vecinos

Sonidos desde el corazón

La Rondalla Jus la Rocha cumple quince años de existencia continuada
Cuenta con 32 integrantes, con 8 músicos, 11 voces femeninas, 12 masculinas y la dirección de Conchi Andueza

Kepa García Oskar Montero - Domingo, 5 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Los integrantes de la rondalla, en la celebración del pasado 2 de febrero en la capilla de San Fermín, con motivo de la ‘escalera’.

Los integrantes de la rondalla, en la celebración del pasado 2 de febrero en la capilla de San Fermín, con motivo de la ‘escalera’. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Los integrantes de la rondalla, en la celebración del pasado 2 de febrero en la capilla de San Fermín, con motivo de la ‘escalera’.

“Cantar bien no es lo más importante;lo que funciona de verdad es la buena sintonía que tenemos”

pamplona - Los ensayos no siempre son fáciles. Solo una minoría atesora conocimientos musicales, lo que a veces puede retrasar el aprendizaje de nuevas canciones;y algunos, aunque lo intentan de verdad, mantienen serias dificultades para coger el tono correcto. No es lo prioritario que canten bien, al menos en el caso de la Rondalla Jus la Rocha, donde mantienen una fórmula que funciona. Cuando los ensayos se atascan, su directora, Conchi Andueza, suele decirles que hay que cantar con el corazón, no con la garganta, que así el sonido de las canciones puede fluir de forma más natural y armónica.

No parece que les vaya mal, al menos por lo que se refiere a los años que el grupo lleva en activo y a la acogida que reciben sus actuaciones, especialmente en Sanfermines y Navidades, cuando tienen que multiplicarse. Participan en conciertos oficiales, recitales en la calle, actuaciones en residencias de ancianos, donde arrasan, o cuando son reclamados en algún lugar, como les ocurrió hace poco en un municipio de Burgos después de que alguien les hubiera escuchado en una actuación que el grupo improvisó durante una excursión que hicieron a Laguardia en 2016.

La Rondalla Jus la Rocha echó a andar en 2002. Nació como una iniciativa de unos pocos vecinos de la Rochapea aficionados a la música y al canto que decidieron juntarse para fomentar su hobby, sin que a nadie de aquellos primeros integrantes se le pasara por la cabeza imaginarse una existencia tan larga y fructífera.

Quince años después, se mantiene en perfecto estado de conservación y con un nivel musical cada vez más alto según los entendidos. Para su directora no hay una fórmula mágica. Las únicas razones que encuentra para una existencia tan larga son la voluntad de las personas que han ido pasando por la rondalla en estos años y el haber mantenido como código interno la exigencia de una buena dinámica de grupo por encima de otras consideraciones.

Ya pocos de sus integrantes proceden del barrio. La mayoría es de Pamplona y de la Comarca, y los hay que deben desplazarse para los ensayos semanales desde bastante lejos, como el sangüesino Manuel del Toro que toca la bandurria, u otro de los integrantes que reside en Garés.

dos ensayos semanalesSon 32, con edades que oscilan entre 35 y 78 años. Hay once voces femeninas, doce masculinas, 8 músicos y la directora. Ensayan en el civivox Jus la Rocha dos veces por semana, dos horas por día;y disponen de un repertorio que supera las cien canciones. Sobre todo boleros, pasodobles habaneras, rancheras y canciones de la tierra, todo muy del gusto de su público más habitual.

La dinámica que siguen es sencilla. Se entrega a cada miembro de la rondalla la canción que van a interpretar con tiempo suficiente para que la vayan preparando por su cuenta y pasado un tiempo ensayan en grupo hasta que la pieza suena bien.

“Al año participamos en una treintena de actuaciones, sobre todo en verano. En los Sanfermines solemos participar en la misa del día de los mayores y en el concierto del paseo de Sarasate”, comentó ayer su directora.

Durante la entrevista reitera en varias ocasiones la buena dinámica que mantiene el grupo a nivel interno y lo bien que se lo pasan, no solo cantando. “Durante el año tenemos mucha relación. Hacemos unas cuantas excursiones. Creo que eso es lo mejor de este grupo, la gran armonía que hay y lo satisfactorio que nos resulta lo que hacemos”.

De aquellos primeros integrantes de la rondolla solo se han mantenido Elio Rico y Martín Bienes. Conchi Andueza llegó un poco más tarde y no tiene intenciones de dejarlo ahora, que el grupo vive una de sus mejores etapas.

El coro de voces femeninas está compuesto por Juana González Zurbano, Cali Echeverría González, Marlén Alfaro Izquierdo, Sagrario Ibáñez Echeverz, Isabel Rodríguez Mejías, Puri Rodríguez Mejías, Tere Labiano Jusué, Amaia Espinal Sola, Palmira Domínguez de Vidaurreta Aróstegui, Dori Campillo Alonso y María Jesús Alegría Cenoz.

Joaquín García Vicente, Félix Blázquez Muñoz, Ángel Zubiri Jaurrieta, Jacinto Martínez Pascual, Asterio Arrese Celaya, Arturo Perú Arboniés, José Lázaro Ibáñez Compains, José Ramón Arrasate Gonzalvo, Miguel Ángel Vitas Oraa, Luis Acín Raro, Manuel Aceña Extremera y Xabier Gastón Olaberri son las voces masculinas de la rondalla.

Los instrumentistas son Bea Dufur Saragueta (acordeón);Ángel Bienes Illarregui y Martín Bienes Illaregui (laudes), Manuel del Toro Román (bandurria);Fermín Orayen Zabala, Julio Antomas Zaval y Antonio Patricio Franco (guitarras) Y Elio Rico López (bajo).