Música coral, de banda y gaita para arropar a San Blas en Peralta

Los cofrades del municipio cargaron con la talla del patrón de 300 kilos durante la solemne procesión

María San Gil - Sábado, 4 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El patrón peraltés porteado por los vecinos pasa junto a los gigantes.

El patrón peraltés porteado por los vecinos pasa junto a los gigantes. (MARÍA SAN GIL)

Galería Noticia

El patrón peraltés porteado por los vecinos pasa junto a los gigantes.

peralta- Decenas de vecinos de Peralta arroparon ayer a su patrón San Blas durante la procesión que tuvo lugar a mediodía por las calles del casco urbano. Con el repicar de campanas y al son del Himno de las Cortes de Navarra, la talla de casi 300 kilos salió a hombros de la parroquia local bajo la atenta mirada de pequeños y mayores.

Con cinco cambios con respecto al año pasado, los cofrades que ayer portearon la imagen de San Blas con sus blancas túnicas fueron Rubén Indart, David Pérez, Fernando Pérez, Ignacio Osés, Roberto Osés, Iñaki Urra, Manolo Jiménez, Roberto Rox, Sergio De Miguel, Mikel Ruete, Luis Dalted y Javier Asín.

La comitiva, en la que participaron los miembros de la comparsa de gigantes, los gaiteros y la banda, contó con la corporación municipal con Juan Carlos Castillo al frente y con la presencia de la portavoz del Ejecutivo foral, María Solana, el diputado de UPN, Íñigo Alli, así como representantes de Marcilla y Funes.

La procesión, en la que estuvieron presentes las 17 cofradías con las que cuenta Peralta, todas ellas custodiadas por niños que lucían con orgullo sus roscos, volvió tras 40 minutos a la iglesia donde tuvo lugar la eucaristía que ofició el párroco Blas Irañeta. Junto a Irañeta estuvieron el párroco de Marcilla y Agustino Recoleto, Gustavo Solís, los también Agustinos Carlos Imas y Jesús Pérez, el párroco de Funes, Pablo Rubio y el ex párroco peraltés, Dionisio Lesaca.

La misa culminó con la tradicional bendición de los roscos tras la que los txikis degustaron sus dulces.

galardonesAyer además, el Coro Parroquial homenajeó a Esther Osés, directora del conjunto desde hace 25 años.

Y por último, un grupo de niños de Peralta que acude a catequesis recibió un rosco de premio después de hacer bien una sopa de letras y un dibujo. Este año los afortunados de 2º de Educación de Primaria fueron Kenay Bunces y Daniel González, mientras que los de 3º fueron Mikel y María Rodríguez, y los de 4º, Daniel Sánchez y Alberto Barcos. Los alumnos de un curso más, Carla Ortega y Alba Falcón, también recibieron su rosco junto a Sergio Martínez y Gorka Ros, estudiantes de 6º de Primaria. Y para acabar, los peralteses de 1º de ESO Alberto Balduz y Leire Chacha también recogieron su regalo después de misa.