favorecer los negocios de la empresa Odebrecht

Registros en la casa del expresidente peruano Toledo por presuntos sobornos

EFE - Sábado, 4 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 19:05h

Registros en la casa del expresidente peruano Toledo por presuntos sobornos.

Registros en la casa del expresidente peruano Toledo por presuntos sobornos. (EFE)

Galería Noticia

Registros en la casa del expresidente peruano Toledo por presuntos sobornos.

LIMA. La Fiscalía de Perú registró este sábado la casa del expresidente Alejandro Toledo en busca de documentación vinculada a las versiones que lo acusan de haber recibido 20 millones de dólares para favorecer los negocios de la empresa brasileña Odebrecht, como reveló la prensa en las últimas horas.

Desde primeras horas del sábado, un equipo del Ministerio Público, encabezado por el fiscal Hamilton Castro, registró la vivienda del expresidente en el lujoso distrito de La Molina y recopiló documentación pertinente para las investigaciones, mientras Toledo se encuentra en Francia con su esposa, Elianne Karp.

Al cabo de nueve horas, el fiscal Castro abandonó la casa con varias cajas llenas de documentos.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, prometió la "colaboración" total de su Gobierno en las labores de la Fiscalía para garantizar que "la investigación sea eficaz".

En un mensaje en la red social Twitter, Kuczynski, quien fue como primer ministro y titular de Economía durante el Gobierno de Toledo, aseguró que ha "ordenado al Poder Ejecutivo colaborar en todo lo necesario para garantizar que la investigación sea eficaz", bajo la premisa de que en Perú "nunca más" haya corrupción.

El viernes, Kuczynski escribió en la misma red social que "la justicia debe ser igual para todos" y que, si alguien "cometió corrupción, debe ser sancionado", minutos después de que se filtrase en la prensa la información de la Fiscalía.

El primer ministro peruano, Fernando Zavala, quien también fue titular de Economía durante el mandato de Toledo (2001-2006), considero en Twitter que, "si son ciertos los actos delictivos" de los que se acusa al expresidente, debería haber "la máxima sanción penal".

Por su parte, Toledo negó hoy "absoluta, rotundamente" el haber recibido dinero de la constructora brasileña Odebrecht para otorgarle la construcción de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica, en una entrevista desde París al diario "El Comercio".

El exmandatario se declaró confundido por esta información e insistió "absoluta, rotunda, rotundamente" en que no tiene nada que ver con el dinero que la Fiscalía habría encontrado en cuentas de su amigo Josef Maiman, donde se habrían depositado los sobornos de Odebrecht.

"Yo no tengo nada. Lo que ha dicho el señor Maiman es una prueba de él, que él tiene sus negocios. ¿Qué tienen que ver conmigo? Por favor", dijo Toledo.

Según revelaron los diarios "La República" y "Correo" en sus versiones digitales, el exdirector de Odebrecht en Perú Jorge Barata, acogido a la figura legal de "colaborador eficaz" con la justicia, habría confirmado a las fiscalías de Brasil y Perú que Toledo recibió 20 millones de dólares entre 2005 y 2008 por la adjudicación de la carretera que comunica con Brasil.

Toledo preguntó en varias ocasiones dónde está el "documento" con las declaraciones de Barata y mostró su sorpresa al conocer que ese dinero se habría entregado a petición suya.

"¿Para mí? ¿A dónde están los míos? Busquen mis cuentas, por favor", dijo Toledo al periódico.

La prensa indicó, además, que es inminente la petición del fiscal encargado del caso, Hamilton Castro, para detener a Toledo por los delitos de cohecho y lavado de activos.

En ese sentido, el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, aclaró que Toledo "ya no cuenta con el beneficio de las prerrogativas constitucionales" que como expresidente "pudieran beneficiarlo procesalmente" y, por tanto, "tiene que ser investigado como cualquier ciudadano".

En Perú, Odebrecht pagó 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios entre 2005 y 2014, años que comprenden los Gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016), según se desprende de un acuerdo firmado por la compañía con el Departamento de Justicia de Estados Unidos.