Reivindicación de la igualdad y cinco áreas de actuación en la zona básica de Noáin

Ayer se presentó el 2º Plan de Acción sobre la materia, hoja de ruta con medidas concretas hasta 2020

Mikel Bernués Oskar Montero - Sábado, 4 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Una nutrida representación de participantes en el Plan, con representantes políticos.

Una nutrida representación de participantes en el Plan, con representantes políticos.

Galería Noticia

Una nutrida representación de participantes en el Plan, con representantes políticos.

noáin- La biblioteca del centro cultural de Noáin acogió ayer la puesta de largo del II Plan de Acción para la igualdad entre hombres y mujeres puesto en marcha por la Mancomunidad de los Servicios Sociales de la zona básica de Noáin, que incluye también a Beriáin, Cendea de Galar, Unzué, Valle de Ibargoiti, Monreal, Biurrin-Olcoz y Tiebas-Muruarte de Reta.

A la cita acudió una nutrida representación de mujeres que han participado en la elaboración del programa, además de los alcaldes Alberto Ilundáin (Noáin), José Manuel Menéndez (Beriáin), Cecilio Lusarreta (Galar) y Jesús María Erburu (Monreal), también presidente de esta Mancomunidad.

Se trata de un plan de acción para los próximos cuatro años “de máximos y al mismo tiempo realista, y con medidas muy concretas”, detalló ayer la técnica de Igualdad Aurora Sanz, que se declaró “francamente satisfecha del resultado de este trabajo tan participativo y consensuado. Ahora toca ponerlo en marcha y hacer efectiva esa igualdad”, explicó.

“Es un trabajo muy participativo, de máximos y al mismo tiempo realista”

aurora sanz

Técnica de Igualdad

Según relató la propia Sanz, el plan bebe de textos anteriores, como el primer plan elaborado en 2009 “que quizás era demasiado ambicioso, y había que bajarlo al suelo. Pero de ahí salió una evaluación muy interesante, unas pistas y unos procesos de mejora. Quitamos esa ambigüedad del anterior plan y lo hicimos más flexible, más realista y cercano a la idiosincrasia de la población”, dijo.

A partir de ahí, en un proceso de elaboración que ha contado con foros con personal político, técnico y con la propia ciudadanía, tanto a título individual como representada en los distintos colectivos del valle, se ha ido concretando un texto con el que “la gente se va a sentir identificada porque el plan es suyo;nosotras hemos aportado el punto técnico”, dijo.

trabajo en cinco áreasEl plan se estructura en cinco áreas concretas, y al mismo tiempo se habilita una mesa de trabajo práctica que servirá de interlocución entre ciudadanía y ayuntamientos. Bajo el epígrafe Gobernanza local se introducirá el enfoque de género en la propia estructura de las entidades locales, “capacitando al personal político y técnico e incluyendo el principio de igualdad en todos los procedimientos de trabajo municipales”, argumentó Sanz.

El área de Nuevos valores para la igualdad insistirá en el trabajo con la comunidad educativa. “Los datos revelan que hay que hacer especial hincapié en la gente joven. La novedad es que no solo se trabajará con el alumnado, también con el profesorado y las familias. Tiene que ser un trabajo en red”, detalló la técnica de Igualdad. Un nuevo contrato social para una vida sostenible es el título que le han dado en el área que busca “la conciliación en el cuidado de las personas”, tarea de la que habitualmente se encargan las mujeres y en la que hay que avanzar hacia la corresponsabilidad.

El Empoderamiento de las mujeres basa su acción “en el trabajo con las asociaciones, la visibilización, la contribución de los saberes de la mujer, la aproximación al feminismo, mujeres rurales, el asociacionismo y la participación social y política de las mujeres”, mientras que Un territorio seguro para las mujeres se centra en lo relativo a la violencia de género, “desde la visibilización y sensibilización hasta protocolos de actuación”.