Los vecinos importaron de los pueblos en 1977

Donibane, el carnaval rural llega a los 40 años

El barrio de San Juan celebra el próximo fin de semana una tradición que los vecinos importaron de los pueblos en 1977

Un reportaje de Marivi Salvo. Fotografía San Juan Xar - Sábado, 4 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Personajes del carnaval de San Juan pasean por las calles en una retrospectiva.

Personajes del carnaval de San Juan pasean por las calles en una retrospectiva. (SAN JUAN XAR)

Galería Noticia

Personajes del carnaval de San Juan pasean por las calles en una retrospectiva.

Un barrio como el de San Juan, donde converge el carnaval urbano con el carnaval rural, de hecho, uno es la esencia del otro. Y así llevan décadas recreando la tradición. El próximo fin de semana, los carnavales rurales de San Juan cumplirán 40 años. Según explican ellos mismos, “se trata del carnaval rural más antiguo de la ciudad”, y sus inicios se remontan nada menos que al año 1977. Fue entonces cuando un grupo de vecinos y vecinas del Colectivo Cultural Donibane “trajo a un barrio por aquel entonces de nueva creación como era San Juan, costumbres y tradiciones arraigadas en muchos pueblos de Navarra, pero casi olvidadas (y prohibidas) en la gran ciudad”.

Importaron así de la tradición rural la puskabiltza o cuestación. La de los pueblos era de casa en casa pidiendo comida, mientras que en el barrio era un recorrido por los comercios y bares. Y lo que en aquel principio “parecía una locura, se convirtió en un carnaval de éxito y referencia”. De hecho, hoy en día ya no extraña ver por el barrio por febrero, a momotxorros, txatxos, el hartza, akerra, oreina, las sorginak ataviados con sus ropajes y máscaras y creados con pieles y cráneos de animales, y armados de palos y sardes, acompañados de música y haciendo disfrutar a los vecinos con el espectáculo. La iniciativa, que durante años hicieron posible colectivos como Ahari Kultur Taldea o la Comisión de Fiestas de San Juan, hoy sigue celebrándose de la mano de San Juan Xar, que aglutina a la mayoría de agrupaciones de un barrio cada vez más unido y con más ganas de hacer cosas. Primero trajeron personajes de carnavales como Alsasua o Lantz, pero después lo nutrieron con otros propios, extraídos de los cuentos y leyendas de la mitología vasca. Así nacieron, por ejemplo Ahari, el genio que servía como almohada a Mari, diosa que solía tomar forma de carnero;el gentila, un gigante del folklore vasco;el zaldia, especie de animal que representa ciertos genios subterráneos;o el zezengorri (toro rojo y toro de fuego). Y junto a ellos el zanpantzar y los momotxorros. Muchos de ellos forman parte de la exposición que está recorriendo estas semanas distintos espacios del barrio.

Novedades de aniversarioEste año, coincidiendo con el 40º aniversario, han previsto varias novedades. “Como elemento principal podríamos destacar la colocación de una carpa con calefacción en la plaza de la Asunción”. En ella tendrá lugar una numerosa comida popular y la verbena. Además, para el sábado, día gordo de carnaval en Donibane-San Juan, se ha propuesto un tema para el disfraz: los animales, un pretexto que a buen seguro hará que muchos vecinos se animen a salir a la calle vestidos de carnaval. Además, según anuncian, para amenizar la ya tradicionalardotxatxofestdel viernes, día 10 por la tarde, que es la fiesta del vino disfrazados de txatxos, “este año la música y el ritmo los pondrá la electrotxaranga elektrozarata”.

Y otra novedad más, personajes de carnaval llegados de diferentes pueblos participarán el sábado 11 en la kalejira, que comenzará, como todos los años, a las 18.30, desde el local de San Juan Xar (en la plaza Monastario de Iranzu) y recorrerá las calles del barrio. La fiesta terminará, como manda la tradición, en esta plaza con la quema de Miel Otxin.