu sabiduría y tu toque de bandurria acompañando a los joteros y joteras del grupo Dúo de Caparroso y Los Ruiseñores navarros en los años 60 y 70.

Nunca te olvidaré.