Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Sare se queda sin fondos y pide apoyo a la sociedad para seguir

Los 104.000 euros requisados por la Guardia Civil en 2015 ahogan a la red ciudadana

Viernes, 3 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

PAMPLONA- La red ciudadana Sare advirtió ayer de que debido a su “muy precaria” situación económica, su futuro dependerá de “la solidaridad de la sociedad vasca” y de su interés en que siga trabajando por los derechos de los presos de ETA y por la convivencia en paz.

En una comparecencia en Bilbao, el portavoz del colectivo Joseba Azkarraga explicó que la recaudación de la manifestación del 14 de enero organizada para reivindicar los derechos de los reclusos fue inferior a la de otros años y esa circunstancia, unida al impago de los gastos de la marcha de 2015, cuya recaudación fue “requisada por la Guardia Civil a instancia de la Audiencia Nacional”, ha generado una deuda total que ronda los 50.000 euros.

“Casi dejamos en manos de la sociedad vasca el futuro de esta red ciudadana Sare”

joseba azkarraga

Portavoz de Sare

Explicó que el día 23 la Audiencia Nacional verá el recurso de Sare en el que se solicita la recusación de dos de los tres jueces que deben resolver el proceso abierto para que se les devuelvan los 104.000 euros recaudados hace dos años.

Azkarraga desconfió de que se vaya a atender la petición de los letrados de Sare sobre la recusación de Concepción Espejel y Enrique López, por su “afinidad” con el PP. Llamó por ello a los ciudadanos vascos a que, si se resuelve en contra de Sare, se movilicen de forma “contundente” en aras a que la red ciudadana pueda seguir llevando a cabo su labor.

Félix Cañada, que estaba entre las personas que se encargaron de precintar las bolsas con los 43.930 euros de la recaudación de este año y de enviarlas a un servicio blindado que lo custodió hasta su ingreso en un banco, detalló que con esa cantidad se han pagado parte de los gastos de imprenta, sonido e instalación de carpas de la marcha, pero que también han tenido que hacer frente al impago de unos 18.000 euros pendientes de la marcha de 2015.

“Casi dejamos en manos de la sociedad vasca el futuro de esta red ciudadana Sare”, dijo Azkarraga, quien confía en que “los ciudadanos no van a permitir que aquella actuación político-judicial, fuera de toda lógica democrática, posibilite” el final de Sare.- Efe