Emisión imposible

Goya y los desahuciados

Por Javier Arizaleta - Martes, 7 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Galería Noticia

Ala gente le gusta criticar las ceremonias de la gala de los Premios Goya. Es una costumbre muy arraigada, igual que en los Sanfermines hubo un tiempo que le gente puntuaba los fuegos artificiales convirtiéndose cada ciudadano en una especie de crítico especialistas en luminosidad, ritmo y sonido de los cohetes. En la gala de los Goya se critica su duración, un aspecto raro porque la misma dinámica de entregar tantos premios no puede sino alargar la ceremonia. Por otra parte, más que un espectáculo televisivo, a lo que se reúnen los cineastas es para premiar los mejores trabajos en cada especialidad. Una reunión de buen rollo que no debería contar con un tiempo limitado. Lo lógico en un acto así es que la entrega durara varias horas más y, si me apuran, hasta un día entero. Pero ahora han decidido que la gente se corte a la hora de las dedicatorias y para ello pusieron una orquesta con director que hacía las funciones de don Cicuta y su “campana y se acabó” en el Un, dos, tres... La gala gusta porque de alguna manera reedita otros acontecimientos de glamour como los Oscar y porque de un tiempo a esta parte, se sabe que los cineastas son gente reivindicativa y molesta para el poder. Bueno, habría que decir que eran porque si nos guiamos por las críticas que se escucharon en la gala del pasado sábado, uno tenía la impresión de que nos los habían cambiado. Tuvo que salir la actriz y cantante Silvia Pérez Cruz, a recoger su Goya a la mejor canción original por Ai, ai, ai, una canción que se puso de rebote en la película porque no había más dinero para pagar otras. Ya ven que precaria es esta industria y qué reparadora de injusticias también. La cantante homenajeó con el Goya en la mano a los desahuciados que les quitan lo que tienen “y lo que no tienen también se lo quitan”. Puestos a recortar la gala yo la hubiera cortado ahí mismo, justo cuando Silvia Pérez concluía su intervención: “es indecente, es indecente, es indecente dejar sin casa a tanta gente”.