Emisión imposible

Adiós calidad de vida, adiós

Por Javier. Arizaleta - Domingo, 5 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

A Samanta Villar la conocerán entre otros por aquel programa 21 días en el que se transformaba y pasaba a convivir día y noche fumando porros, recogiendo chatarra o siguiendo a algún DJ famoso. No paraba de grabarse en todo el día y solía conseguir sus objetivos. Ahora ha sacado un libro basado en su propia experiencia de embarazada que se titula Madre hay más que una. En la promoción del libro dijo que “tener un hijo es perder calidad de vida” y mucha gente se le ha echado encima. Y mira que tiene razón. La realidad nos habla de que la maternidad tiene una parte física agotadora y otra mental que transforma radicalmente la mente. La vida cambia. Otra cosa es que esa calidad unas la acaben encontrando en otras experiencias y otras la anhelen en silencio. Parece que vivimos rodeados de clichés que damos por buenos sin estar seguros de que los sean. Tampoco es que tengas que creer a Samanta Villar, al fin y al cabo es posible que siga su carrera periodística hablando de sí misma. Y no crean, desnudarse delante de tanta gente no tiene que ser fácil. Y es que últimamente parece como que la filosofía y las preguntas retóricas hayan encontrado un huevo en televisión. El viernes en La Sexta Columna se preguntaban: “¿Es posible vivir sin coches?”. Hablaron de las dificultadas para seguir viviendo en lugares donde el aire es irrespirable;donde los atascos se eternizan o donde los peatones se la juegan. Son ciudades que, como algunas madres, han perdido calidad de vida y nadie parece saber cómo recuperarla. Pero ojo con los espectadores de televisión que han ganado en oferta (la televisión digital terrestre de ámbito estatal, autonómico y local cuenta con mil canales). Nadie sabe si ha mejorado la calidad de vida de los espectadores o a directamente tal dispersión puede acabar con la especie humana. O lo mismo evolucionamos y acabamos como hidras de mil cabezas.