Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El nuevo modelo de tren acerca las posiciones dentro del cuatripartito

Barkos destaca que con este proyecto se impone “clarísimamente la racionalidad”

Chivite celebra el acuerdo y reprocha a UPN su parálisis en la anterior legislatura

Javier Encinas Patxi Cascante - Viernes, 3 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, charla con el portavoz parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez.

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, charla con el portavoz parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez.

Galería Noticia

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, charla con el portavoz parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez.

pamplona- El acuerdo alcanzado este martes entre los gobiernos de Navarra y España para finiquitar el gravoso convenio firmado en su día por UPN para construir el TAV e impulsar un proyecto más barato y sostenible ha acercado considerablemente las posiciones dentro del cuatripartito.

No es nuevo que entre los partidos que sostienen al Gobierno foral existían diferencias de cierto calado en torno al futuro tren. Sin embargo, el nuevo modelo planteado -que contempla un corredor ferroviario entre Zaragoza y la Y vasca, con parada en Pamplona, capacidad para transportar pasajeros y mercancías y con ancho internacional- agrada al cuatripartito, pese a que EH Bildu y Podemos adelantaron ayer que quieren disponer de más información.

“Estamos contentos en la medida en que se han empezado a dar pasos en la negociación del tren de altas prestaciones (TAP)”, subrayó Koldo Martínez (Geroa Bai), quien precisó que este modelo de tren es el que “recoge el acuerdo programático”.

Martínez recordó que este proyecto estaba paralizado desde 2013, pero “gracias a la llegada del Gobierno del cambio empezamos a dar pasos en las negociaciones con el Estado y esto hace que UPN se revuelva”.

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz avanzó que han pedido la comparecencia del vicepresidente Manu Ayerdi para que, entre otras cuestiones, aclare si se mantiene el TAV en el tramo Castejón-Pamplona, algo que no comparten “en ningún caso”, porque es “un despilfarro”.

“Apostamos por ese corredor, por un ancho internacional, por pasajeros y mercancías y no por un modelo de TAV tal como venía diseñado por el convenio con UPN”, añadió Araiz, que no propuso nada sensiblemente distinto a lo que ha empezado a planificar el Gobierno.

También Laura Pérez (Podemos) dijo que habrá que discutir “en qué consiste esta nueva opción y su repercusión”, si bien festejó que haya “quedado descartado lo que era el TAV que, por su coste elevadísimo, teníamos claro que no lo queríamos de ninguna manera”.

Más rotundo fue José Miguel Nuin (Izquierda-Ezkerra) al celebrar el actual acuerdo. “El martes asistimos en el Ministerio a la ceremonia de entierro del convenio firmado en 2010 y nos felicitamos por ello;es una magnífica noticia que este convenio esté muerto y enterrado porque era una ruina para la sociedad navarra”.

Nuin tiene claro que “hay que apostar por un tren que sea útil al territorio y a las personas y a la economía, que sea viable, más barato y sostenible;para pasajeros, mercancías, con ancho europeo y no obsesionarse por velocidades absurdas”.

Al apoyo más o menos entusiasta del cuatripartito se sumó el PSN. “Cómo se llame el tren es lo de menos”, dijo María Chivite, que reprochó a UPN su parálisis en torno a este proyecto. “Ya me hubiera gustado que UPN hubiera tenido esta posición tan firme cuando el PP gobernaba con mayoría absoluta y ellos gobernaban en Navarra, hubiera sido bastante más sencillo”.

También habló de este asunto la presidenta del Gobierno foral, quien incidió en que se está imponiendo “clarísimamente la racionalidad. Uxue Barkos, además, lamentó la actitud de UPN, que “termina generando una confusión que solo ataca al interés general de Navarra”.