Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una docena de pueblos pide entrar a la zona mixta en la ley del euskera

Pertenecen a Tierra Estella, Valdizarbe y Zona Media, en la zona ‘no vascófona’

Han aprobado mociones que exigen al Parlamento y al Gobierno que articulen un cauce para su demanda social y local

Txus Iribarren / Javier Bergasa - Domingo, 5 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Una imagen del reciente Oinez en Viana, también en zona no vascófona.

Una imagen del reciente Oinez en Viana, también en zona no vascófona. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Una imagen del reciente Oinez en Viana, también en zona no vascófona.

Pamplona- Una docena de localidades navarras de la llamada zona no vascófona han solicitado formalmente tanto al Parlamento como al Gobierno de Navarra que den los pasos legales que sean necesarios para ser incluidos en la llamada zona mixta tal y como en 2010 se produjo con otros cuatro municipios previo acuerdo mayoritario en los plenos de cada uno de ellos y una modificación parcial de la Ley del Vascuence para incluirlos en esa nómina a la que pertenecen actualmente 56 localidades. La mayoría de los municipios aspirantes a sumarse a este estatus lingüístico -en la que llevan años por ejemplo Pamplona y su Comarca o los valles de Salazar y Roncal- pertenecen a la zona de la Merindad de Estella (Amescoa Baja, Artazu, Ancín, Abaigar, Cabredo, Cirauqui, Murieta, Mirafuentes, Villatuerta y Zúñiga) aunque también hay importantes municipios de la Zona Media como Aibar-Oibar o Mendigorría. En conjunto suman más de 5.500 habitantes que conseguirían algunos avances como la posibilidad de dirigirse en euskera a sus ayuntamientos una vez que la última modificación temática de la Ley Foral garantizó su derecho a estudiar en el modelo D.

De momento se trata de una serie de mociones que diversos plenos han ido aprobando a lo largo de estos meses. No se descarta que otras localidades sigan sus pasos ya que los acuerdos se remiten a “los pueblos colindantes”, pero tanto el Parlamento como Euskarabidea ya tienen sobre la mesa una docena de peticiones formales muy similares. En ella, tras un repaso histórico a los cambios sociológicos habidos tras la aprobación de la Ley del Vascuence en 1986 que colocaba a su municipio en la llamada zona no vascófona, consideran que al menos es necesario actualizar parcialmente esta norma de manera para adecuarse a la nueva realidad y garantizar que el lugar de residencia no provoque discriminaciones en materia de derechos lingüísticos en clave de fomentar la “convivencia y pluralidad lingüística” . Ven un “valor social en alza” contar con dos lenguas propias que hacen de Navarra “una comunidad más rica y diversa”. “Entendemos -añaden- que el uso y conocimiento del euskera en Navarra es heterogéneo y que por ello se requieren políticas lingüísticas específicas y flexibles, pero esto no debe ser un pretexto para que se produzcan estas situaciones”, indican. Por ello y “mientras se mantenga el criterio de la zonificación lingüística” y como primer paso, instan a las autoridades competentes a dar cobertura legal a la petición de pasar a la “zona mixta” al considerar en la misma moción que “el euskera es lengua propia” en el respectivo municipio. Ahora la pelota está en el tejado parlamentario donde los partidos del cambio tienen mayoría.

mociones

¿Más municipios en lista de espera?

Plenos. El modelo de moción tiene un efecto multiplicador ya que uno de los tres puntos del acuerdo incluye la remisión de la decisión municipal a “otros municipios colindantes”. Esto explica que gran parte de los nuevos solicitantes estén ubicados en el entorno de Tierra Estella, una zona también ha evolucionado bastante desde el punto de vista sociolingüístico en los últimos 30 años y que en ocasiones también muga con la zona mixta y con la CAV, produciéndose situaciones dispares en pocos kilómetros. Pero también en el entorno de Puente la Reina y en la Zona Media hay movimiento, aunque aún no se hayan debatido las mociones a la espera de ver sus efectos.

LFV: hitos y cambios

El origen: de la oficialidad a la zonificación. A diferencia de la CAV o Catalunya, en Navarra se aprobó en 1986 una ley que dividía el territorio en tres zonas: vascófona, mixta y no vascófona. Pero esta ley venía derivada de un artículo del Amejoramiento de 1982, el 9º, que ya anunciaba esta filosofía una vez que los negociadores forales en Madrid dejaran en papel mojadouna resolución previa del Parlamento (1980) de cara a las bases de negociación de la LORAFNA en la que se otorgaba al castellano y al euskera el carácter de lenguas oficiales. Incluso estuvo redactado en un artículo del título preliminar del Amejoramiento. Pero al final tanto este texto legal como la LFV apostaron por la zonificación que el gobierno del PSN plasmó, en un equilibrismo jurídico, en la Ley Foral del Vascuence. El texto ha sufrido tres intentos de modificación y dos cambios parciales. 2010: la entrada de Aranguren, Galar, Noáin y Belascoáin. La LFV sufrió la primera modificación de su historia el 19 de febrero de 2010. Fueron necesarias hasta tres proposiciones de ley para lograr el pequeño cambio ideado por IU. Su intención era más ambiciosa y pretendía la ampliación de la zona mixta a un grupo numeroso de municipios, pero finalmente la propuesta se redujo a cuatro (Aranguren, Galar, Noáin y Belascoáin) para lograr los votos del PSN, necesarios para que saliera adelante.

2015: el modelo D llega a toda Navarra. El Parlamento foral aprobó el 18 de febrero de 2015 con los votos favorables de todos los grupos de la oposición, salvo del PPN, la reforma de la ley del euskera, que obliga al Gobierno de Navarra a ofertar la enseñanza pública en euskera en todas las localidades donde haya demanda. El texto base fue presentado por PSN, I-E y Geroa Bai, al igual que la enmienda incorporada por los primeros, que tuvo el respaldo de UPN.

2017: ¿la segunda ampliación de la zona mixta? El Parlamento deberá estudiar en breve esta nueva propuesta colectiva de los municipios. Los cuatro partidos que apoyan al Gobierno, con su interpretación del acuerdo programático y la mayoría absoluta, tienen la llave. Una opción es alargar la lista del artº 5.