A la contra

A vueltas con el reciclaje

Por Jorge Nagore - Viernes, 3 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

bien, ayer critiqué la posible obligación de reciclar -la primera vez en la Historia que sería obligado- que igual adopta la Mancomunidad aunque aún estén en fase de estudiarlo y como critiqué eso -la posible obligación- algunos ya creen que criticas el reciclaje, que estás en contra, que no lo practicas, que prefieres que todo esté hecho una mierda. No, no y no. Reciclo, me vuelvo a veces tarumba con los 4 cubos que tengo en el balcón, creo que es básico en una sociedad como esta que genera tanta porquería, no echo balones fuera mencionando que más ensucian los coches y nadie les mete mano ni tanta presión, creo que hay que seguir insistiendo en la educación y la concienciación y los sistemas que sean, pero sigo creyendo en paralelo a eso que no me pueden obligar a llevar algo a cabo y encima que existan personas -técnicos, policías- que tengan la potestad de comprobar mis basuras e incluso sancionarme, porque no son nadie para mirar qué echo ni yo ni nadie a la basura, así de simple, porque considero que mi basura forma parte de mi intimidad. Creo que hay un abismo entre sancionar conductas inadecuadas y alentar las apropiadas que obligar por ley a llevar conductas apropiadas diarias y proactivas, algo muy inhabitual. ¿Que sería lo ideal que todos reciclásemos sin necesidad de que nos obligasen? Sí, pero no es lo que sucede, de la misma manera que dejamos de hacer miles de cosas que serían positivas para la sociedad y que no hacemos. Y, sinceramente, me parece de otro tiempo que una entidad se meta en mi casa a ese extremo y me obligue quiera yo o no a hacer algo, un enfado que ayer puede que hiciera que me pasase de frenada y hablase de nazis y totalitarismos, aunque cualquiera que me lea habitualmente sabe que soy un exagerado, sin más. Pero, en serio, me sigue pareciendo un exceso por mucho que el bien final sea lo buscado. Y como me parece así, así lo digo.