Mesa de Redacción

Desproporción judicial

Por Joseba Santamaria - Sábado, 4 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

la jueza Carmen Lamela ha concluido el sumario del caso Alsasua insistiendo en juzgar a nueve jóvenes de la localidad -tres llevan meses sometidos a condena de prisión preventiva- por un presunto delito de terrorismo, que es en lo que se ha convertido la bronca en un bar de madrugada con dos agentes de la Guardia Civil. Un paso más en un caso sometido desde el comienzo a la desproporción judicial y la desmesura mediática. Estos nueve jóvenes tienen derecho a un proceso judicial justo y proporcionado a sus presuntos delitos, pero la fase de instrucción ya ha vulnerado esos derechos señalándoles como terroristas por una pelea de bar. Se reabre la estrategia del todo es ETA que practicaron otros jueces de instrucción de la Audiencia Nacional antes que Lamela al amparo del impulso fiscal, de informes policiales y de manipulación mediática, y que en su mayor parte fue luego desautorizada en los tribunales superiores. También en este caso, las salvaguardas garantistas se han pasado por alto para llevar adelante un proceso judicial de impulso político. Queda esperar que la Justicia aún acabe amparando a estos jóvenes, aunque el daño ya está hecho. La división de poderes debiera garantizar la salvaguarda de derechos individuales y colectivos, y evitar la impunidad en el ejercicio del poder, incluida la impunidad judicial.