Servicio de Consumo y Arbitraje del Gobierno foral

Guía informativa para las personas afectadas por las cláusulas suelo de las hipotecas

EP - Martes, 7 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 12:04h

Fernández, junto a dos afectados por las denominadas "hipotecas basura"posan ante la Audiencia Provincial.

Fernández, junto a dos afectados por las denominadas "hipotecas basura"posan ante la Audiencia Provincial. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Fernández, junto a dos afectados por las denominadas "hipotecas basura"posan ante la Audiencia Provincial.

PAMPLONA. El Servicio de Consumo y Arbitraje del Gobierno de Navarra ha publicado en www.navarra.es una guía informativa dirigida a las personas afectadas por las cláusulas suelo de las hipotecas, después de que Tribunal de Justicia de la Unión Europea las haya declarado nulas y permita, por lo tanto, reclamar las cantidades pagadas por ellas con independencia de cuándo fueron suscritas.

Además, ofrece su asesoramiento a través de la dirección de correo electrónico infoconsumo@navarra.es, escribiendo como asunto 'Cláusulas suelo', y en su sede de Pamplona, en la calle Amaya, número 2, previa cita llamando a los teléfonos 848 42 77 33 o 848 427 758.

La llamada cláusula suelo de un préstamo hipotecario en compraventa de vivienda a interés variable es una cláusula del contrato que establecía un límite mínimo al interés a aplicar en la cuota aunque el tipo de interés bajase. Es decir, si disminuía el tipo de interés más allá del suelo previsto en un crédito hipotecario, esta bajada no repercutía en la cuota anual que pagaba la persona suscriptora del contrato.

La reclamación de las cantidades pagadas por este concepto se puede realizar ante los tribunales de justicia o ante la entidad de crédito con la que se firmó la hipoteca, que está obligada a habilitar, antes del 21 de febrero, un sistema para atender estas reclamaciones con procedimientos ágiles, según ha explicado el Gobierno foral en una nota.

El Servicio de Consumo y Arbitraje recuerda que las reclamaciones que se presenten ante las entidades de crédito deben ser respondidas en el plazo máximo de tres meses. Además, advierte de que pueden ofrecer una compensación diferente a la cuantía que corresponda, que deberá ser aceptada por el consumidor o consumidora. En cualquier caso, la cuantía que se reciba como fruto de la reclamación deberá ser tributada.