Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El PP permitirá a sus cargos el voto en conciencia pero solo en materia moral, como el aborto o los úteros de alquiler

Dirigentes populares consideran histórica la medida, que permite romper la disciplina de voto sin sanciones

Lunes, 6 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Mariano Rajoy, en los pasillos del Congreso.

Mariano Rajoy, en los pasillos del Congreso. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Mariano Rajoy, en los pasillos del Congreso.

pamplona- El PP aprobará en su próximo congreso nacional el derecho del voto en conciencia, que permitirá a todos sus cargos representativos, entre ellos los parlamentarios, votar libremente sobre aquellas cuestiones de ética y moral que choquen con sus convicciones “más profundas”. Una decisión para muchos histórica y reclamada en numerosas ocasiones por quienes a lo largo de los años han tenido conflictos morales con su partido y han acabado incluso rompiendo la disciplina de voto, sobre todo en temas como el aborto.

En este momento en el que el PP tiene abiertos numerosos debates previos al congreso, y sigue, por ejemplo, si consensuarse una posición sobre la maternidad subrogada -que cuenta con varias enmiendas a favor y en contra en la ponencia social- el PP logra con esta decisión contentar a unos y otros, que en cuestiones como ésta no tendrán que seguir la disciplina de partido. Acabarán así, previsiblemente, situaciones vividas en numerosas ocasiones en las que parlamentarios díscolos eran sancionados por ausentarse o votar lo contrario que su partido cuando se debatían iniciativas que chocaban con sus principios morales.

La ponencia política y de estatutos que ha coordinado el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maillo, recibió varias enmiendas reclamando este voto en conciencia. Entre los firmantes estaban muchos populares conocidos por sus posiciones más conservadoras contra el aborto, y algunos son también autores de las enmiendas contrarias a la maternidad subrogada.

La enmienda consensuada sobre el voto en conciencia ha sido así acordada, entre otros, con el segoviano Luis Postigo, los exdiputados del Congreso Javier Puente y Eva Durán o el exsenador y exparlamentario autonómico madrileño Luis Peral.

El texto reconoce el derecho al voto en conciencia en aquellas propuestas que “afecten exclusivamente a cuestiones éticas y/o morales” y que “pongan en cuestión sus convicciones más profundas”. Quienes quieran ejercerlo deberán comunicarlo previamente al portavoz del grupo correspondiente. Si hay discrepancias entre el representante y su portavoz sobre si puede o no ejercer el derecho en un caso determinado, las resolverán los comités ejecutivos -nacional o regional, dependiendo de qué representante pida el voto en conciencia- a los que se dota de esta potestad en otra enmienda también consensuada.

El voto en conciencia es un reclamo que han hecho numerosos miembros del PP a lo largo de los años y que por eso subrayan ahora el avance que supone. Como recordó Luis Peral, esta decisión coloca al PP junto a las principales fuerzas de centro-derecha europeas, que ya permitían desde hace mucho tiempo el voto en conciencia.

Peral señaló, además, que este avance impedirá que se repitan situaciones pasadas en las que los parlamentarios o representantes del partido lo pasaron “mal” por tener que acatar la disciplina de voto o romperla y ser sancionados por ello.

En eso coincide con Peral otra veterana dirigente popular que también ha roto la disciplina de voto en numerosas ocasiones, en su caso por tener posiciones más progresistas que las de su partido: Celia Villalobos.

“Ya era hora”, comentó Villalobos al conocer la noticia. La diputada, exministra y exvicepresidenta del Congreso, que ahora preside la Comisión del Pacto de Toledo, no ocultaba su satisfacción por que vaya ser realidad un reclamo que, recuerda, ella lleva muchos años haciendo.

Conocida por sus posiciones más progresistas en cuestiones como el aborto o el matrimonio homosexual, recordó que ella siempre ha pedido en los comités ejecutivos y las reuniones de grupo libertad de voto para aquellas cuestiones que afectan “a la moral privada”.

Sancionada muchas veces -la primera en la época de Aznar, cuando apoyó tres iniciativas de la oposición sobre las parejas de hecho-, celebra que se vaya a acabar con aquellas situaciones duras, incluso “terribles”, en las que el parlamentario se enfrentaba a su grupo defendiendo sus principios. Y antes que Villalobos Jesús López Medel rompió la disciplina popular en una votación sobre la guerra de Irak.

discusiónEl hecho de que Génova haya aceptado el voto en conciencia supone un éxito para muchos, pero siguen abiertos otros debates que no parece que vayan a llegar consensuados al congreso. Es el caso de la maternidad subrogada. Aunque la ponencia social que coordinó el vicesecretario Javier Maroto no aludía a esta cuestión, se convirtió en objeto de discusión al recibir enmiendas a favor o en contra, y varios dirigentes se han posicionado a favor, como los presidentes gallego y madrileña, Alberto Núñez-Feijóo y Cristina Cifuentes.

En el PP han admitido lo complicado que está siendo intentar llegar a un consenso antes del congreso, y no parece que vaya a haberlo. En cualquier caso, se vote lo que se vote, saldrá de este cónclave la primera posición oficial del partido en esta materia. Sí se ha conseguido, no obstante, consensos en muchas otras cuestiones que entrarán en la ponencia social, según comentaron fuentes del PP. Por ejemplo, se va a incorporar una enmienda que considera al niño concebido y no nacido un miembro más de la familia a todos los efectos -como para pedir ayudas- algo que tienen ya legislaciones autonómicas como la gallega.

Ni el PSOE, ni Podemos, ni Ciudadanos contemplan el voto en conciencia en sus estatutos, aunque podemos permite libertad de voto a sus parlamentarios, mientras que el resto de grupos aplican multas. En anteriores legislaturas, CiU permitía libertad de voto o voto en conciencia en asuntos que pudieran afectar a convicciones religiosas o morales. - D.N.