Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Supone "avances" pero se "queda corto"

EH Bildu insta al Gobierno de Navarra a ser "valiente" y "mejorar" el decreto del euskera

EFE - Viernes, 3 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 11:42h

Dabid Anaut, de Bildu

Dabid Anaut, de Bildu (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Dabid Anaut, de Bildu

PAMPLONA. El parlamentario de EH Bildu Dabid Anaut ha advertido hoy de que hay "carencias importantes" en el proyecto de decreto elaborado por el Gobierno de Navarra para regular el uso del euskera en la administración, por lo que le ha pedido una "actitud valiente".

Supone "ciertos avances" pero se "queda corto", ha dicho Anaut en una rueda de prensa en la que ha asegurado que el texto "abre algunas puertas al conocimiento y uso" pero "podía haber dado más" pasos ya que tal y como está "no va a llegar a donde debía y podía haber llegado".

Como defecto más importante, ha remarcado que parte de la ley del euskera de 1986, en la que el idioma "no se reconoce como oficial en todo el territorio" y así sigue "zonificando", por lo que ha destacado que el euskera "necesita una nueva ley".

Anaut ha lamentado también que "no se aplica una fórmula para establecer una tasa de puestos bilingües en cada convocatoria", lo que "deja sin garantía para asegurar que va ser suficiente de cara a respetar los derechos lingüísticos de los ciudadanos" al quedar "a criterio de cada responsable de cada administración".

Además, ha criticado la calificación del mérito del euskera, ya que se realiza por medio de una horquilla que, "por el carácter abierto que tiene", en el caso de aplicarse la parte inferior dará una calificación "muy baja, que no puede garantizar los derechos lingüísticos", al tiempo que ha echado en falta una redacción "más garantista y comprometida".

En cuanto a los principales avances, Anaut ha valorado la idea de unos servicios centrales, lo que supone que los que se encontraban en la zona mixta y atendían a todos los navarros y navarras, ahora tendrán que hacerlo en ambos idiomas.

Ha aludido también al "esfuerzo por abrir las puertas al uso y conocimiento en la zona no vascófona" y una "cuantificación más precisa de cómo tienen que valorarse los méritos en torno al euskera", así como que "se amplía el uso de los dos idiomas para ámbitos en los que antes no estaban".