‘La Indomable’

Tere Sáez Barrao - Parlamentaria de Podemos-Ahal Dugu - Lunes, 6 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

El 6 de febrero fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el Día Internacional de Tolerancia 0 con la Mutilación Genital Femenina. Esta es una práctica cultural nociva reconocida a nivel internacional como una gravísima violación de los derechos humanos de mujeres y niñas. Vulnera el derecho a la salud, a la integridad física, el derecho a no ser sometidas a tratos crueles, inhumanos y degradantes, y a cualquier forma de tortura, además de violar el fundamental derecho a la vida, en los casos en los que la mutilación acabe produciendo la muerte. No hay que olvidar que 200 millones de niñas y mujeres mutiladas en el mundo viven a diario hemorragias, infecciones, infertilidad, complicaciones en el parto y un mayor riesgo de muerte en criaturas recién nacidas.

Esta es una realidad que por motivo de los flujos migratorios se nos ha ido acercando día a día. En Navarra la hemos conocido gracias principalmente a Médicos del Mundo y en particular a Fatima Djarra, La Indomable, que incansablemente nos ha puesto esta cruel situación en la cara dejándonos muy claro que para erradicarla el primer paso es conocer lo que significa su magnitud para hacer esfuerzos encaminados al empoderamiento de las comunidades y poner fin a la mutilación. Por supuesto, además de la implicación de las instituciones para que, desde sus ámbitos, garanticen los derechos de mujeres y niñas.

Mecanismos para actuar en Navarra tenemos. El Protocolo para la Prevención y Actuación ante la Mutilación Genital Femenina (2013) y la Ley Foral 14/2015 de 10 de abril para actuar contra la Violencia hacia las Mujeres en la que queda recogido que la mutilación genital femenina es una de las manifestaciones de violencia contra las mujeres y niñas. Nos queda la persistencia. Y la realización de medidas concretas. En ello está el INAI en colaboración con las entidades.

Y sobre todo, la igualina. O lo que es lo mismo, la educación en igualdad de mujeres y hombres, desde una perspectiva intercultural.

Los Derechos Humanos o son para todas o no lo son.