pamplona el expediente urbanístico avanza

La salida a Egüés de la FP de Salesianos, el otro perjuicio que deja a Iruña la operación urbanística

Solo regionalistas y socialistas apoyan el traslado del centro a Sarriguren, aprobado pocos días antes del relevo en el Ayuntamiento

K. García/A. Ibarra - Unai Beroiz - Viernes, 3 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El edil de Ciudad Habitable, Joxe Abaurrea, en un momento de su intervención.

El edil de Ciudad Habitable, Joxe Abaurrea, en un momento de su intervención. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

El edil de Ciudad Habitable, Joxe Abaurrea, en un momento de su intervención.

pamplona- Mientras el expediente urbanístico relativo a la parcela de Salesianos avanza hacia su definitiva resolución, a expensas de una licencia que el Ayuntamiento concederá en una fecha todavía sin precisar, las valoraciones sobre las consecuencias que el proyecto va a provocar en Pamplona centraron buena parte del debate ayer en el Pleno tras una declaración presentada por UPN para apoyar el traslado del centro educativo a Sarriguren.

Solo los socialistas, que también dieron su respaldo al proyecto poco antes de que se produjera el cambio en el Ayuntamiento y en el Gobierno de Navarra, apoyaron esta iniciativa, frente a la mayoría de formaciones que considera el traslado de un centro referencial en la formación profesional como el de Salesianos muy perjudicial para Pamplona.

Los regionalistas plantearon la iniciativa en clave de autoafirmación y de defensa de su proyecto, que sacaron adelante pese al rechazo de toda la oposición cuando las fuerzas del cambio estaban a punto de acceder por primera vez al gobierno municipal. El cuatripartito mostró ayer su sorpresa por que UPN aplaudiera el traslado al Valle de Egüés, lo que supone para Pamplona quedarse sin otro centro educativo en su término municipal (antes pasó lo mismo con Maristas y en breve lo hará el British). De hecho, el debate basculó rápidamente hacia el complicado trámite del expediente, desde que en 2010 UPN y PSN pactaran una modificación de la ley de vivienda para evitar las VPO.

Tres de los cuatro puntos planteados por UPN (apoyo a la construcción del nuevo centro, denuncia de las “acusaciones de pelotazo urbanístico” e instar al equipo de gobierno a que cualquier solución alternativa al plan en vigor tenga en cuenta los plazos de traslado) contaron con el único refrendo del PSN. Los regionalistas se quedaron solos en un cuarto punto para “reducir al máximo los plazos” pedía que Gobierno y Ayuntamiento valoren la opción de que Nasuvinsa adquiera ahora las parcelas edificables del actual centro y posteriormente negocien una posible nueva ordenación. Maite Esporrín, del PSN, opinó que es mejor la subasta del solar y con ese dinero llevar adelante el nuevo colegio. Aseguró que la operación no fue especulativa ni un “capricho” sino la necesidad de un centro que lleva 90 años en la ciudad, y afirmó que el único beneficio es para la Administración y que revertiría en todo caso en vivienda pública. “Si tienen otra solución, háganla... mientras se posibilite el traslado para que los alumnos dispongan de unas instalaciones en mejores condiciones”, subrayó.

Joxe Abaurrea (EH Bildu) animó a Maya a preparar una lista en el Valle de Egüés para los próximos comicios y remontar los últimos resultados: “Usted abdicó como alcalde permitió que se suprimieran las competencias a la ciudad, quitarse de en medio un equipamiento educativo y que nos implanten siete torres porque era la única manera de sustancia el aprovechamiento que se dio a la parcela. Pasará a la historia como el alcalde que dejó de serlo” porque hizo de “gestor inmobiliario”. “¿Vienen al salón de plenos a pedir que saquemos de Pamplona un centro y perder un colegio, jamás se había visto. ¿En qué beneficia a la ciudad que Salesianos se vaya a Sarriguren?”, preguntó a UPN.

Una actuación que “no respondió a los intereses de esta ciudad”, al igual que ocurrió con otras operaciones como El Corte Inglés donde se les hizo “un traje a medida”. “Pelotazo es especular con el suelo y no se somete a lo que el planeamiento prevé”, añadió Abaurrea.

Itziar Gómez (Geroa Bai) recordó que la parcela de Salesianos fue valorada en 2011 por 63 millones de euros, cifra que se rebajó hasta los 32 millones en otras tasación que hubo en 2103, para volver a subir a los 36 en la última que se hizo en 2015. Entonces se firmó el convenio vigente que establece un mínimo de beneficio para Salesianos de 26 millones. Reconoció además que el Ayuntamiento ha denegado la licencia de parcelación hasta llegar una “convenio en el que no queda ni un hilo suelto en lo convenido para el Ayuntamiento, licencia que va a darse por ser un acto reglado”. “Nos vienen a pedir el voto para respaldar que Nasuvinsa compre la parcela de Aralar, además de los siete millones anticipados en Sarriguren, como si fuera la casa de la moneda”, y tildó de “irresponsabilidad política” haber permitido que el centro salga fuera.

Desde Aranzadi, Alberto Labarga recordó que la parcela de Salesianos tiene 17.000 m2 y el nuevo colegio proyecta 22.000 m2 pero se han urbanizado diez veces más porque además del centro, se proyecta una iglesia, un hipermercado, un restaurante... y “alguien tiene que pagar”. “No han apoyado la enseñanza pública y no hay más que ver lo que ha pasado en Sarriguren con Salesianos y Maristas”, remarcó.

Por parte de IE, Edurne Eguino preguntó a UPN la razón por la que en 2011 no cumplió los plazos recogidos en el convenio al caer la crisis. “Redactaron el cuento de la lechera con un solar que se tasó en más de 60 millones, y se fueron de un centro de 12.500 a uno de 52.700 m2 que costaba 41,l7, por lo que denunció el “pelotazo”, a la vez que anunció que analizarán jurídicamente el convenio. No es posible que costara 23,2 millones la parte de colegio, matizó, cuando en Donapea ese coste era para dos centros públicos. Apeló a exigir a Salesianos que renuncien a las plusvalías porque si se revisan las cuentas del proyecto, se podría redimensionar el proyecto de Aralar con menos viviendas.

Maya por su parte reiteró que Salesianos se queda en la Comarca de Pamplona con una buena alternativa en una zona que el Plan de Ensanche ya preveía ordenar con dos manzanas. Asimismo, recordó al equipo del cambio que han tenido la oportunidad, con el Gobierno, de haber logrado suspender la licencia y promover un nuevo Plan Especial;“tenían una solución si querían”. “Exijan responsabilidades a quien las tiene y hagan lo que tengan que hacer pero sean claros”, precisó. Y desafío a Cabasés (Geroa Bai) al recordarle que también podía haber propuesto en su día que Salesianos tuviera otro emplazamiento en Pamplona en lugar donde van a ir las cocheras de la Mancomunidad.