Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
OSASUNA la actualidad

Con las botas puestas

Análisis | Osasuna eleva su competitividad pese a seguir reñido con la victoria

Javier Leoné / Mikel Saiz - Martes, 7 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Varios jugadores de Osasuna, durante el entrenamiento matinal de ayer en las instalaciones de Tajonar.

Varios jugadores de Osasuna, durante el entrenamiento matinal de ayer en las instalaciones de Tajonar. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Varios jugadores de Osasuna, durante el entrenamiento matinal de ayer en las instalaciones de Tajonar.

Pamplona- Resulta innegable que a Osasuna no le está yendo bien en su retorno a Primera División, porque acumula un escaso botín de 10 puntos de 63 posibles, porque solo ha ganado un partido liguero de los 21 que ha disputado hasta la fecha y porque por su banquillo ya han desfilado este curso tres entrenadores.

Sin embargo, también resulta incuestionable que el conjunto navarro ha mejorado notablemente sus prestaciones desde que Petar Vasiljevic es su técnico y, aunque los rojillos todavía no conocen el triunfo con el serbio al mando de las operaciones en lo deportivo, lo cierto es que Osasuna ha elevado su nivel de competitividad. Y los datos refrendan este salto cualitativo de un equipo que no consigue ganar, pero que en los cinco duelos con Vasiljevic como preparador ha cosechado tres empates y dos derrotas por la mínima -ante rivales de todos los rangos-, señal inequívoca de que Osasuna está dispuesto a morir con las botas puestas. O tal vez a salvarse, ya que los otros equipos condenados a pelear por la permanencia tampoco están para tirar cohetes, aunque, eso sí, disponen de un mayor margen de maniobra.

“No hay manera. La victoria no llega, aunque en los últimos partidos se está viendo que podemos ganar, perder o empatar”, rescataba Oier Sanjurjo, capitán de Osasuna, al término del partido de este domingo en Anoeta, escenario en el que los rojillos se adelantaron en el marcador (0-1) y, después de que la Real Sociedad remontara el tanto de Kenan Kodro con tres dianas en un cuarto de hora (3-1), demostraron la capacidad de reacción suficiente para recortar distancias (3-2), pero no para nivelar el resultado, aunque sí dispusieron de una clara ocasión para conseguirlo con un zurdazo de Jaime Romero que el meta Rulli desvió al larguero con una intervención providencial.

El resumen del buen partido que completó Osasuna en Anoeta -sobre todo durante los 60 minutos iniciales del duelo- sirve para mantener la ilusión del osasunismo, optimista por naturaleza, aunque no exento de la dosis de realidad que revela que los rojillos se encuentran a ocho puntos de la zona de permanencia cuando ya se ha consumido más de la mitad del campeonato, y sin obviar tampoco los 46 goles que ha encajado el conjunto navarro en 21 partidos -que arrojan una media de 2,19 por encuentro-. Sin embargo, hinchada y jugadores se escudan en el esfuerzo titánico de un equipo al que ahora le toca apelar a una fortaleza mental que va a resultar imprescindible en el intento por mantener abiertas sus posibilidades de seguir en Primera.

Vasiljevic, el mejor inicioDe los tres técnicos que han desfilado este curso por el banquillo de Osasuna, Petar Vasiljevic es quien mejores números presenta atendiendo únicamente a los resultados de la cinco primeras jornadas de cada uno de ellos al frente del bloque nave rojillo, en las que el equipo navarro acumuló dos puntos con Martín (dos empates y tres derrotas), ninguno con Caparrós (cinco derrotas) y tres con el serbio (tres empates y dos derrotas). Una leve mejoría, que se amplia al comprobar la mayor competitividad rojilla en los últimos partidos sin importar la entidad del rival. Y es que Osasuna empató, por ejemplo, en el estadio de un rival directo en la lucha por mantener la categoría (1-1 en Granada), pero también tuteó al segundo clasificado (derrota por 3-4 en El Sadar contra el Sevilla, ahora tercero en la tabla).

En definitiva, que Osasuna no gana, pero tampoco se rinde. Principalmente porque necesita un triunfo para despegar y no renuncia a nada. Ni siquiera contra el líder, un Real Madrid que visita el sábado Pamplona y ante el que, en el peor de los casos, promete morir con las botas puestas.

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »